Moda masculina: ¿Hay un atuendo ideal para cada edad?

“Me gusta un hombre maduro, un hombre del cual yo pueda aprender, el cual yo pueda admirar. Me enamoro de la mente, me enamoro de la inteligencia de un hombre”.

Estas palabras fueron dichas por la cantante Thalía cuando se le preguntó por qué le gustaban los hombres maduros, las utilicé porque de lo que hablaremos es que al darnos cuenta de que generalmente en las revistas y/o consejos en línea siempre hablan de recomendaciones para los “chavos”, viene la pregunta: “¿¡Y nosotros con más edad… qué!?

PÁG. 7 (2).Bueno, primeramente no te dejes atrapar por la crisis de la edad y mucho menos te atrevas a proyectarla en tu vestimenta. Estos consejos te ayudarán para que te vistas de forma apropiada según tu edad, y la muestres aun con más orgullo, con más dignidad ¡¡y te haga lucir sensacional!! Siempre pensamos que vestirse bien es una habilidad que una vez dominada se mantiene para siempre. De hecho, el aprender a vestirse es algo parecido a tocar un instrumento musical o aprender a hablar un idioma, y con el paso de los años hay que seguir practicando. Es importante no precipitar las cosas y no sentenciarse a sí mismo a una vida de trajes con colores apagados. Muchos diseñadores hacen grandes esfuerzos por producir fascinantes prendas llenas de estampados y diseños con estilos deportivos para los jóvenes de este mundo, como también para la gente de mayor edad. A cualquier edad, la clave está en encontrar un equilibrio.

A los 20: Esta edad en otros tiempos significaba un período de crecimiento. Esta podría haber sido la década donde conseguías un trabajo estable, y si se tomaba en serio lo de crecer podrías haberte convertido en padre o en madre. Ahora, por supuesto, es una adolescencia místicamente extendida y confusa, en la que no queda muy claro si uno debe divertirse o ser responsable. Como quien dice en estos tiempos aún se está en el “limbo”. Por lo tanto, el uso de la mezclilla con playeras y tenis son más que comunes.

A los 30: Sin importar cuán joven luzcas, para el momento en que llegues a la base tres tendrás que invertir en alguna ropa a la medida. Esto no solo te ayudará a adoptar un estilo más empresarial, sino también te hará la vida más fácil mientras haces malabares con las responsabilidades que la vida parece ponerte en el camino. Un traje azul marino entallado es apropiado para casi cualquier situación y hace que vestirse por la mañana no requiera ningún esfuerzo.

Pero también puede ser divertido, en tanto conserves un físico óptimo, optar por aventurarte en la sección de trajes. El tipo de conjuntos denim (combinado con tenis) es algo que ahora está oficialmente permitido, siempre y cuando estén limpios y blancos. Elige colores llamativos como el beige o azul petróleo.

A los 40: Según los clichés culturales, los cuarenta es el punto en el cual se está virando hacia el territorio de “la crisis de la mediana edad”. Pero este mito insidioso (a veces cierto) no debe detenerte de mostrar algo de estilo a la hora de vestirte. En esta fase de la vida, la sastrería se convierte en una base confiable para cualquier atuendo; una casaca entallada puede realzar tu figura y lucir apropiada para tu edad. Pero eso no significa que tengas que parecerte a un banquero todo el tiempo. En su lugar, invierte en prendas sueltas que hagan contraste. Evita lucir anticuado vistiendo un polo en lugar de una camisa y, en verano, trata de ir sin calcetines o si los utilizas entonces que contrasten con un look elegante. Para eventos más formales, un traje elegante con botonadura sencilla, combinado con un par de zapatos con punta redondeada, te garantizará un status de “papá genial”.

¿Llegaste a los 50? ¡Felicitaciones! Como recompensa por tus esfuerzos, haciendo una suposición, ahora eres el jefe, así como también el patriarca de la familia, ¡¡o estás en la cúspide de tu potencial creativo!! Por lo tanto, puedes vestirte al estilo de un hombre “maduro y sabio” con total autenticidad: trajes, combinados y blazer no pueden faltar en tu guardarropa en tonos cálidos, nunca extravagantes. Recuerda, lo “menos es más”.

A los 60: ¡¡Liberados!! O así será dentro de poco tiempo, de los horarios del trabajo. Ahora eres un hombre con recursos propios y sin obligaciones con nadie, y es un hecho que se puede reflejar en la elección de tu ropa. Los atuendos formales a medida siguen siendo una opción atractiva, pero funcionan mejor si se usan un poco más holgados. Aquellas playeras pegadas al cuerpo olvídate de ellas aun cuando sigas acudiendo al gimnasio. Los colores fuertes y oscuros se ven mejor con las canas, así que si le añades extra te harán lucir bastante atractivo.

Y, para finalizar, te comunico por este medio que próximamente tendremos: “Y tu papá también”.

¡¡Espéralo!!


 

COMPARTIR