Gobernador Aispuro encubre desvío de recursos millonarios al PD

De la redacción de razacero
Actualización 28 de diciembre de 2017

Luego de la denuncia publicada en el prestigiado periódico The New York Times sobre el desvío de más de 250 millones de pesos que el ex secretario de Hacienda y actual secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, realizó para financiar las campañas del PRI en las elecciones de 2016 a través de los gobiernos estatales de entidades como Veracruz, Chihuahua y Tamaulipas, el escándalo también alcanzó a los estados de Sonora y Durango.

Precisamente en esta última entidad, Durango, una fuente fidedigna detalla a este medio informativo el entramado que se llevó a cabo durante casi todo el sexenio pasado para financiar no solo las campañas del Partido Revolucionario Institucional, sino las de por lo menos uno de sus partidos satélites: el Partido Duranguense (PD).

n134-page2

 En la misma situación de sometimiento forzoso al gobierno “del cambio” podrían encontrarse algunos dirigentes y ex dirigentes locales del Partido Verde Ecologista, el PRD, PT y Nueva Alianza, que recibieron fuertes cantidades de dinero del anterior gobierno priísta.

Lo peor de todo esto es que, de acuerdo a la fuente, este mecanismo de desvíos millonarios sigue ocurriendo en este gobierno del cambio, encabezado por el gobernador panista José Aispuro Torres.

“En la lista de Proveedores y Contratistas del Gobierno del Estado de Durango, se encuentra Martha Selene Gómez Juárez (prima de Guillermo Juárez Compeán, Coordinador de Audiencias y Atención Ciudadana del Despacho del Ejecutivo, en el actual gobierno ‘del cambio’, y uno de los actores principales en la pérdida de la autonomía de la UJED). Esta persona, Martha Selene Gómez Juárez, recibió 200 mil pesos mensuales depositados a una cuenta del banco HSBC, sin que hubiera de por medio ningún servicio o producto vendido a la administración priísta, estos egresos fueron autorizados por la ex secretaria de Finanzas, C.P. María Cristina Díaz Herrera, por órdenes del ex gobernador Jorge Herrera Caldera. Estas erogaciones ocurrieron entre 2011 y hasta julio de 2016, por lo que en total sumaron un desfalco al erario de más de 7 millones de pesos”, denuncia la fuente.

¿Cuál fue el destino de este dinero?, la fuente revela: “Esta partida presupuestal fue destinada a financiar a algunos dirigentes del Partido Duranguense, específicamente a su presidenta actual, María Verónica Acosta, ex secretaria de Finanzas del Comité Ejecutivo Estatal, y al entonces Director de Desarrollo Rural estatal, Francisco Acosta Llanes, ex diputado plurinominal del Partido Duranguense en la LXV Legislatura local (2010-2013) y ‘consejero vitalicio’ de este partido. Este dinero servía para comprar consejeros políticos y hacerse del control del partido, y asegurar la participación del mismo en las alianzas con el PRI (derivado de esto el presidente Raúl Irigoyen intentó renunciar y presentó un documento con este propósito, donde detalló todas estas anomalías, pero fue obligado a permanecer en el cargo con amenazas a través de la entonces Fiscal, Sonia Yadira de la Garza Fragoso, y de la policía a su cargo)”.

El gobernador duranguense, José Aispuro Torres, desde hace tiempo tiene conocimiento de los desvíos millonarios que el anterior gobierno priísta hizo al Partido Duranguense.

Haciendo una investigación sabemos que Martha Selene Gómez Juárez era una secretaria en el Partido Duranguense y su estilo de vida no corresponde al de una empresaria que durante 5 años ganó 200 mil pesos al mes, libres de impuestos.

La fuente continúa: “Adicionalmente, ninguno de los bienes y servicios que describían en sus facturaciones entraron como parte del inventario al gobierno estatal. Es el mismo esquema que fue utilizado por Rafael Herrera Piedra, primo del ex gobernador Jorge Herrera Caldera, para desviar recursos de las arcas del gobierno”.

Para finalizar, la fuente precisa que “hay algunas fotografías de Martha Selene Gómez Juárez recogiendo algunas entregas de dinero, que el gobierno actual las guarda como evidencia para en caso necesario, a conveniencia, detenerla y usarlas en su contra, así como también este gobierno tiene pruebas de estos desvíos millonarios en contra de la presidenta del Partido Duranguense, María Verónica Acosta, y de la ex secretaria de Finanzas, C.P. María Cristina Díaz Herrera, ya prófuga”.

Screen Shot 2017-12-28 at 12.07.29 AM
María Verónica Acosta, presidenta estatal del Partido Duranguense, anunciando una de sus tantas denuncias en contra del alcalde de Durango, Dr. José Ramón Enríquez Herrera.

Así las cosas, todo parece indicar que el gobernador duranguense, José Aispuro Torres, desde hace tiempo tiene conocimiento de estos hechos delictivos, pero por intereses políticos particulares y de grupo no los ha dado a conocer al pueblo de Durango.

Recientemente, la presidenta del Partido Duranguense, María Verónica Acosta, de manera poco usual presentó media docena de denuncias en contra del alcalde de Durango, Dr. José Ramón Enríquez Herrera, de su esposa, la Dra. Ana Beatriz González Carranza, y de la directora de Comunicación Social de este municipio, Lic. Patricia Salas Name, por supuestos desvíos de recursos públicos “para la promoción de la imagen personal del alcalde capitalino en pleno proceso electoral”, ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, entidad que al no tener facultades para resolver este caso dio vista al Congreso local de Durango para que procediera a determinar lo correspondiente.

COMPARTIR