El triste espectáculo del PAN en Durango

    De la redacción de razacero.

    Extremadamente patética resultó la “conferencia de prensa” brindada ayer por el Secretario General del Comité Directivo Estatal del PAN en Durango, Rómulo Campuzano González, quien citó a los medios de comunicación locales con el gancho de que daría a conocer fotos “comprometedoras” de una supuesta agresión en su contra por parte de Fabián Gutiérrez López, Secretario Particular del Ayuntamiento de Durango.

    Finalmente, Rómulo Campuzano, bien conocido en esta entidad norteña por su carácter irascible incontrolable, manifestó haber sido amenazado vía telefónica el pasado sábado 20 de enero por el funcionario municipal, debido, según él, a las críticas que recientemente le ha hecho al alcalde de Durango, José Ramón Enríquez Herrera, quien en días pasados notificó en los medios de comunicación y en las redes sociales haber invitado al popular panista Juan Quiñones Ruiz para ser su suplente como candidato a senador, dentro de la coalición “Por México al Frente” (PAN-PRD-MC). Juan Quiñones Ruiz, un panista tradicional, no pertenece a ese grupo de caciques locales de este partido que desde hace más de una década se han repartido candidaturas entre menos de media docena de militantes (los Campuzano, los Jiménez, los Salum y los Ochoa).

    Dos fotografías intrascendentes fueron las “pruebas” que el Secretario General del PAN en Durango exhibió ante los medios de comunicación locales de las supuestas amenazas que recibió vía telefónica del Secretario Particular del Ayuntamiento de Durango, Fabian Gutierrez.

    Presentando un par de fotografías: una captura de pantalla con los datos del número telefónico de Fabián Gutiérrez López y una imagen de este servidor público con el alcalde José Ramón Enríquez Herrera, como pruebas “contundentes” de la agresión de que dice fue objeto, este directivo panista dio uno de los espectáculos más tristes que se han visto en Durango, pues en el ambiente político todo mundo sabe cómo se las gasta este personaje arbitrario, más conocido como golpeador de ancianos y agresor de mujeres que por sus dotes de buen político.

    Sin ninguna credibilidad, Rómulo Campuzano dijo haber presentado su denuncia en la Fiscalía General del estado, exponiendo, entre líneas, la desesperación de este grupo que se siente desplazado al interior de su partido.

    En esta “conferencia de prensa”, Rómulo Campuzano estuvo acompañado por el diputado local Jorge Salum del Palacio, uno de los principales caciques de este partido que también se ha sentido “ofendido” por la decisión del alcalde José Ramón Enríquez de elegir a Juan Quiñonez como su suplente en su candidatura al Senado.

    Al centro, el diputado local Jorge Salum del Palacio acompañando al rijoso directivo panista Rómulo Campuzano. En septiembre de 2017 a Jorge Salum no se le vio defendiendo a Issac Becerra, el militante de 74 años que fue agredido fisicamente por Rómulo Campuzano.

    Cabe recordar que a este diputado, Jorge Salum del Palacio, en septiembre de 2017 no se le vio para nada apoyar a su compañero militante, Isaac Becerra Martin, de 74 años de edad, cuando éste denunció la agresión física de que fue objeto por parte del Secretario General Rómulo Campuzano. Así es como se conducen estos dinosaurios panistas, con una integridad a medias, protegiendo solamente sus intereses muy personales y de grupo, como si la ciudadanía duranguense no supiera que en los últimos dos sexenios trabajaron muy de la mano con los gobiernos estatales priístas y hoy mantienen una relación muy estrecha con la alcaldesa de Gómez Palacio, Juana Leticia Herrera Ale.

    Sin duda alguna, la disputa interna de candidaturas dejará muy dividido y fracturado a este partido, al que, por el pobre papel desempeñado en el Congreso local precisamente por esos diputados pertenecientes a este grupo caciquil y el cuestionable desempeño de los gobiernos estatal y municipales de tendencia panista-perredista, le será muy difícil mantener la preferencia que el electorado les dio en las pasadas elecciones de 2016.


     

    COMPARTIR