Dijo en su primer Informe haber comprado camiones de basura, cuando son de particulares


Gómez Palacio, Durango.– Un presunto fraude por 14 millones de pesos, realizado con la compra de los camiones recolectores de basura, habría sido cometido por la presidente municipal priista, Juana Leticia Herrera Ale, un desfalco inscrito en el primer Informe de gobierno municipal presentado por la alcaldesa, donde reveló que el ayuntamiento adquirió 8 vehículos recolectores-compactadores de desechos, esgrimiendo: “Eficientamos el sistema de recolección de basura con la adquisición de nuevos camiones compactadores, que, con la reestructuración de las rutas de recolección, Gómez Palacio se encamina a ser un municipio limpio, con una inversión de 44 millones de pesos se ha logrado la modernización del sistema de recolección de basura en el área urbana y rural, 8 unidades nuevas, 17 rutas, cobertura 100% (Leticia Herrera, Dixit)”, cuando el servicio de limpieza se encuentra concesionado a la empresa Circulo Recolector S.A. de C.V., en cuyo contrato con el municipio de Gómez Palacio dice que la compañía se comprometió a proporcionar 8 vehículos de limpieza “arrendados” al ayuntamiento por 2 millones 320 mil pesos mensuales, es decir 290 mil pesos por cada camión de basura.

PÁG. 4 (1). Un escándalo más de la alcaldesa gomezpalatina Juana Leticia Herrera Ale y su Oficial Mayor, Francisco El Paco Bardán Ruelas, quien tiene viejos antecedentes de narcotrá
Un escándalo más de la alcaldesa gomezpalatina Juana Leticia Herrera Ale, protegida por diputados del Congreso local de Durango.

De esta manera, el dinero público empleado en la presumida compra de los camiones informada por Herrera Ale habría sido un desembolso que no correspondía al municipio, puesto que la sociedad anónima Círculo Recolector S.A. de C.V., asumió la obligación de comprar esos vehículos, y no el ayuntamiento de Gómez Palacio.

Con todo, la adquisición de estas unidades fue anunciada con bombo y platillo por la priista Leticia Herrera y el gobernador panista José Rosas Aispuro Torres, tanto que el pasado 24 de marzo en la populosa Colonia Fidel Velázquez, más conocida como Chapala, los camiones de basura fueron mostrados como propiedad del ayuntamiento e incluso la presidente fanfarroneó junto con el gobernador montando uno de los vehículos cargadores de desechos.

Después se supo que los automotores pertenecían supuestamente a dueños particulares –muy cercanos al Oficial Mayor, Francisco “El Paco” Bardán Ruelas, que fueron traídos ex profeso de la ciudad de Durango, como Julio César Cruz Ibarra, un reciclador de desperdicios en pequeño que adquiere la basura en el tiradero municipal de Durango, y Javier Alfonso Montañez Torres, un jefecillo del departamento de limpieza en la época que Esteban Villegas Villarreal fue alcalde y que concretamente se enfocaba a recoger los perros muertos en la vía pública-, que son quienes aparecen como propietarios de la empresa mercantil Círculo Recolector S.A. de C.V.

“Mi papá me enseñó a no tomar un cinco del pueblo”: Juana Leticia Herrera Ale

En octubre de 2016, funcionarios priistas de la presidencia comentaron a Demócrata Norte de México la intención de Leticia Herrera Ale y Francisco “El Paco” Bardán de “privatizar” el servicio de limpieza, “ya que siempre ha sido un negocio del alcalde en turno”, e incluso señalaron directamente el interés exacerbado que el Oficial Mayor, Bardán Ruelas, tenía para que la concesión se entregara a “empresarios de la ciudad de Durango”.

PÁG. 4 (3). Con viejos antecedentes de posesión de drogas y armas de fuego, el Oficial Mayor del Ayuntamiento de Gómez Palacio, Francisco El Paco Bardán Ruelas, firmó de manera ileg
Con viejos antecedentes de posesión de drogas y armas de fuego, el Oficial Mayor del Ayuntamiento de Gómez Palacio, Francisco “El Paco” Bardán Ruelas, firmó de manera ilegal el contrato con la empresa Círculo Recolector S.A. de C.V.

Al avanzar la administración, fue la presidente priista Leticia Herrera Ale quien empezó a mencionar en los medios de difusión que “dignificaría” el servicio de recolección de basura con unidades más modernas.

Fue así como se llegó a la firma del contrato ilegal que autorizaba el arrendamiento de los 8 vehículos recolectores-compactadores a la empresa Circulo Recolector S.A de C.V., una empresa formada al vapor el 8 de diciembre de 2016 con  un capital de 50 mil pesos, y cuyos dueños jamás presentaron un acta protocolaria en la que se registrara una ampliación de capital en su acta constitutiva, como tampoco acreditaron otras propiedades como aval para la adquisición de los camiones con valor de 14 millones de pesos, según investigó Demócrata Norte de México en el Registro Público de la Propiedad en Gómez Palacio, Lerdo y la Ciudad de Durango.

Los turbios origenes y la contratación de la empresa Círculo Recolector S.A. de C.V., revelan corruptelas graves en la administración municipal de Gómez Palacio.

Es más, Demócrata Norte de México constató que Javier Alfonso Montañez Torres, quien cuenta con el 75 por ciento de las acciones, no tiene propiedad alguna, según arrojaron las búsquedas en el Registro Público de la Propiedad (RPP).

Por su parte, Julio César Cruz Ibarra, posee una vivienda de interés social en el fraccionamiento popular Colinas del Sol, propiedad que no vale más de 300 mil pesos, es decir, 500 por ciento menor en términos de precio que un solo camión recolector de basura.

El asunto es que no existen rastros económicos financieros que indiquen de donde salieron los 14 millones de pesos para comprar los 8 automotores recolectores de basura y para pagar la renta del predio donde guardan los automotores en la zona industrial, a excepción de la declaración tácita de la presidente Juana Leticia Herrera: “Eficientamos el sistema de recolección de basura con la adquisición de nuevos camiones compactadores”, asentada en el Primer Informe de gobierno de la alcaldesa, por lo que se deduce que habrían tomado 14 millones de pesos del dinero público y no de los “empresarios traídos ex profeso de la ciudad de Durango por el Oficial Mayor Francisco ‘El Paco’ Bardán Ruelas”, para presentarlos como los nuevos concesionarios de los 8 camiones  arrendados.

De manera que la frase “Mi papá me enseñó a no tomar un cinco del pueblo (Leticia Herrera, Dixit)”, sería otra mascarada más de la priista presidente gómezpalatina.

Circulo Recolector S.A. de C.V. negocio turbio

La sombra de la sospecha que cae sobre la creación de la empresa Circulo Recolector S.A. de C.V., no es sólo porque se otorgó la concesión de recoger la basura a una empresa de nueva creación, hecha al vapor, sin concurso, a la que se pagan 2 millones 320 mil pesos mensuales por el arrendamiento de los vehículos, es decir, 290 mil pesos mensuales por unidad, sino también porque el contrato que se firmó es ilegal, ya que uno de los firmantes del documento fue el Oficial Mayor Francisco Bardán Ruelas, quien legalmente no puede hacerlo pues carece de representación jurídica del ayuntamiento.

Pero la turbiedad del negocio de los vehículos de la basura no para allí.

Antes de firmar el documento con el Ayuntamiento, los “empresarios duranguenses” Javier Alfonso Montañez Torres y Julio César Cruz Ibarra ya habían adquirido los carros recolectores pues el negocio ya estaba amarrado con Bardán Ruelas y la alcaldesa Juana Leticia Herrera Ale; por eso, como señal de garantía contractual, presentaron los números de serie de los automotores el pasado 6 de marzo de 2017, como consta en el convenio firmado 18 días antes que Juana Leticia se montara en los camiones en la Colonia Chapala, el día que declaró que los furgones eran propiedad municipal, postura que reiteró en diversos videos colgados en YouTube, en la página oficial de la alcaldesa y además en la edición impresa del Primer Informe de Gobierno.

Todas estas irregularidades, más la suspicacia acerca del origen del dinero con el que se formó la empresa Circulo Recolector S.A. de C.V., con dueños que carecen de propiedades y no gozan de trabajos de magnates o industriales, hace presumir que Javier Alfonso Montañez Torres y Julio César Cruz Ibarra son prestanombres o han tomado dinero de procedencia oscura e ilegal, o que en realidad el dinero salió de la presidencia municipal, tal como lo anunció Leticia Herrera, para formar un negocio particular que presta servicios al ayuntamiento, promovido y auspiciado por el Oficial Mayor, Francisco “El Paco” Bardán Ruelas. Un auténtico negocio redondo, especialidad de Bardán Ruelas y la presidente Leticia Herrera.

Círculo Recolector S.A. de C.V., actividad sucia

El servicio de limpieza del municipio cuesta más de 44 millones de pesos. El arrendamiento de los vehículos de basura 27 millones 840 mil pesos; es decir, las rentas de los 8 vehículos se llevan el 63 por ciento del presupuesto total, un servicio malo y caro.

Cabe señalar que la cantidad pagada a Circulo Recolector S.A. de C.V., sólo implica el chofer y un operario, el resto de los trabajadores del departamento de limpieza se pagan con dinero municipal.

Que los “dueños” de los camiones, Javier Alfonso Montañez Torres y Julio César Cruz Ibarra, no puedan justificar de dónde sacaron el dinero para pagar los automotores, son causa de denuncias en la Fiscalía del estado o en su caso en la PGR, tanto como denunciar a Leticia Herrera Ale y quienes resulten responsables como desviadores de recursos públicos ante las autoridades judiciales mexicanas es tarea del Congreso de Durango, de la Contraloría estatal y de la secretaría de la Función Pública.

Además, las partidas presupuestales arrojan desvíos de dinero de distintos programas federales, por lo que es una auténtica estafa a los bienes públicos, mientras la diputada panista Gina Campuzano González ya exoneró de cualquier responsabilidad a la administración gomezpalatina declarando que Gómez Palacio “no tiene problema alguno con sus Cuentas Públicas (Gina Campuzano, dixit)”, lo que evidencia la chabacana y superficial manera de analizar el ejercicio presupuestal por los diputados locales de Durango.

“No tengo necesidad de robar dinero público”, Leticia Herrera Ale

Reiteradamente Juana Leticia Herrera Ale ha declarado el no tener necesidad de robar dinero público, sin embargo, en el asunto de los vehículos de basura todo parece indicar que dispuso de al menos 14 millones de pesos de dinero público para formar una empresa privada, al margen de la concesión ilegal entregada a Círculo Recolector S.A. de C.V., donde ni siquiera el contrato entra en un marco de legalidad.

Que Francisco Bardán Ruelas haya firmado el documento de arrendamiento es ilegal y tan mentiroso como la “no necesidad de robar dinero público”, repetido una y otra vez por la presidente Herrera Ale; puede que sea así, pero todos los documentos y declaraciones en poder de Demócrata Norte de México apuntan a que ha cometido un presunto fraude de por lo menos 14 millones de pesos.

Que se aplique la ley.


COMPARTIR