Un fiasco, la entrega de uniformes escolares en Durango

    De la redacción de razacero.

    Todo un fracaso resultó la “entrega” de uniformes escolares en Durango, bajo la administración estatal del gobierno “del cambio”, pues a más de tres meses de iniciado el ciclo escolar miles de alumnos no han recibido sus prendas y el trato que han recibido de las autoridades de las secretarías de Educación y de Desarrollo Social ha sido más que despótico.

    Así las cosas, el pasado martes 5 de diciembre se llevó a cabo un evento en el gimnasio del CCH de la Universidad Juárez del Estado de Durango en el que el gobierno estatal entregaría chamarras invernales a los alumnos de educación media superior (CCH, Preparatoria, COBAED y CECyTED).

    Image result for marcos cruz durango
    Profr. Marcos Cruz Martínez, secretario de Desarrollo Social del gobierno del cambio, no entregó las 76 mil 500 chamarras invernales prometidas por el gobernador Aispuro Torres a los alumnos de educación media superior del estado, en su lugar entregó ínfimas sudaderas con un sobreprecio de por lo menos 20 pesos en cada prenda.

    Al evento mal organizado llegaron miles de alumnos a los que tuvieron más de dos horas esperando la llegada del primer mandatario estatal, José Rosas Aispuro Torres, y del alcalde capitalino, José Ramón Enríquez Herrera. Los organizadores habían informado a los alumnos que al final de este evento les entregarían sus chamarras, sin embargo el acto político concluyó y cientos de alumnos se encontraron con la sorpresa de que no les entregarían sus chamarras “porque no habían llegado”. Y quienes sí recibieron su prenda no estuvieron tan conformes pues en vez de una chamarra invernal (prometida por el gobernador Aispuro Torres durante su campaña electoral) el gobierno estatal les entregó una simple sudadera que poco o nada los va a proteger de los frentes fríos que ya han empezado a llegar a esta entidad norteña.

    Los cientos de alumnos que no recibieron las sudaderas de bajísima calidad, ese mismo día salieron de vacaciones descontentos porque se sintieron utilizados. “Nos tuvieron más de dos horas esperando al gobernador como acarreados para su acto político y al final no nos dieron nada”, manifestó un alumno del CCH.

    Ante este hecho, el descontento en las redes sociales no tardó en estallar y uno de los puntos más relevantes fue el costo de las chamarras, que no fueron chamarras sino ínfimas sudaderas, pues el secretario de Desarrollo Social del gobierno “del cambio”, Profr. Marcos Cruz Martínez, manifestó en los medios de comunicación local que la institución que dirige entregaría a los alumnos que estudian en las instituciones de educación media superior del estado “alrededor de 76 mil 500 ‘chamarras’ que tuvieron un costo de 17 millones de pesos”. De acuerdo a este dato, las prendas habrían tenido un costo de 222.22 pesos, cuando el precio real que este tipo de prendas tiene en el mercado cuando mucho llega a los 180 pesos.

    Y la duda queda: ¿Ahora qué empresario resultó beneficiado con el sobreprecio de estas “chamarras”?

    Por lo que se ve, ya es característico de algunos altos funcionarios de este gobierno de corte panista-perredista el otorgar licitaciones amañadas y adjudicaciones directas de contratos a empresarios amigos con quienes hicieron compromisos en la campaña electoral que los llevó al poder, sin importar que los precios ofrecidos por estos prestadores de servicios sean muy superiores a los que manejan otros empresarios. Esto, indudablemente, es un saqueo disfrazado y lesiona gravemente el erario de los duranguenses, a quienes estos “servidores públicos” les están metiendo las manos en los bolsillos de la manera más impune.


     

    COMPARTIR