Fue el 7 de Agosto de 1919 cuando el aviador Charles Godefroy decidió utilizar uno de los monumentos más emblemáticos de París como objeto para sus prácticas aéreas. Se trataba del el Arco del Triunfo, construido por Napoleón tras la batalla de Austerlitz en 1805 para que sus soldados entrasen de una forma gloriosa en París.

Sin embargo, la entrada de Charles Godefroy será bien distinta. Durante el desfile de la Victoria de París de 1919 tras terminar la Primera Guerra Mundial, los soldados debían hacer acto de presencia por la capital francesa, sin embargo, según una norma los aviadores debía desfilar a pie del mismo modo que la infantería.

Eso fue algo que no gustó a un grupo de pilotos, por lo que semanas después planearon atravesar el Arco del Triunfo utilizando la avioneta Nieuport 11 de Charles Godefroy. Así, el aviador acordó con el periodista Jacques Mortane el momento en el que iba a realizar dicha acción. Nadie sabía de la planificación de ese vuelo, pero al día siguiente todos los periódicos se hicieron eco de la peripecia. Como curiosidad, Charles prometió retirarse de la aviación tras ese reto. Desde ese momento, se dedicó al comercio de vinos, un oficio que, sin ninguna duda, le devolvería la paz tras unos intensos años como piloto.

Avioneta Nieuport 11
Avioneta Nieuport 11
Posteriormente existieron otros aviadores que realizaron la misma maniobra. El segundo fue Alain Marchan, que fue multado con 5000 francos por ello, mientras que el último en atravesarlo fue un piloto no identificado el 11 de agosto de 1991.

Créditos: Jacques Mortane.

COMPARTIR