Caso Joselyn: La verdad. Entrevista exclusiva

Fernando Miranda Servín.

La Secretaría de Educación del Estado de Durango, a cargo del Ing. Héctor Vela Valenzuela, y el Hospital Materno Infantil del IMSS de esta localidad, bajo la dirección del Dr. José González Macouzet, se encuentran en graves problemas legales por los fuertes señalamientos que hacen los familiares de la niña Ángeles Joselyn Lugo Valdez, de 12 años de edad, fallecida el pasado 27 de octubre a causa de una meningitis, al parecer provocada por las agresiones físicas que sufría por parte de algunas de sus compañeras de la secundaria técnica Núm. 61, ubicada en el fraccionamiento Jardines de Durango.

“Desde hace tiempo ya habíamos hablado con el director de la escuela, Profr. Javier Solís de los Santos, le dijimos que Ángeles Joselyn era víctima de bullyng, pero lo negó diciendo que en su escuela no pasaba eso”, comenta Erika Valdez González, tía de la víctima, y continúa: “Mi sobrina era de carácter tímido, buena estudiante, no le hacía daño a nadie. Comenzó a sentirse mal a principios de octubre, se quejaba de fuertes dolores de cabeza, la llevamos a la clínica 44 y nos dijeron que se trataba de una torcedura de cuello y le colocaron un collarín. Conforme pasaron los días su estado de salud fue empeorando por lo que la llevamos al Hospital Materno Infantil del IMSS; ahí sufrimos maltrato por parte del personal de la ventanilla quienes, al llevar a mi sobrina en estado delicado, nos pidieron el carnet diciéndonos que si no lo entregábamos no podían atender a la niña; esto, a pesar de haberles proporcionado el número de carnet, y nos amenazaron con quitarnos el servicio si hacíamos algún reclamo por el trato que nos estaban dando”.

Dr. José Gonzalez Macouzet, director del Hospital Materno Infantil del IMSS en Durango.  Maltratos y negligencias, el pan de cada día para los derechohabientes.
Dr. José Gonzalez Macouzet, director del Hospital Materno Infantil del IMSS en Durango.
Maltratos y negligencias, el pan de cada día para los derechohabientes.

Pero por desgracia, para Ángeles Joselyn y su familia los maltratos del personal de la ventanilla no quedaron ahí: “Uno de los doctores que la atendió nos dijo que los fuertes dolores de cabeza que tenía Joselyn se debían a que estaba estresada y la canalizó al Hospital Psiquiátrico, a donde fuimos solamente a perder el tiempo ya que Joselyn cada día se ponía más grave, por lo que días después regresamos al Hospital Materno Infantil. Le dije a uno de los doctores que yo conocía los síntomas de la meningitis y que eran muy parecidos a los que tenía mi sobrina, y le pedí que le hicieran unos análisis para saber si se trataba de esta enfermedad, pero de manera grosera me respondió: ‘aquí el doctor soy yo, no usted’, e ignoró mi petición. Fue hasta que Joselyn estuvo en terapia intensiva, dos días antes de morir, cuando le hicieron una serie de análisis, y uno de los doctores me dijo que le habían encontrado la bacteria llamada Criptococosis, la cual le había provocado una meningitis (inflamación del cerebro) que era la que le ocasionaba los dolores de cabeza intensos y dolores muy fuertes en el estómago y los intestinos. Este médico nos informó que este tipo de bacterias solamente se encuentran en las heces fecales de los murciélagos, pájaros y palomas”, manifiesta Erika Valdez.

Este diagnóstico desafortunadamente se lo hicieron demasiado tarde y Ángeles Joselyn falleció el 27 de octubre pasado. Un día después, al llegar varias compañeras de la secundaria a su velorio, estas informaron a la madre de Joselyn que efectivamente esta era víctima de bullyng por parte de algunas de sus compañeras, quienes en varias ocasiones le habían introducido su cabeza en los inodoros de los baños de la escuela y la habían obligado a comer el excremento de las palomas que abundan en el interior de esta secundaria, por lo que la madre y la tía de Joselyn acudieron a ver al director del plantel para informarle los hechos, causando el enojo de este, quien se negó a aceptar que Joselyn hubiera sido víctima de bullyng.

Ing. Héctor Vela Valenzuela, secretario de Educación del estado de Durango, más ocupado en atender sus aspiraciones políticas que en capacitar a los directivos escolares para combatir de manera eficiente el bullying en los planteles.
Ing. Héctor Vela Valenzuela, secretario de Educación del estado de Durango, más ocupado en atender sus aspiraciones políticas que en capacitar a los directivos escolares para combatir de manera eficiente el bullying en los planteles.

Inmediatamente, las alumnas que informaron a la madre de Joselyn lo que había sucedido fueron amenazadas por este director: “nos dijo que si volvíamos a decir lo que había pasado nos iba a expulsar de la escuela”, comenta una de ellas, temerosa de que la amenaza se cumpla.

Así las cosas, tanto las altas autoridades de la Secretaría de Educación del Estado de Durango como del Hospital Materno Infantil del IMSS se han deslindado en algunos medios de comunicación locales de la responsabilidad que tienen en este caso por las graves omisiones y negligencias que cometieron sus empleados, y que de alguna manera pueden ser causales del deceso de Ángeles Joselyn.

“El director de la escuela nunca atendió nuestra denuncia y hasta nos trató despóticamente luego de la muerte de mi sobrina, cuando fuimos a recoger sus documentos. Después de lo que nos dijeron las compañeras de Joselyn pudimos confirmar que sí se practica el bullyng en esta escuela y el director no hace nada para impedirlo. Por otro lado, en el Hospital Materno Infantil no nos dieron un servicio eficiente ni oportuno, nos maltrataron y hasta llegaron al extremo de enviar a Joselyn al Hospital Psiquiátrico porque según ellos mi sobrina padecía de sus facultades mentales, en lugar de hacerle análisis de inmediato y atenderla de manera profesional”, denuncia Erika Valdez.

Hoy, ambas instituciones tendrán que enfrentar la averiguación previa por el delito de homicidio que la madre de Joselyn, Juana Valdez González, solicitó ante la Fiscalía General del Estado de Durango en contra del personal de la SEED y del Hospital Materno Infantil del IMSS que participaron en este trágico evento, así como en contra de quienes resulten responsables, en referencia a las alumnas menores de edad que agredieron a Joselyn.

“Le pedimos al gobernador Jorge Herrera Caldera que intervenga directamente, como máxima autoridad del estado y como padre de familia, para que se nos haga justicia. Sabemos que esto no le va a devolver la vida a Joselyn, pero sí podría evitar que a otros niños les pase lo mismo debido a la incompetencia de los directivos de la SEED para combatir de manera efectiva el bullyng, y a las negligencias médicas de las que muchos ciudadanos somos víctimas en el Hospital Materno Infantil del IMSS. Estas cosas no sucederían si los titulares de estas instituciones y sus empleados hicieran su trabajo como debe de ser, con eficiencia, ya que para eso les pagamos los contribuyentes”, finalizó indignada la tía de Joselyn, Erika Valdez.

COMPARTIR