Algo más sobre la guayabera

Gabriel García Márquez recibiendo el Premio Nobel de Literatura 1982 vistiendo elegante guayabera.

No visto con Estilo, Vivo con Estilo

¿Sabías que la guayabera tiene su día? Comencemos hablando y definiendo el significado de Guayabera, que es un término femenino que significa: “chaquetilla de tela ligera para el hombre”, y es una prenda diseñada para climas tropicales por la tela con que se confecciona, que es muy fresca. Su accidentado origen tiene lugar en Cuba.

A nuestro país llegó por Yucatán a principios del siglo XX, y a pesar de no haber surgido en este estado es hoy en día símbolo de elegancia entre sus habitantes.

Cuenta la historia de esta prenda que un hombre cubano pidió a su mujer costurera le confeccionara una camisa con los compartimientos adecuados para llevar en ellos “la fuma y otras cosillas”. Así, ella elaboró una camisa de tela fresca con dos bolsas a los costados; al verla, los hombres quedaron sorprendidos por el tamaño de las bolsas y también solicitaron camisas similares.

Primeramente, a esta vestimenta se le conocía como “yayabera” debido a que se utilizaba en la zona del río Yayabo; no obstante, al notar que los hombres campesinos solían almacenar guayabas en las grandes bolsas, se le renombró como Guayabera.

Gracias a la calidad de tela con que se elabora (lino o algodón), la delicadeza de sus costuras y el aspecto tan fino que refleja, se ha convertido poco a poco en la prenda predilecta para los climas calurosos, que además de brindar frescura refleja indudablemente la elegancia de quien la porta.

Desde entonces y hasta nuestros días la guayabera es utilizada en eventos de suma importancia por celebridades y gobernantes. Algunas personas usan esta vestimenta para dar solemnidad a ceremonias sociales como bautizos y bodas, entre otras. Algo curioso es que en la actualidad ha cobrado gran demanda ya no solo entre los hombres ilustres sino también entre los jóvenes, niños e incluso mujeres.

Con el paso del tiempo esta peculiar camisa ha ido cobrando cada vez más importancia, prueba de ello es que en el año 1880 el ayuntamiento de Sancti Spíritus, Cuba, otorgó la autorización oficial de usarla en eventos en los que únicamente se admitía el acceso a quienes portaran traje y corbata, dando así un punto más en elegancia y glamour a esta prenda. Poco después, en ese mismo lugar, otro alcalde en turno proclamó el 25 de julio como el Día de la Guayabera.

A mitad del siglo XX algunos candidatos a la presidencia de Cuba comenzaron a hacer uso de este traje al momento de recorrer las calles durante sus campañas, acto con que le dieron mayor difusión e importancia a sus tareas proselitistas.

En algún momento se le logró combinar con una corbata de lazo para así poder hacer presencia en las actividades más importantes del gobierno y ser portada en los salones gubernamentales. Se le llevó al nivel de traje de corte al momento en que Ramón Grau asume el poder como presidente de Cuba. Todas estas distinciones han contribuido en su momento a la suma de características que dan a la Guayabera un lugar entre lo más selecto de la etiqueta en la sociedad; incluso grandes artistas cubanos y yucatecos han lucido este atuendo dándolo a conocer en todo el mundo.

Las guayaberas cubren la parte superior del cuerpo, ya sea con mangas cortas o largas, adornadas con costuras verticales, y, a veces, con bordados; llevan bolsillos en la pechera y en los faldones. Se fabrican en tejidos de algodón, lino, seda o en telas sintéticas. Constituyen hoy en día una vestimenta de excelente gusto en los países tropicales.


 

COMPARTIR