La policía china estrena lentes que identifican delincuentes

La policía china acaba de estrenar flamantes anteojos negros. Son el último lanzamiento en materia de tecnología y seguridad y fueron creados para reconocer los rostros de delincuentes perseguidos.

Esta semana en la estación de tren de la ciudad de Zhengzhou, en el centro del país asiático, los oficiales de policía se presentaron cada mañana con unos lentes oscuros que, a la distancia, no tienen nada de novedoso.

Detrás de los anteojos se esconde una compleja tecnología que toma imágenes, registra los rostros de las personas y se conecta con tablets que almacenan una mega base de datos interna, buscando posibles sospechosos.

Los lentes cuentan con una cámara en su ojo derecho y, al lado, una lente ocular donde aparece la información obtenida.

Si se logra una coincidencia, al instante el policía recibe un informe detallado de la persona, que entre otras cosas incluye su nombre y dirección domiciliaria.

El proyecto ya está en marcha y el resultado del primer operativo con esta tecnología obtuvo un saldo de siete arrestados relacionados con tráfico de personas, según informó la prensa local. También se detectó a 26 personas que utilizaban Documento Nacional de Identidad (DNI) falso.

(clarín.com)

COMPARTIR