¿Vellos abajo o abajo los vellos?

Si pensabas que eso era solo cosa de mujeres déjame decirte que ¡estas muy equivocado! Rasurarse el vello se ha convertido en una moda sexy para muchos hombres, pero se necesita un poco de delicadeza para hacerlo bien. El proceso es casi el mismo sin importar si eres hombre o mujer, solo hay que rasurar el vello y evitar la irritación.

Toma nota y deja esa zona sin un solo pelo…

¿Sabías que hoy en día el hecho de depilar la zona genital se ha convertido en algo más cotidiano en los hombres? Pues sí, y es que, como bien menciona el portal Cómo hacer para, en pleno siglo XXI son muchos los varones que deciden depilarse diferentes partes de su cuerpo, entre ellas los genitales. Bien sea por higiene, salud o por estética, esta práctica está a la orden del día.

PÁG. 7 (1).

Entre las ventajas de una depilación del vello genital están el aumento de la higiene, la comodidad y la estética. Para los hombres la eliminación del vello ayuda a que el pene parezca más grande, además de incrementar su atractivo sexual.

Existen diversas técnicas para poder depilar esa zona tan sensible, entre las que destacan:

Depilación genital masculina con cera: Este método ayuda a retrasar el crecimiento del vello además de dejar la piel más suave, pero también tiene varios inconvenientes. Y es que la cera no es apta para usar en las zonas excesivamente sensibles, como el escroto, el pubis y la zona cercana al ano.

Depilación púbica con cremas especiales: Es un método rápido, apenas duele y el vello tarda más en salir. Pero habitualmente, la piel se irrita con mucha facilidad.

Afeitar zona genital masculina: Un método fácil, rápido y accesible para cualquiera. Pero debes tener cuidado de no cortar la piel o llegarla a irritar.

Estos son una serie de consejos para poder afeitar la zona de la manera más rápida y sencilla, pero eso sí, sin dejar de lado la sensibilidad y cuidado de los genitales masculinos, así que toma nota:

1.- Comienza recortando al máximo el pelo de la zona, puedes hacerlo con tijeras o una máquina eléctrica para barba; en cuanto se encuentre lo más corto posible, es momento de entrar en la regadera, ya que la depilación no puede hacerse en seco.

2.- Antes de afeitarte, aplica un exfoliante suave excepto en la zona del escroto y el pene para evitar la irritación. El uso de éste te ayudará a eliminar la piel muerta y dejará una superficie lisa después de afeitar el vello púbico. Debes tener mucho cuidado porque la piel del pene y el escroto es muy sensible. Enjuaga y aplica un aceite suave para facilitar el afeitado del vello.

3.- El afeitado del escroto puede ser difícil y debe ser ejecutado de manera lenta para evitar las lesiones o cortes. Aplica una ligera capa de crema de afeitar en la zona y con la otra mano estira la piel con el dedo índice y el pulgar para que esté más tensa. La piel suelta es muy difícil de afeitar, por lo que tensarla será más seguro.

4.- Para rasurar la bolsa testicular debes estirar la piel como lo haces en el rostro, con cuidado hacia arriba y luego hacia abajo. Lo mismo en la base del pene y alrededores, y debajo de los testículos y hacia el ano.

5.- Para afeitarte el vello genital, puedes hacerlo directamente en la ducha. Con agua caliente, aplica en la zona del pubis la crema de afeitar. Afeita en la dirección del crecimiento del vello para reducir al mínimo los pelos enconados y enjuaga la cuchilla entre pasada y pasada.

Con estos consejos y con la práctica harás que el depilado de la zona sea cada vez más fácil y sencillo.

COMPARTIR