Secretario de Educación ciego, sordo y mudo

    Fernando Miranda Servín.

    Recientemente, el secretario de Educación del gobierno del estado de Durango, C.P. Rubén Calderón Luján, declaró a los medios de comunicación locales que no estaba en sus manos resolver el problema de los nueve profesores a los que desde hace más de un año y medio les tiene retenidos sus sueldos por haberse negado a realizar los exámenes de evaluación del Servicio Profesional Docente, que les exige la reforma educativa. “Ya hablamos con ellos y se siguen negando a hacer sus exámenes de evaluación y a subir evidencias a la plataforma, aquí en Durango ya no podemos hacer nada por ellos, esa decisión (sobre si son destituidos o no) ya depende de la Secretaría de Educación Pública”, dijo.

    Hoy, Rubén Calderón Luján también se niega a resolver el problema de una profesora que, a diferencia de sus nueve compañeros, ha presentado todos los exámenes de evaluación obteniendo resultados de excelencia.

    PÁG. 5 (1). C.P. Rubén Calderón Luján, secretario de Educación del estado de Durango, más preocupado por atender asuntos políticos ajenos a su cargo, ignora las denuncias que profes
    C.P. Rubén Calderón Luján, secretario de Educación del estado de Durango, ignora las denuncias que profesores y ciudadanía hacen casi todos los días en los medios de comunicación locales pues está más preocupado por atender asuntos políticos ajenos a su cargo.

    La historia de la Profra. Flor Angélica Arreola Alcántar como sociedad debe de indignarnos ya que en cualquier otro sistema de gobierno regido por un verdadero Estado de derecho varios funcionarios ya deberían de haber sido despedidos y otros inclusive encarcelados por los atropellos que le han hecho a esta docente, pero aquí en México, específicamente en Durango y en pleno gobierno “del cambio”, no pasa absolutamente nada.

    El calvario laboral de la Profra. Flor Angélica Arreola comenzó en septiembre de 2013 en la escuela secundaria Jaime Torres Bodet, en donde laboraba. “No quise formar parte de un movimiento para cerrar la escuela con el objetivo de destituir al director en turno”, comenta.

    Y a partir de este momento la entonces delegada sindical, Profra. Teresa Soto Hernández, actual secretaria de Trabajo y Conflictos de Secundaria General de la Sección 12 del SNTE, en contubernio con quien quedó como director de este plantel, el Profr. Héctor Carrera, comenzaron a realizar un intenso hostigamiento laboral en contra de la profesora Flor Angélica Arreola Alcántar.

    “La Profra. Flor Angélica Arreola comenzó a ser objeto de todo tipo de agresiones por parte de la ex delegada sindical Teresa Soto y del nuevo director de la secundaria, Profr. Héctor Carrera, como represalia por no haber querido participar en el cierre de la escuela para sacar al anterior director”, refieren compañeros profesores de Flor Angélica Arreola.

    Pero el asunto no quedó ahí pues este par de servidores públicos llevaron el hostigamiento laboral a otro nivel más alto impidiendo que la Profra. Flor Angélica Arreola siguiera dando sus clases de Español poniéndola a disponibilidad de manera injustificada.

    “Acudí a la Unidad de Equidad de Género de la secretaría de Educación y el 27 de julio de 2016, luego de tres años de estar a disponibilidad sin desempeñar ninguna actividad, obtuve un veredicto a mi favor para ser reinstalada en mi lugar de trabajo, pero me mandaron a otro plantel por lo que perdí los beneficios a los que tenía derecho, como incrementos salariales, promociones y el medio tiempo que me correspondía”, manifiesta la profesora agraviada.

    “A la fecha he presentado alrededor de cien escritos al actual secretario de Educación, C.P. Rubén Calderón Luján, para que conozca mi problemática y resuelva mi situación, pero no me ha contestado ni uno solo de ellos”, expone la Profra. Arreola Alcántar, y continúa con su denuncia:

    “Lo que estoy solicitando es que se me restituyan esos derechos que perdí por las represalias de que fui objeto. He presentado todos los exámenes en el Instituto Nacional de Evaluación Educativa y he obtenido los máximos resultados de aprobación desde el año 2010”.

    En octubre de 2016, a la Profra. Arreola Alcántar le fue negado de manera ilegal el derecho a ingresar al Proceso de Evaluación del Desempeño Docente.

    “El 10 de octubre de 2016, el subsecretario de Educación, Lic. Elpidio Rivas Jurado, hizo un acta circunstanciada apócrifa en complicidad con el Jefe de Control Interno de la SEP, C.P. Juan Carlos Lazalde Casas, quien firmó dicha acta actuando como juez y parte, en la que supuestamente yo me negaba a ingresar al Proceso de Evaluación del Desempeño Docente ‘por haber participado en el Proceso de Evaluación para el Ingreso Ciclos Escolares 2014-2015 y/o 2015-2016 del Servicio Profesional Docente en el INEE’, cosa que yo jamás declaré ante este funcionario”, denuncia la Profra. Flor Angélica Arreola.

    Así las cosas, el 5 de julio de este año 2017 la Profra. Arreola Alcántar fue despojada de su derecho a conservar la plaza de 19 horas que se había ganado por los resultados obtenidos en las evaluaciones educativas, quedándose solamente con su plaza original.

    La Profra. Arreola presentó su demanda laboral ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje por el atropello que sufrió al ser despojada de su plaza de 19 horas obteniendo el laudo a su favor, por lo que le deben sueldos caídos que ascienden a más de 100 mil pesos.

    La Profra. Arreola Alcántar manifiesta: “Al ser puesta a disponibilidad injustificadamente en el año 2013, perdí mis beneficios, como incrementos salariales, promociones y el medio tiempo, aparte de que estoy vetada pues no me dan interinatos”.

    Por las razones anteriores, la Profra. Flor Angélica Arreola Alcántar ha presentado denuncias por hostigamiento laboral y daño moral social en contra de los servidores públicos que la han afectado, como el director de la secundaria Jaime Torres Bodet, Profr. Héctor Carrera; la ex delegada sindical, Profra. Teresa Soto Hernández, actual secretaria de Trabajo y Conflictos de Secundaria General de la Sección 12 del SNTE; el Jefe de Control Interno de la SEP, C.P. Juan Carlos Lazalde Casas, y el subsecretario de Educación, Lic. Elpidio Rivas Jurado, ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos del estado de Durango, en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, y en la Fiscalía General de Durango por las amenazas cumplidas que recibió de estos servidores públicos.

    También, la Profesora Arreola ha pedido al gobernador José Rosas Aispuro Torres intervenir en su caso, y ha enviado un centenar de escritos al secretario de Educación, C.P. Rubén Calderón Luján, y ninguna de estas instancias ha resuelto su problema.

    Es por demás decir que también ha acudido con el secretario general de la sección 12 del SNTE, Profr. Ricardo Rentería Medina, quien, por supuesto, la ha ignorado y ha protegido a capa y espada a su secretaria de Trabajo y Conflictos de Secundaria General, Profra. Teresa Soto.

    PÁG. 5 (2). Profr. Ricardo Rentería Medina, secretario general de la sección 12 del SNTE, líder ornamental que no protege a sus agremiados de las injusticias de las que son objeto.
    Profr. Ricardo Rentería Medina, secretario general de la sección 12 del SNTE, líder ornamental que no protege a sus agremiados de las injusticias de las que son objeto.

    En este contexto, es preciso mencionar la marcada omisión del secretario de Educación estatal, C.P. Rubén Calderón Luján, quien se ha negado a ver, oír y hablar con la Profra. Flor Angélica Arreola para resolverle su problema, así como también ignora la infinidad de quejas que frecuentemente hace la ciudadanía duranguense en los medios de comunicación locales denunciando las graves anomalías que suceden en no pocos planteles pertenecientes a la institución que dirige. ¿Para esto le pagamos los contribuyentes el generoso sueldo que gana este alto funcionario del gobierno “del cambio”?

    COMPARTIR