La larga lista de presidenciables

Conforme se acercan las elecciones del 2018 y diversos actores políticos hacen públicas su aspiraciones de llegar a la silla presidencial, para la ciudadanía hay menos opciones para elegir a un candidato ideal, y aunque al final se vaya por el o la “menos peor”, hasta este momento no hay una alternativa viable que pueda dirigir al país a un camino próspero, que mejore las condiciones de vida de los miles de mexicanos que se encuentran en pobreza extrema. Se ha perdido la confianza en los gobernantes y se olvida que no solo la figura presidencial importa, sino también el tipo de personas que rodean a los presidentes y a los presidenciables, y quiénes conforman sus equipos.

Andrés Manuel López Obrador, el santón “izquierdista” hipócrita que vende las franquicias de su partido al mejor postor y protege a sus pillos cínicamente.
Andrés Manuel López Obrador, el santón “izquierdista” hipócrita que vende las franquicias de su partido al mejor postor y protege a sus pillos cínicamente.

En el caso de López Obrador, que se ha convertido ya en el eterno candidato presidencial, éste no está eligiendo bien a sus colaboradores pues se está rodeando de lo que han desechado otros partidos, incluido el PRI, que poco ha tenido que ofrecer a la población; eso y los graves actos de corrupción que se han dado a conocer de destacados morenistas lo colocan lejos de ser una opción, aunque algunos mencionan que Morena es el único partido que falta por probar, pues todos los demás, el PRI y el PAN principalmente, ya han mostrado su verdadero interés, que es el de llenar sus bolsillos sin importarles para nada las condiciones en las que vive la mayoría de los mexicanos.

Es indudable que Margarita Zavala forma parte del amasiato político que desde hace más de una década tienen Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.
Es indudable que Margarita Zavala forma parte del amasiato político que desde hace más de una década tienen Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Y qué decir de Margarita Zavala, quien renunció a su partido porque no se le tomó en cuenta y por eso será candidata “independiente” a la presidencia de la República, y aunque ya no forma parte del PAN, no se le puede ver separada de su esposo y los actos que cometieron cuando estuvieron en el poder representando a este partido. Cómo confiar en ella y cómo olvidar “los daños colaterales”, como Felipe Calderón le llamó a las muertes provocadas por su “guerra contra el narcotráfico”, ese combate infructífero y sesgado al crimen organizado que dejó más de cien mil muertos y otros miles de desaparecidos.

Fuertemente cuestionado por el controversial papel que desempeñó como gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle también está entre los presidenciables.
Fuertemente cuestionado por el controversial papel que desempeñó como gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle también está entre los presidenciables.

En relación a Margarita Zavala, no se puede dejar a un lado el amasiato político de su esposo Felipe Calderón con el presidente Peña Nieto, que comenzó en el año 2006 cuando éste, como gobernador mexiquense, le procuró a Calderón 200 mil votos priístas para que pudiera vencer al santón “izquierdista” Andrés Manuel López Obrador; seis años después, en el 2012, Calderón le devolvería el favor a Peña Nieto traicionando a su partido para que la campaña de Josefina Vázquez Mota se derrumbara y el mexiquense llegara tranquilamente a la presidencia, como así lo denunció el periodista Álvaro Delgado en su magistral libro titulado El amasiato.

Ahora, todos pudimos constatar que ese amasiato se quería prolongar con la imposición de Margarita Zavala como candidata del PAN a la presidencia, pero las cosas no les resultaron tan bien a la triada Calderón-Peña-Zavala.

José Antonio Meade, dos sexenios como secretario de Hacienda provocando que los bolsillos de los contribuyentes cada día tengan menos dinero.
José Antonio Meade, dos sexenios como secretario de Hacienda provocando que los bolsillos de los contribuyentes cada día tengan menos dinero.

Aunque en el PRI aún está por decidirse quién será el elegido como candidato presidencial, todo parece indicar que el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, será el ungido. Meade no cuenta con un historial político positivo que lo respalde, pues si se toma en cuenta su desempeño ante la dependencia de la que ha sido titular durante dos sexenios (el de Calderón y este de Peña Nieto), tendría muy pocas posibilidades ya que ha sido uno de los principales responsables de la debacle económica del país y aún no ha podido explicar los “beneficios” de sus tan defendidas reformas hacendaria y energética que solo han provocado más miseria y gasolinazos, pero igual desea llevar la banda presidencial.

Ahora, con la opción que presenta el INE para que por primera vez se puedan inscribir candidatos independientes para la presidencia con tan sólo reunir poco más de 866 mil firmas ciudadanas de al menos 17 entidades, muchos han levantado la mano sin reflexionar ni un segundo si efectivamente serán respaldados por semejante número de electores. Como ejemplo de este absurdo está el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, alias “El Bronco”, quien pecando de soberbia y de esa vulgaridad que lo caracteriza piensa que la población es ignorante declarando ante los medios de comunicación que su candidatura estará financiada “por su cosecha de nuez y las aportaciones que le hagan llegar sus amigos”, pues afirma que no recibirá recursos públicos, olvidando que si algo se ha ganado en el corto tiempo que lleva como mandatario estatal es el repudio de la mayoría de los regiomontanos, que entre broma y en serio comentan en las redes sociales y en pláticas de café que con gusto firmarían para que “El Bronco” se vaya de candidato independiente a la presidencia, pero con el deseo de que pierda y ya no regrese nunca a gobernar Nuevo León.

Jaime Rodríguez, “El Bronco”, ahora candidato independiente a la presidencia, resultó una verdadera decepción como gobernador de Nuevo León por su incongruencia política, actos de corrupción de sus colaboradores cercanos y su comportamiento vulgar.
Jaime Rodríguez, “El Bronco”, ahora candidato independiente a la presidencia, resultó una verdadera decepción como gobernador de Nuevo León por su incongruencia política, actos de corrupción de sus colaboradores cercanos y su comportamiento vulgar.

Muchos otros ciudadanos han mostrado su pretensión para ser candidatos independientes a la presidencia de la República, pero para su desgracia no cuentan con preparación política ni pertenecen a tales o cuales grupos mafiosos como para realizar costosas campañas que les produzcan un número considerable de votos, como “Marichuy”, la mujer indígena que representa al EZLN y se suma a la lista de más de 20 candidatos independientes registrados para aspirar a ocupar la residencia oficial de Los Pinos, entre los que se encuentran un ex astronauta, un periodista, ex senadores y activistas sociales.

Por su objetividad y lucidez política Brozo sería la mejor opción como candidato independiente a la presidencia de la República.
Por su objetividad y lucidez política Brozo sería la mejor opción como candidato independiente a la presidencia de la República.

Sin duda alguna no deja de ser positivo que en este proceso electoral de 2018 haya mucho más candidatos independientes, aunque buena parte de ellos no lo sea tanto, pero no deja de significar un paso más para seguir quitándole a la clase política espacios de poder y en un futuro no tan lejano prescindir de esas bandas hamponeriles que componen la partidocracia corrupta y dicen luchar para beneficiarnos, cuando en realidad lo único que hacen es engordar sus cuentas bancarias haciendo jugosos negocios personales con recursos públicos y aliándose con el crimen organizado para obtener otro tipo de ganancias, matando si es preciso a quien amenace sus proyectos deleznables. Por eso es alentador que cada día más y más ciudadanos sepan a través de las redes sociales lo que realmente está sucediendo en nuestro país y tomen conciencia para cambiar las cosas.

COMPARTIR