Persecuciones, hostigamientos sexuales y corruptelas en DIF Durango

    Fernando Miranda Servín.

    Parece ser que las anomalías y corruptelas no tienen para cuando acabar en el Sistema de Desarrollo Integral de la Familia del gobierno del estado de Durango. Ahora, representantes de colonias se quejan del titular de la Subdirección General Operativa, Humberto Ávila Granados, porque no realiza con eficacia su trabajo: “con frecuencia no entrega las despensas en tiempo y forma ocasionándonos problemas”, denuncian.

    De la misma manera, empleados del DIF Durango que solicitan el anonimato por temor a ser despedidos, refieren que este mismo servidor público “hace uso de las cuotas de las despensas para pagar los viáticos de los choferes que las reparten”.

    Así, grandes cantidades de dinero que la ciudadanía de escasos recursos paga por recibir las despensas del DIF son utilizadas por este funcionario para solventar los gastos de los choferes que hacen sus repartos en los municipios del estado, en complicidad con la directora de Servicios Administrativos, C.P. Araceli Rodríguez Moreno y, en el colmo, cuando los choferes presentan sus gastos de viáticos este par de vivales se niegan a reconocer la totalidad de los montos.

    2.- En el DIF Durango los vales de gasolina son usados para abastecer vehículos particulares de directivos y sus familiares. Quién...
    En el DIF Durango los vales de gasolina son usados para abastecer vehículos particulares de directivos y sus familiares. ¿Quién audita a esta institución?

    En el DIF Durango los despidos injustificados están a la orden del día con la participación directa de este subdirector general Operativo, Humberto Ávila Granados, el Jefe del Departamento de Personal, Julio César Ortiz Gómez, y el director de Recursos Humanos, Ricardo Francisco Favila León quienes, según denuncias que empleados del DIF hacen a este medio informativo, “buscan cualquier pretexto para despedirnos, sobre todo a quienes estamos a punto de ser sindicalizados; esto, para quedarse con las plazas y beneficiar a familiares y amigos, o beneficiarse ellos mismos y algunos directivos unificando las plazas de los trabajadores despedidos y adjudicándoselas para aumentarse el sueldo”, manifiestan.

    Este atropello laboral se da con la complicidad de la lideresa del Sindicato de los Tres Poderes, Carmen Villalobos, quien, desde el inicio de este sexenio, se ha mostrado extremadamente complaciente haciendo caso omiso a los reclamos de los trabajadores ante los abusos que cotidianamente comete el gobierno “del cambio”.

    En este mismo contexto, empleados de esta dependencia manifiestan que a raíz de las denuncias publicadas por este medio de comunicación en contra de algunos funcionarios del DIF, varios de sus compañeros han sido despedidos injustificadamente:

    “a algunos los han despedido por compartir en las redes sociales como Facebook y Twitter las notas que ha publicado el periódico razacero”, manifiestan.

    A otros, específicamente empleadas, les ha ido peor pues el subdirector general Operativo, Humberto Ávila Granados, comienza hostigándolas sexualmente, y a tal grado llega el hostigamiento sexual que este funcionario de marras ejerce sobre sus víctimas que inclusive las busca en sus domicilios particulares para acosarlas. Al no obtener lo que pretende, Humberto Ávila Granados emprende una agresiva persecución laboral reportando a las empleadas por ser “indisciplinadas” e “impuntuales”, además de acusarlas de proporcionar información a este medio de comunicación.

    Así, dando palos de ciego, este “servidor público” y el director de Recursos Humanos, Ricardo Francisco Favila León, ya han despedido a trabajadores por compartir en las redes sociales las notas de este medio informativo y a varias empleadas acusándolas de ser nuestras fuentes por no ceder a las bajas pretensiones del subdirector general Operativo, Humberto Ávila Granados, quien ante los empleados de esta institución presume de ser hijo putativo de la directora del DIF estatal, Dra. Rocío Azucena Manzano Chaidez.

    1.- Dra. Rocío Azucena Manzano Chaidez, directora del DIF Durango, graves los latrocinios que comete su hijo putativo Humberto Ávila Granados.
    Rocío Azucena Manzano Chaidez, directora del DIF Durango, graves los latrocinios que comete su hijo putativo Humberto Ávila Granados.

    Por nuestra parte, esta casa editorial ha decidido ofrecer asesoría legal a los trabajadores que han sido despedidos injustificadamente por compartir en las redes sociales nuestras notas y a los que han sido acusados falsamente de ser nuestras fuentes, así como a las empleadas que han sido hostigadas sexual y laboralmente por el subdirector general Operativo, Humberto Ávila Granados, para que presenten sus demandas y denuncias ante las instancias correspondientes.

    COMPARTIR