Científicos hallan otra manera efectiva de prolongar el tiempo de vida

Caminar bastante resulta positivo para la salud, pero los beneficios varían de acuerdo al ritmo al que lo hagamos.

La esperanza de vida es mayor cuando caminamos rápido que cuando lo hacemos despacio, según señala una investigación publicada en el portal British Journal of Sports Medicine, la cual ha sido citada por la revista MedicalXpress.

Para obtener esta conclusión, investigadores de la Universidad de Sídney (Australia) evaluaron los datos recopilados de un sondeo hecho a 50,225 ciudadanos del Reino Unido entre los años 1994 y 2008, en el que estas personas indicaron el ritmo que durante sus caminatas preferían mantener: lento, medio o rápido.Image result for old people

Luego de considerar otros factores como el sexo, la edad, el ejercicio físico general y el índice de masa corporal, los científicos llegaron a la conclusión de que el riesgo de muerte temprana disminuye un 24% cuando se camina rápido, y un 20% cuando se anda a medio ritmo, en comparación con el paseo lento.

A su vez, el efecto positivo de las caminatas ha sido más notorio especialmente en aquellas personas que superan los 60 años, a las que las caminatas rápidas les ayuda a disminuir el peligro de muerte por afecciones cardíacas en un 53%, y efectuar la misma rutina a un ritmo medio les termina beneficiando en un 46%.

(grandesmedios.com).


 

COMPARTIR