LA CASA BLANCA DE DURANGO. Saqueos en la Dirección Municipal de Servicios Públicos de Durango

    Fernando Miranda Servín.

    Homar Cano Castrellón
    Homar Cano Castrellón, titular de la Dirección Municipal de Servicios Públicos de la ciudad de Durango, funcionario corrupto y encubridor de defraudadores.

    A principios del mes de enero pasado, en las redes sociales de Facebook y Twitter comenzó a circular un video transmitido por el canal 10 de la televisión local de Durango, en el aparece la señora Flora Jazmín Cupich Name denunciando las agresiones verbales y físicas de las que ha sido objeto por parte de su todavía esposo, el ex Subdirector General de Servicios Públicos Municipales de Durango, Lic. Luis Alberto Escajeda Arce.

    Así mismo, Flora Jazmín Cupich Name pone en evidencia la corrupción existente tanto en la Fiscalía General del Estado de Durango, a cargo de la Lic. Sonia Yadira de la Garza Fragoso, como en el Tribunal Superior de Justicia estatal, cuyo presidente es el Magistrado Apolonio Betancourt Ruiz, en cuanto a que desde agosto del año pasado no han tenido ningún avance las averiguaciones previas que solicitó en la Fiscalía por los delitos de lesiones y amenazas en contra de Luis Alberto Escajeda Arce, y ha observado un marcado favoritismo hacia su cónyuge por parte de la juez titular del Cuarto Juzgado en el juicio de Controversia del Orden Familiar que se está llevando a cabo en esta dependencia. También, en septiembre de 2014 la señora Cupich Name solicitó una averiguación previa en contra del abogado de su esposo, Erick Martín Ávila Dosal, por el delito de amenazas, pero hasta la fecha el personal de ambas instituciones no le ha dado respuestas positivas.

    El video en el que la señora Flora Jazmín Cupich ha manifestado su queja y hace responsables a su esposo y al abogado de este por posibles agresiones que pudiera sufrir a su integridad física y de sus familiares ya ha sido visto por miles de usuarios de internet.

    Dicen que el hilo se rompe por lo más delgado, y de pronto en la redacción de raza cero recibimos la llamada de un empleado de la Dirección Municipal de Servicios Públicos de la ciudad de Durango, quien solicitó una entrevista con la condición de guardar su anonimato. El encuentro se llevó a cabo el día 15 de enero en un punto de la ciudad de Durango:

    La Casa Blanca de Durango, construida con el dinero de los duranguenses.

    • Como le comenté, tengo información importante sobre la corrupción que se está dando en la Dirección de Servicios Públicos de Durango, a cargo de Homar Cano.

    – ¿Qué pasa?

    • Se trata del ex Subdirector, Luis Alberto Escajeda Arce, al que su esposa lo está denunciando en Facebook por maltratos. En octubre del año pasado, luego de una auditoría, fue destituido por un desfalco millonario ya que también ocupaba la Subdirección de Administración de Servicios Públicos, pero el titular, Homar Cano Castrellón, en vez de fincarle responsabilidad penal lo protegió y solamente lo destituyó, pero lo destituyó entre comillas porque sigue percibiendo su sueldo y hasta sigue utilizando un vehículo oficial perteneciente a la Dirección de Servicios Públicos, con todo y chofer. Desde octubre no han nombrado a un nuevo subdirector.

    – ¿Y cómo de cuánto es el desfalco?

    • No sé exactamente, pero se trata de millones de pesos, las cuentas no le cuadraron en gastos y adquisiciones, y hay más: las fechas de estos “desfalcos” coinciden con el tiempo en que Luis Alberto Escajeda construyó su casa en el fraccionamiento Colinas del Saltito.

    – ¿Cuándo fue eso?

    • A finales de 2013 Luis Alberto Escajeda comenzó a construir su casa en este fraccionamiento, Colinas del Saltito, en la calle Circuito Ferrería Núm. 132. Todo el material de construcción lo extrajo de la Dirección Municipal de Servicios Públicos con el consentimiento del director, Homar Cano. Inclusive, varios empleados de esta dirección recibieron órdenes de Homar Cano y de Luis Alberto Escajeda para ir a trabajar como albañiles, peones y electricistas en la construcción de esta casa. Todas las facturas de las compras de cemento, ladrillos, arena, grava y material para las instalaciones hidráulica y eléctrica fueron cargadas a la Subdirección de Administración, de la que era titular el mismo Luis Alberto Escajeda. Esta casa la construyeron en medio año, de diciembre de 2013 a julio de 2014.

    – ¿Y como cuánto vale esta casa?

    • Pues los acabados son de lujo… vale como unos 3 millones de pesos.

    Luis Alberto Escajeda Arce, ex subdirector de Servicios Públicos Municipales de la ciudad de Durango, permanece impune.
    Luis Alberto Escajeda Arce. “Desfalcos” millonarios e impunidad total.

    Así concluye el entrevistado y, de acuerdo a las investigaciones realizadas por el que esto escribe entre los habitantes del fraccionamiento Colinas del Saltito, los hechos aquí denunciados por el empleado de la Dirección Municipal de Servicios Públicos de Durango coinciden con las versiones de los vecinos, quienes inclusive durante esos meses, de diciembre de 2013 a julio de 2014, presentaron varias denuncias ante la Contraloría Municipal, a cargo de la C.P. Tania Julieta Hernández Maldonado, quien hasta la fecha no les ha dado una respuesta; y al respecto, manifiestan los vecinos: “con frecuencia venían trabajadores de la Dirección de Servicios Públicos en vehículos oficiales del municipio, los veíamos laborar como albañiles en el predio de Circuito Ferrería Núm. 132, y además obstruían el paso a las cocheras de los vecinos por lo que acudimos a la Contraloría municipal a poner nuestra denuncia, pero hasta ahorita no hemos recibido ninguna notificación”.

    Esteban-Villegas-alcalde-de-Durango
    Esteban Villegas Villarreal, alcalde de Durango. En entredicho la transparencia que supuestamente se practica en su gestión.

    Hoy, la ciudad de Durango tiene un déficit de 20 mil viviendas, según lo manifestó el mismo director del Instituto Municipal de la Vivienda, Alfonso Mercado Chávez, el pasado 26 de enero, pero por lo que se ve los impuestos que pagamos los contribuyentes están sirviendo para que unos cuantos funcionarios bribones se construyan sus palacetes en las zonas más exclusivas de este municipio.

    Y estos actos de corrupción, que deliberadamente se ocultan a la ciudadanía, dan al traste con las declaraciones triunfalistas del alcalde de Durango y posible candidato priísta a la gubernatura del estado, Esteban Villegas

    Villarreal, quien mediante inserciones periodísticas manifiesta estar realizando un trabajo eficaz en lo que se refiere a transparencia y rendición de cuentas, pero lo que sucede en esta y otras direcciones de su administración demuestra todo lo contrario; es decir, que los ciudadanos del municipio de Durango están siendo gobernados por una auténtica mafia de saqueadores profesionales.


    COMPARTIR