Corrupción en el Instituto Nacional Electoral en Durango

Fernando Miranda Servín.

Mucho revuelo han causado en los medios de comunicación las millonarias multas que el Instituto Nacional Electoral le ha impuesto al Partido Verde “Ecologista” por la infinidad de anomalías y violaciones a la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales que ha cometido, desde actos de campaña anticipados hasta los envíos masivos que realiza de propaganda electoral que violan los principios de equidad que están establecidos en dicha ley.

Los espacios ostentosos que este partido tuvo y tiene en los medios de comunicación, en las salas cinematográficas y en anuncios espectaculares a lo largo y ancho del país son, más que notorios, ofensivos.

Así, cientos de miles de ciudadanos han recibido en sus hogares cartas que contienen la tarjeta “Premium Platino”, del Partido Verde “Ecologista”, para obtener descuentos en innumerables centros comerciales del país, así como boletos gratuitos para entrar a las salas de cine de la empresa Cinemex.

Y el Instituto Nacional Electoral parece no darse abasto emitiendo multas y más multas para este partido de mafiosos (¿qué partido no lo es?), regenteado por el nefasto “Niño Verde”, Jorge Emilio González Martínez, quien cuando no es sorprendido realizando alguna transa o saqueo está involucrado en despojos y asesinatos.

Como ya todo mundo sabe, este partido hace una y mil tropelías, menos preocuparse por la ecología, y lo peor de todo es que todos los atropellos que comete los hace ¡con nuestro dinero!, pues como dolorosamente debemos recordar más de 5 mil 300 millones de pesos del erario fueron repartidos entre los partidos políticos tan solo en este año 2015. Por eso, al “Niño Verde” y demás “dirigentes” de este partido inútil no les importa derrochar su presupuesto en gastos onerosos de propaganda electoral y pago de fuertes multas PORQUE NO ES DINERO DE ELLOS, de sus bolsillos, ES DINERO DE LOS CONTRIBUYENTES.

Pero en lo que muchos quizá no han reparado es que los actos delictivos en los que está incurriendo el Partido Verde Ecologista a nivel nacional tienen un cómplice: el Instituto Nacional Electoral.

Veamos: Mi hija, a principios del año pasado, cumplió 18 años. Ella jamás había recibido correspondencia de ninguna clase ya que, como modesta estudiante, no cuenta con tarjeta de crédito de ningún banco ni de ninguna tienda departamental.

Así las cosas, a mediados del año pasado, 2014, le sugerí que tramitara su credencial de elector ya que no contaba con ninguna identificación oficial. La acompañé al módulo del Instituto Nacional Electoral, del distrito al que pertenecemos, en la ciudad de Durango, en el que, luego de entregar su papelería, a los pocos días le fue entregada su flamante credencial.

Luego de un par de semanas, grande fue mi sorpresa al ver una mañana, en el interior de mi casa, al pie de la puerta, la primera correspondencia que recibía mi hija, y adivinen ustedes de quién era: exacto, del Partido Verde Ecologista, que hasta el momento de escribir este artículo no ha parado de bombardear mi casa con correspondencia dirigida a mi hija, enviándole propaganda electoral, tarjetas “Premium Latina” y boletos de Cinemex.

¿Quién si no el INE proporcionó a este partido el nombre completo y el domicilio exacto de mi hija?

¿Y quién vigila y sanciona al INE por este tipo de transgresiones a la ley que flagrantemente ha venido cometiendo para favorecer al Partido Verde Ecologista?

Es el INE quien está violando los artículos 20, fracción III y 61 de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, así como los artículos 35 y 36 del Reglamento del Instituto Federal Electoral en Materia de Transparencia y Acceso a la Información Pública, que establecen que los datos personales que los ciudadanos proporcionan al INE son estrictamente confidenciales.

Este Instituto Nacional Electoral es el que está organizando el proceso electoral del 7 de junio de 2015, y es el mismo que realizará las elecciones de 2016.

¿Cómo confiar en este instituto que abiertamente está demostrando ser altamente corrupto?

COMPARTIR