FEUD, los mismos porros de siempre

    Fernando Miranda Servín.

    Es en las universidades donde debería de practicarse de manera impecable el arte de la política, la ética y la moralidad, pero en la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED) parece ser que las materias que exponen estos planteamientos no se imparten o determinados alumnos no entran a estas clases. Y lo peor de todo es que los alumnos que trastocan esos principios tan elementales para la convivencia social son aquellos que deberían respetar y defender los derechos de sus compañeros estudiantes.

    Rodolfo Alonso Vidales, alias El Rodo, antes fiel a los intereses priístas, ahora ya está alineado al gobierno “del cambio” para favorecer al candidato Favián García Arrieta.

    Lo anterior viene a colación luego de conocerse las triquiñuelas que hicieron quien todavía es el presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios del Estado de Durango (FEUD), Rodolfo Alonso Vidales, alias “El Rodo”, y Alejandro Madera, encargado de la “Comisión electoral” de esta federación estudiantil que desde su fundación se ha caracterizado por servir a intereses muy particulares de grupos políticos afines a los gobiernos priístas, más no a los estudiantes.

    Es muy lamentable que este par de “representantes estudiantiles”, el pasado 5 de octubre, un día antes del registro de candidatos a la presidencia de la FEUD, a capricho hayan cambiado los requisitos para obtener dicho registro con el único objetivo de perjudicar a un estudiante que les podía representar una competencia real.

    “Un día antes del registro, Rodolfo Vidales y Alejandro Madera modificaron los requisitos para impedir que Samuel Nadab Hernández Fernández se registrara como candidato”, refieren alumnos de la UJED que solicitan el anonimato por temor a sufrir represalias de estos dirigentes porriles.

    Samuel Nadab Hernández Fernández, de manera ruin fue dejado fuera de la contienda electoral por el dirigente porril Rodolfo Alonso Vidales, alias “El Rodo”.

    Las prohibiciones que estos “representantes estudiantiles” impusieron para dejar fuera de la contienda electoral al estudiante de la facultad de Derecho y Ciencias Políticas, Samuel Nadab Hernández, dan risa, pero no por eso dejan de ser preocupantes ya que precisamente esta casa de estudios, la UJED, es uno de los lugares en donde se supone que la juventud comienza a practicar esas virtudes que comentamos al principio de esta entrega: el arte de la política, la ética y moralidad.

    La aberración estudiantil, o más bien porril, reza que no tiene derecho a inscribirse como candidato a presidente de la FEUD “quien haya atentado de manera verbal o física en contra de los principios y/o miembros de la FEUD, y tampoco los alumnos que cursen el primero, segundo y último semestre”.

    Así, la redacción deleznable se ajusta como anillo al dedo al alumno Samuel Nadab, quien es conocido en la UJED por las críticas ácidas que ha hecho a los últimos presidentes de la FEUD y, coincidentemente, cursa el último semestre de su carrera y pretende ingresar a una nueva licenciatura.

    ¿Qué clase de federación “estudiantil” es la FEUD, que impide a los alumnos de la UJED ejercer su derecho a la libertad de expresión al mismo tiempo que los discrimina de esta manera tan ruin?

    ¿Qué legitimidad tendrá el próximo presidente de esta organización que elija la comunidad estudiantil de esta universidad?

    Otro requisito que los “representantes estudiantiles” de la FEUD imponen a los alumnos que aspiran a presidirlos también no deja de ser ignominioso por tratarse de estudiantes que no cuentan con recursos propios para subsistir ya que en su mayoría dependen de sus padres, y es el de entregar a esta federación 8 proyectores que cuestan más de 7 mil pesos cada uno, es decir, la friolera de 56 mil pesos en total.

    Así las cosas, ha resultado grotesco ver a los principales candidatos a presidir la FEUD haciendo gala de recursos regalando todo tipo de objetos a los alumnos de las escuelas y facultades para ganarse sus votos. Y en este penoso entuerto no hay tope de gastos de campaña por lo que la ostentosidad ha sido más que evidente en la entrega de miles de playeras, plumas, lápices, carpetas, juegos mecánicos y grandes comelitones que por lo menos dos de estos candidatos han dilapidado en sus campañas electorales.

    ¿De dónde sale tanto recurso, que en los hechos asciende a varios cientos de miles de pesos?

    Es obvio que el dinero les llega precisamente de esos grupos políticos corruptos que desde este momento echan a perder a buena parte de nuestros estudiantes involucrándolos en este tipo de actividades sucias en las que, repito, los únicos beneficiados son unos cuantos alumnos malogrados socialmente y unos cuantos políticos manipuladores, más no la mayoría de los estudiantes a quienes estos presidentes de la FEUD jamás han defendido pues hasta el momento no se sabe que “El Rodo”, “El Champy”, “El Chuy Cabrales” o algún otro presidente de la FEUD haya logrado disminuir el costo de las inscripciones o que se sancione severamente a aquellos profesores neurasténicos que maltratan a los alumnos, acosan sexualmente o seducen a sus compañeras. Tampoco se sabe que estos dirigentes estudiantiles apoyen a sus compañeros de mayores promedios y escasos recursos para que consigan buenas becas o empleos, y mucho menos se les ha visto defendiendo los intereses académicos, culturales y económicos de sus compañeros estudiantes, como lo establecen sus estatutos. ¿Realmente tiene utilidad social la FEUD?

    Edgar Urbina, agresor de profesores y prepotente porro que participó muy activamente en la violación de la autonomía de la UJED en 2010, a sus 33 años quiere representar a los jóvenes estudiantes de la UJED.

    Hoy, los principales contendientes para presidir esta polémica organización estudiantil son: Edgar Urbina, representante de la planilla Somos UJED, estudiante de 33 años de edad que cursa su tercera carrera en la UJED, es decir, un fósil que desde hace 17 años “estudia” en la UJED y ha estado incrustado en la FEUD ocupando varios cargos. Edgar Urbina está ampliamente relacionado con el grupo político priísta que gobernó esta entidad el sexenio pasado e impuso al actual rector y a la mayoría de los directores de las escuelas y facultades de esta casa de estudios. Junto con “El Chuy Cabrales”, Edgar Urbina fue uno de los dirigentes porriles de la FEUD que participaron activamente en la violación de la autonomía de la UJED en septiembre de 2010.

    Luis Soto, alias “El Tío”, con 37 años de edad debería de estar en las grandes ligas de la política duranguense, pero el señor quiere ser dirigente estudiantil.

    Luis Soto, alias “El Tío”, ex presidente de la Sociedad de Alumnos de la FECA, es otro de los “estudiantes” fósiles que aspira a presidir la FEUD cursando su segunda carrera con 37 años de edad a cuestas. Luis Soto encabeza la planilla Acción Universitaria cuando debería de tener ya un trabajo estable y estar al pendiente de su familia, como cualquier otro profesionista responsable. Luis Soto también está relacionado con el grupo priísta que gobernó Durango el sexenio pasado.

    Si estos dos candidatos, Edgar Urbina y Luis Soto, se hubieran dedicado a ejercer la política fuera del ámbito estudiantil ya desde hace varios años hubieran podido ser diputados o senadores, pero estos señores siguen aferrados a ser dirigentes de la FEUD. Alguien debe de decirles que ya se dediquen a otra cosa.

    Favián García Arrieta, todo el apoyo del gobierno “del cambio”, que supuestamente prometió respetar la autonomía de los universitarios.

    Ricardo Favián García Arrieta, es otro de los candidatos a presidente de la FEUD representando a la planilla Orgullosamente Universitario, cursa su segunda carrera con 28 años de edad. Ricardo Favián García Arrieta también ha ocupado cargos dentro de la FEUD y participó activamente en la campaña de la coalición PAN-PRD que obtuvo la gubernatura y la presidencia municipal de Durango, por lo que se le identifica con este grupo de poder. García Arrieta, como los anteriores candidatos arriba citados, ha hecho gala de recursos obsequiando miles de playeras a los alumnos de la UJED, así como costosas tarjetas especiales de descuentos en casas comerciales y concurridos comelitones, contradiciendo las políticas de no intromisión y supuestamente austeras de los gobiernos “del cambio” en Durango.

    Luis Gerardo Vallejo Ávila, el único candidato que no tiene apoyo de ninguna mafia partidista o gubernamental.

    Luis Gerardo Vallejo Ávila es otro de los contendientes, con 21 años de edad cursa el cuarto semestre en la facultad de Derecho y Ciencias Políticas. Luis Gerardo Vallejo representa a la planilla Soy raza y es el menos agraciado de los participantes en esta contienda estudiantil pues no pertenece ni lo apoya ningún grupo político y, al decir de los alumnos de la UJED, “a duras penas pudo conseguir los 8 proyectores que los dirigentes de la FEUD exigieron como requisito para registrarse”, por lo que es casi imposible que tenga alguna posibilidad de ganar la presidencia de la FEUD ante las logísticas mafiosas que respaldan a sus contrincantes.

    En este contexto, y de acuerdo a los antecedentes nefastos de los candidatos que tienen más posibilidades de “ganar” o comprar la presidencia de la FEUD, todo parece indicar que en esta organización estudiantil habrá más de lo mismo… los mismos porros de siempre pero con distintos cargos y afiliaciones partidistas.

    Este es pues el panorama que se presenta en la UJED, y serán los estudiantes de la máxima casa de estudios de Durango los que tendrán la última palabra el próximo 9 de noviembre, día en que acudirán a las urnas a emitir sus votos para elegir a su nuevo presidente de la FEUD.

    COMPARTIR