Colores que te van bien

“El estilo es una forma de decir quién eres, pero sin palabras”.

¿Qué es el estilo? Los más puristas dirían que el estilo pertenece a cada quien, uno lo forja durante toda su vida hasta crear una identidad que haga que cada uno de nosotros tenga rasgos que lo distingan del resto. Sin embargo, la palabra se ha deformado tanto que ahora estilo es sinónimo de “ser cool” o tener clase.

“Caer con estilo”, como diría Woody Allen, es hacer que lo que cualquiera hace, de un modo bastante común, resalte para así lograr la admiración del resto.

La ropa, el porte y hasta la manera de actuar, hacen que una persona sea considerada culta, inteligente o divertida, y aunque en realidad no lo sea, todo está en la apariencia y en la manera en que los demás nos ven. Todo comunica y así identificamos o rechazamos a alguien. Por eso te damos algunos consejos para que luzcas “con estilo”, pero más que eso: para que sepas vestir correctamente.

PÁG. 7 (2).Elige el color de ropa según el tono de tu piel:

A veces puede pasar que elegimos una prenda cuyo color nos encanta pero que al ponérnosla algo no nos convence, o simplemente somos de los que día a día elegimos los mismos tonos para ir a lo seguro sin arriesgarnos. Irnos de compras y seleccionar bien puede hacer que el azul de tus ojos destaque y se realcen más los colores negros y verdes. Podemos hacerlo también en cualquier época del año, siempre y cuando respetemos los básicos o primarios de cada estación y sepamos combinarlos estratégicamente. Haciendo esto, lograremos que nos digan lo bien que nos sienta la ropa, gracias a ese color que luce mejor en ti que en muchos otros. Si aún no sabes cuales usar y estás cansado de llevar los mismos, ¡este artículo es para ti!

Colores para piel blanca.- Les lucen los intensos sin ser estridentes, como por ejemplo los oscuros en rojo, azul, morado y verde. Pueden a su vez usar los marrones y beige más fuertes, evitando los amarillos en cualquier grado. El negro siempre queda bien en todos, al igual que el blanco, pero si tu tez es demasiado clara evítalo porque los muy suaves te añaden palidez. En verano juega con las tonalidades intermedias de cada uno de ellos y usa los muy tenues solo si van acompañados de una prenda más oscura, que pueda darle fuerza y personalidad a tu ropa. No te olvides de tus ojos y compra las prendas de colores que más les resalten.

Colores para piel morena.- Debes considerar que este tono de piel endurece las facciones, y si se eligen sólo oscuros para vestir se conseguirá un rostro agresivo. Intenta siempre combinarlos con los claros que lograrán transmitir suavidad relajando tus rasgos faciales, pero claro, todo dependerá de la imagen que desees transmitir. Evita los beige y cafés más fuertes en camisas o chaquetas, ya que se mimetizan con tu tez y hacen tu rostro apagado y triste, cámbialos por los intermedios y suaves en rosados, azul turquesa, salmón, verdes y amarillos.PÁG. 7 (1).

Colores para piel oscura.- En general pueden usar casi cualquiera, pero el que destaca muchísimo es el blanco, la gama más clara de grises, caquis y azules. Deben evitar los fuertes en morado, azules y cafés que no resaltan nada. Se cree que pueden ponerse los brillantes y llamativos, pero sólo se los recomendaría en estampados para camisas y polos, combinados con negro o blanco.

Combinar colores.- No te pongas demasiados y muy llamativos ya que ninguno destacará y no habrá armonía. Nunca olvides los básicos (negro, blanco, gris y caqui) que van con todos y acentúan el color que has elegido.

Recuerda: Los colores que se llevan esta temporada son los azules turquesa, rosas, amarillos, salmones y verdes esmeralda, junto con estampados playeros y hippies que pueden sentar bastante bien.

Ten en cuenta que cada uno tiene muchas variantes, que aunque en teoría pueden quedarnos bien, nuestra piel no es igual a la de nadie, y sólo se puede conseguir el que más nos resalte de una manera: arriesgando. El espejo es el mejor consejero, ¡¡no dudes a la hora de experimentar!!


 

COMPARTIR