Experto revela las causas de la filofobia o el miedo al amor

La filofobia te impide disfrutar, plenamente, de una relación de pareja
La filofobia te impide disfrutar, plenamente, de una relación de pareja.

La filofobia es, como el resto de las fobias, un trastorno de ansiedad que impide disfrutar, plenamente, de una relación sentimental por un constante miedo al amor, a enamorarse y, más específicamente, a todas aquellas situaciones implícitas en la vida de pareja.

Soy Francisco Martins, coach, autor y especialista en relaciones de la Academia del Amor, y te revelaré las principales causas de la filofobia; ¡sigue leyendo y descúbrelas, su comprensión es la clave para hacerle frente a tus temores!

Causa #1: Temor a sufrir una decepción amorosa

A pesar de que todos los seres humanos sentimos cierto temor al desengaño o a que hieran nuestros sentimientos, aquellos que padecen de filofobia son incapaces de controlar estás emociones y suelen transformarlas en el motivo perfecto para nunca tener una relación amorosa o terminar la que apenas comienzan.

Una de las principales causas de la filofobia es el temor a sufrir una decepción amorosa.

Todo esto a causa de traumas pasados o expectativas futuras, las cuales pesan bastante a nivel psicológico e impiden, en caso de que no se solucione el problema de raíz, llevar una vida social normal y un sano desarrollo mental.

No olvides que las decepciones amorosas son algo natural y, aunque superarlas no es fácil, es indispensable saber cómo olvidar un gran amor, sin perderte en el camino.

Causa #2: Miedo al control y a la limitación de la libertad

Para nadie es un secreto que la libertad es una de las condiciones más sagrados del ser humano; sin embargo, el hecho de que compartamos un vínculo amoroso con alguien, no significa que debamos sacrificar nuestro libre albedrío o permitir que nuestra pareja controle cada una de nuestras acciones y pensamientos.

Los filofóbicos piensan que al enamorarse pierden su independencia, además de sus amistades, y se verá afectada su esencia; esto, a pesar de que la verdad es otra. El miedo es auto infundado por las suposiciones, que muchas veces son producto no de experiencias propias sino ajenas.

Es importante recordar que solo se aprende a vivir, viviendo y si nos negamos la posibilidad de sentir, explorar nuestras emociones y amar intensamente, estaríamos existiendo a medias, dependiendo de los miedos y las frustraciones.

¡Tener una buena relación no implica dejar de ser lo que somos, sino emprender un proceso de crecimiento personal en la compañía del ser amado!

Causa #3: Preocupación y ansiedad debido a que la pareja espera más de lo que puedas ofrecer

La idea de enamorarse y encontrar pareja es ir descubriendo cada una de las facetas del otro, con el paso del tiempo, tanto los aspectos positivos como los negativos. La filofobia imposibilita que la persona se sienta segura en una relación, así experimente gran atracción por alguien, a causa del miedo que le produce no poder ser todo lo que la otra parte espera.

Las expectativas son parte saludable de una relación, pero deben asimilarse con madurez, sin dejar de lado la realidad; lo más conveniente es equilibrar ambas cosas, poner a funcionar la inteligencia emocional y entender que el vínculo afectivo se construye entre dos, no solo a partir de lo que uno de los dos aporte o lo que él otro espere.

Los filofóbicos siempre van a justificar sus temores y rechazo al mundo sentimental, ya sea buscando defectos en su posible pareja, enamorándose de personas inalcanzables, entablando relaciones con individuos muy diferentes a ellos o aislándose emocionalmente cuando perciben que alguien se está acercando demasiado.

Por suerte, la filofobia tiene tratamiento, todo es cuestión de buscar ayuda profesional y, lo más importante, aceptar el problema y reconocer cuando es necesario un apoyo psicológico guiado por un experto.

Por Francisco Martins

 

FuenteAcademia del Amor
COMPARTIR