¿Misterio descubierto? Cuál es el propósito del orgasmo femenino

Científicos de la Universidad de Yale revelaron las causas evolutivas que produjeron el clímax en las mujeres

¿Cuál es la función del orgasmo femenino? La pregunta fue uno de los mayores misterios de la sexualidad humana durante siglos. Y es que, si bien en el hombre el orgasmo está directamente relacionado con la transferencia de esperma, en las mujeres no solo no es necesario para la concepción sino que además no necesariamente es experimentado en cada acto sexual.

Para poner un fin al debate, investigadores de la Universidad de Yale y del Hospital de Niños de Cincinnati, en Estados Unidos, estudiaron a fondo la respuesta orgásmica femenina y llegaron a la conclusión de que la sensación de euforia es en realidad un vestigio del pasado evolutivo humano, y que el secreto de su propósito está en la ovulación.

Image result for orgasm

¿Por qué? En algún punto del desarrollo de la sexualidad femenina, las fuertes descargas hormonales -como la prolactina y la oxitocina- que se producen fueron necesarias para que la mujer ovulara, por lo tanto eran necesarias en el proceso reproductivo.

Los investigadores afirman que la ovulación inducida habría surgido hace unos 75 millones de años para luego dar lugar a la ovulación espontánea. Sin embargo, las mujeres siguen teniendo orgasmos y, hasta el momento, es simplemente un vestigio de ese pasado ancestral.

Günter Wagner, profesor de Ecología y Biología Evolutiva en Yale, es uno de los autores principales del estudio, y explicó: “Investigaciones anteriores se enfocaron en la biología humana, pero nunca en la evolución de una determinada característica en diferentes especies”. Es por eso que en esta ocasión los científicos se centraron en estudiar el proceso evolutivo del orgasmo y su liberación hormonal en diferentes especies.

Según Mihaela Pavlicev, parte del Hospital de Niños de Cincinnati y coautora del estudio publicado en la revista JEZ, Molecular and Developmental Evolution, las características homólogas -entre dos especies del mismo origen evolutivo- “suelen ser muy difíciles de rastrear”.

Si bien en muchos mamíferos, como gatos o conejos, esta descarga hormonal ocurre durante la relación sexual necesariamente para estimular la liberación de óvulos, en los seres humanos y otros primates la ovulación es espontánea e independiente de la estimulación sexual.

¿Es erróneo creer que la satisfacción es el único objetivo del orgasmo?

El médico sexólogo Walter Ghedin explicó que la controversia sobre el placer sexual femenino gira en torno a que siempre se ha relegado el papel que juega el clítoris, el órgano sexual encargado de producir el placer sexual, y se han contrapuesto la reproducción y el disfrute.

Por este motivo, Ghedin señala que es un error creer que la satisfacción es el único objetivo del orgasmo, ya que ese torbellino hormonal placentero podría desencadenar un proceso cerebral de necesidad sexual, vinculándose así con la reproducción.

La procreación y el placer no son tan opuestos, ya que la ganancia del placer permitiría repetir la cópula y así asegurar más descendencia”, señaló.

“Si consideramos el orgasmo desde una perspectiva evolutiva, la Homo Sapiens hembra ya estaba dotada de un órgano especial para sentir placer y repetir la experiencia con tal de mantener la reproducción de la especie. Por lo tanto, en algún lugar de los genes esta “escrito” que la experiencia subjetiva del orgasmo es fundamental para que la hembra quiera y necesite volver a unirse sexualmente con el macho”, concluyó Ghedin.

(girabsas.com).

COMPARTIR