Contralora de Durango, 15 meses simulando

María del Rosario Castro Lozano
15 meses de demagogia y simulación

Hace un año habló del “daño incuantificable” del gobierno de Jorge Herrera; hoy está exonerado

Quince meses después de que el llamado “gobierno de la alternancia” se instalara con la figura de José Rosas Aispuro Torres como gobernador, los fincamientos de responsabilidades a ex funcionarios del gobierno del estado que dirigió Jorge Herrera Caldera por daños patrimoniales a Durango poco a poco se van diluyendo envueltos en un mar de palabrería que semana tras semana ha vertido la Contralora panista María del Rosario Castro Lozano, quien hace exactamente un año declaró en entrevista con la periodista Shaila Rosagel, acerca de los daños presupuestales ocasionados por el ex gobernador Herrera Caldera por al menos 4 mil 500 millones de pesos de acuerdo con las irregularidades señaladas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF); “pero sólo son la punta del iceberg porque los daños son mayores e incuantificables”, dijo la Contralora a la reportera. 430 días después, los castigos legales a “quien la hizo la paga” (Aispuro Dixit), siguen disolviéndose en el mar de las negociaciones políticas, y hasta ahora sólo se mantiene en la cárcel a Rafael Herrera Piedra, primo del ex gobernador, pero a ningún ex funcionario público se ha tocado e incluso ya se exoneró de toda responsabilidad administrativa a Jorge Herrera Caldera.

PÁG. 4 Lic. María del Rosario Castro Lozano, secretaria de la Contraloría del estado de Durango, 15 meses engañando al pueblo de Durango y sancionando a empleados de bajo rango mientras los
Lic. María del Rosario Castro Lozano, secretaria de la Contraloría del estado de Durango, 15 meses engañando al pueblo de Durango y sancionando a empleados de bajo rango mientras los que saquearon el erario el sexenio pasado siguen libres o prófugos.

Y es que la Contralora del estado, María del Rosario Castro Lozano, tiene fama y antecedentes de ser perfecta simuladora, de pactar con quien le reditúe mayores dividendos políticos y económicos, de manera que rendir buenas cuentas a la ciudadanía poco importa.

De hecho, Rosario Castro ha trabajado con mayores compromisos con fuerzas y grupos priistas que con los propios militantes del PAN, partido al que pertenece formalmente.

Un ejemplo, las pasadas elecciones locales en el año 2016.

La hoy Contralora, realizó campaña diferenciada con los candidatos a los puestos de gubernatura, presidencia municipal y diputaciones locales.

Así, mientras por un lado empujaba la candidatura del ahora gobernador José Rosas Aispuro, al mismo tiempo promocionaba a la aspirante priista a la presidencia municipal de Lerdo, María Luisa González Achem, así como a la diputada local Jaqueline del Río López, por compromisos adquiridos con el entonces alcalde priista Roberto Carmona -beneficiario actual de la obra pública lerdense-, boicoteando abiertamente las campañas de Salomé Elyd de Katsicas y Raúl Villegas Morales, candidatos de la coalición formada por los partidos PAN-PRD, Unidos por Ti.

De hecho, el sexenio de Jorge Herrera Caldera fue un periodo de ensueño para María del Rosario Castro Lozano.

Amarrada la alianza con el ex gobernador, se dedicó a cultivar colaboraciones con los jefes de los poderes, entre éstos con el ex presidente del Tribunal Superior de Justicia, Apolonio Betancourt, y otros funcionarios señalados como saqueadores de los bienes del estado de Durango.

De manera que difícilmente se llevará ante la ley a quienes como pandilla asaltaron las arcas públicas.

“Daños incuantificables al erario”: Rosario Castro Lozano

“Hasta el momento la cifra es incuantificable, se irá precisando conforme se vayan desahogando las audiencias y conforme se den los resultados de las auditorías estatales. Las federales ya se tienen, hay que esperar las estatales”, dijo Castro Lozano hace un año.

Sin embargo, han pasado 430 días y nada se ha hecho público de los avances de las auditorías estatales, aun cuando la Contralora declaró que la Federación detectó cuando menos “234 soluciones de responsabilidad administrativa de parte de la ASF y la Secretaría de la Función Pública”, pero nada se ha hecho por llevar ante los tribunales a los 14 ex funcionarios que mencionó Rosario Castro Lozano, o a los 27  burócratas que según el secretario General de Gobierno, Adrián Alanís Quiñones, participaron en el saqueo estatal.

Todavía el 25 de noviembre de 2016, la Contralora presumió que “nos están exigiendo (de la Federación) requerir a los ex funcionarios. Nosotros somos coadyuvantes, la Federación se reserva las facultades de recuperar el dinero federal y la facultad para hacerlo punitivo. Nosotros tenemos que demostrar que sí se requirió y se llevó el procedimiento. Si cumplieron se les notifica, y si no se pasa el expediente para el debido proceso”, explicó en ese entonces, pero a la fecha los duranguenses siguen esperando que el llamado “gobierno del cambio” presente ante las autoridades judiciales a quienes causaron “daños (patrimoniales) incuantificables” a las arcas del estado.

Jorge Herrera Caldera, incrementó la deuda 405 por ciento; está exonerado

El gobierno de Jorge Herrera Caldera fue de saqueo.

De 3 mil 697 millones de deuda oficial heredada del gobierno de Ismael Alfredo Hernández Deras -“El campesino nylon encargado de la CNC”-, la elevó hasta 15 mil millones de pesos, sin obra pública que la justifique.

Aun así, el ex gobernador fue exonerado públicamente por el actual mandatario estatal José Rosas Aispuro Torres.

Es tal la carga de esta herencia deudora que los habitantes de Durango adeudan 13 mil 780 pesos per cápita, una cantidad más elevada que Chihuahua y Veracruz cuyos habitantes deben 11 mil 308 pesos y 5 mil 621 pesos respectivamente, cuando existen cuando menos 234 observaciones de responsabilidad administrativa, según aseveró la Contralora, señalamientos que no han servido para fincar responsabilidades a ninguno de los jefes políticos frente a un juez.

Es cierto que se mantiene en la cárcel a Rafael Herrera Piedra, pero él no fue funcionario público.

Ahora, los duranguenses verán, como en Coahuila, la impunidad en todo su esplendor, mientras las finanzas públicas pujan hasta para cubrir las necesidades más ingentes; en tanto, María del Rosario Castro Lozano seguirá hablando a los medios acerca de la diferencia del previo “proceso de entrega-recepción, (que) anteriormente se llevaban entregas formales, pero no legales; hoy, con la alternancia, se están llevando entregas formales y legales”, pero los resultados son peores pues la ciudadanía es engañada.

Rosario Castro Lozano; alianzas 2018, otra vez con el PRI

Con la enjundia de haber derrotado en las urnas al PRI el 5 de junio de 2016, los nuevos funcionarios no escatimaron en seguir prometiendo y prometiendo; uno de estos burócratas fue la Contralora del gobierno del estado de Durango.

Habló y dijo que las irregularidades se detectaron porque el nuevo gobierno es de “alternancia” y está obligado a cumplirle a los duranguenses.

Luego, exaltada en rueda de prensa, María del Rosario Castro Lozano reveló el nombre de 3 ex secretarios a los que se les imputaron responsabilidades administrativas, sin que hasta la fecha el proceso prosiga. Unos porque están amparados, como Eduardo Díaz Juárez, ex secretario de Salud, con el expediente 1206/2016, así como César Guillermo Rodríguez, titular de Comunicaciones y Obras Públicas, con el expediente 1164/2016, y otros porque se dieron a la fuga, como la ex jefa de Finanzas María Cristina Díaz Herrera.

El asunto es que ningún funcionario público de la era de Jorge Herrera Caldera –el exonerado-, se encuentra frente a tribunales, y mucho menos en prisión.

En este contexto, Rosario Castro Lozano ha declarado tener a 14 ex funcionarios en investigación; en tanto, el secretario General de Gobierno, Adrián Alanís Quiñones, hizo público que 27 ex burócratas de Jorge Herrera se encuentran amparados para no ser reclusos.

Han pasado 15 meses desde que el gobierno de la alternancia encargó a Rosario Castro Lozano llevar a cabo los procesos jurídicos para fincar responsabilidades a quienes saquearon el patrimonio de los duranguenses, en este tiempo a nadie ha encarcelado, salvo a Rafael Herrera Piedra, primo del ex gobernador que nunca fungió como empleado público.

Eso sí, María del Rosario Castro llenó la nómina con fieles seguidores que ya se encuentran haciendo amarres políticos para el próximo proceso electoral 2018, y no precisamente con el PAN, como siempre ha sido la escuela mafio partidista de la Contralora que ha fallado a Durango desde su nombramiento mismo.

COMPARTIR