3 consejos para dormir sin calor en Durango

    Pegarse al sillón y dar vueltas y vueltas en la cama para conciliar el sueño…  Estas son las escenas más repetidas cuando hace calor en Durango.

    No es casualidad que el infierno sea un sitio caluroso. El frío es dañino, es cruel, puede matarte; pero el calor… el calor supone una tortura de sudor, pegajosidad y noches terribles en cama. Qué castigo más detestable es dormir todas las noches en un horno, que ni abriendo ventanas y puertas libera su temperatura.

    ¿Y cómo dormir en verano?

    1. Saca el aire caliente de la habitación. Coloca un ventilador que se dirija a las ventanas para impedir la entrada de aire caliente; situando frente a las aspas un tazón con hielo o agua helada para generar un aire más fresco. Mojar una sábana y colgarla de la ventana también funciona.

      ¡Qué calor! ¿Verdad señor de los Helados la Perla? Un clásico Duranguense para matar el calor.
    2. Tomar una ducha de agua tibia antes de dormir. Sí, aunque parezca loco funciona. Sucede que el agua fría genera una reactivación del organismo y aumenta el gasto energético, por consiguiente te llevará a sentir más calor que si se trata de una ducha tibia.Image result for ducha agua tibia
    3. Instala un equipo de aire acondicionado. Lejos de lo que mucha gente pueda creer, estos aparatos son muy accesibles y eficientes, a diferencia de los viejos sistemas que pesaban más de 100kg y consumían la electricidad de un mes. En la ciudad de Durango es recomendable acudir con un experto y en lo personal te recomiendo a CONAIRE Climas y Multiservicios, una empresa 100% duranguense que no solo instala sino que también da mantenimiento a equipos de aire acondicionado.

    Más allá de un consejo sencillo y una trampa para engañar a nuestro cuerpo, la realidad es clara y es que no hay grandes secretos ni recetas mágicas: cuando hace calor, dormimos mal.

    Y, por lo que señalan los expertos, hará mucho calor en el futuro, con el impacto que eso tendrá en la calidad del sueño de todos nosotros. No es mal momento, pues, para invertir en una alternativa eficiente como lo es un aire acondicionado.


     

    COMPARTIR