Morena, PES y el lenguaje subliminal

Salvador Salas Ceniceros.

Cuando Andrés Manuel López Obrador creó el Morena (Movimiento de Regeneración Nacional) pudiera pensarse que se trataba de usar un lenguaje subliminal asociando a “La Morena” (La morenita del Tepeyac, Juan Pablo II dixit) en su campaña, pero al usar el subtítulo “La esperanza de México” ya no cabía la menor duda de su ya habitual uso de lenguaje mesiánico, más religioso que político, que incluye el “perdón” a narcos y criminales de la delincuencia organizada. Por eso nunca habló de “el” Morena, poniendo a la morenita a chambear subliminalmente a su favor.

Andrés Manuel López Obrador, en este proceso electoral ha quedado evidenciado como un político farsante y manipulador, más cercano a prácticas sectaristas y totalitaristas que al ejercicio de la democracia plena y la libertad de expresión. Con él, la izquierda se ha degradado a sus niveles más bajos, vulgarizándose y perdiendo sus principios ideológicos.

Para el mexicano (azteca) en plena colonia, la aparición de la virgen morena en el mismo sitio donde se veneraba a Tonantzin  significó la aparición de Coatlicue-Tonantzin, por eso se sigue llamando Guadalupe-Tonantzin (náhuatl: To=nuestra Nan=madre Tzin=Adorada). De hecho, la virgen de Guadalupe es para el inconsciente colectivo una advocación, una sustitución de Coatlicue-Tonantzin, no es una advocación de la virgen María.

El colmo de la blasfemia perpetrada contra la fe del mexicano se efectuó el día 12 de diciembre, día de la Virgen, en que AMLO se declaró candidato a la presidencia de la República; no, si solo le faltó que su amigo Norberto Rivera le hubiera echado la bendición.

Como si todo esto no fuera suficiente, se asoció con el PES (Partido Encuentro Social), con fama de ser de la ultraderecha; esto no fue tolerado por Elenita Poniatovska, quien junto con la teatrista Jesusa Rodríguez le reclamaron y se retiraron de su movimiento. Con toda seguridad éste error le costará muchos votos. La palabra PEZ en griego es ICTUS, que a su vez constituye las siglas de : I=iesus C=Christus T=teos U=uios S=soteros, que en español significa: Jesús Iluminado, Dios Hijo, Salvador. Por eso los cristianos originales y muchos actualmente utilizan al Pez como símbolo del cristianismo; por otro lado, no hay que olvidar que los alumnos (apóstoles) originales eran pescadores. Yo no creo que los del partido PES sepan éste significado, pero además este PES se escribe con S.

No hay duda de que estamos ante una posibilidad de volver a épocas pre-Juaristas, en que la iglesia católica tenía el mando de vidas y haciendas. La unión perversa y sacrílega de iglesia(s) con Estado nos remite a lo más ominoso de la historia de la humanidad.


 

COMPARTIR