Sobre la Política y los Políticos

“Y aquí en esta tierra, nada nuevo bajo el sol”.  Eclesiastés

“Deben crearse cientos de miles de grupos de debates (de 500 miembros cada uno) que se constituyan en cuerpos permanentes de deliberación y de toma de decisiones sobre problemas básicos en los campos de la economía, la política exterior, la salud, la educación y los medios para conseguir el bienestar. La participación activa y responsable requiere además que la administración humanista reemplace a la administración  burocrática. El método burocrático puede definirse como un sistema que: a) administra a los humanos como cosas, y b) administra las cosas en términos cuantitativos y no cualitativos para hacer más fácil y barata la operación y el dominio. El método burocrático se gobierna por medio de datos estadísticos: los burócratas basan sus decisiones en reglas físicas, a las que llegan por medio de datos estadísticos, y no reaccionan frente a los seres humanos que están frente a ellos. Su seguridad y su orgullo se basa en su adhesión a las reglas, y no a su lealtad a las leyes del corazón.

El reconocido psicoanalista y filósofo alemán Erich Fromm.

La gente que responde a una encuesta sabe que sus “opiniones” no cuentan y, por ello, no tienen ningún efecto y son ideas conscientes del público en un momento dado, y no rebelan nada de las tendencias básicas que podrían producir opiniones opuestas si las circunstancias cambiaran… votar en una elección política es aún peor que las encuestas de opinión, debido a que se embota el pensamiento mediante técnicas semihipnóticas. Las elecciones se convierten en una radionovela (y ahora telenovela) interesante ya que están en juego las esperanzas y las aspiraciones de los candidatos (y no las soluciones de los problemas políticos). Una gran parte de la población se niega a participar votando, pero la mayoría se siente fascinada por éste moderno espectáculo romano en que políticos, y no gladiadores, luchan en la arena”.

Hasta aquí las palabras de Erich Fromm en su libro: ¿Tener o Ser? primera edición en español 1978.  No tienen desperdicio.

Quizá vale la pena agregar en la actualidad, y especialmente en nuestro país, los graves problemas que existen: Criminalidad, impunidad, colusión de las autoridades con el crimen organizado, corrupción y francos robos de miles de millones de pesos del patrimonio económico nacional.


 

COMPARTIR