Soriana y restaurantes Martin’s: esclavistas. La familia Martín Bringas, los dueños

Juan Monrreal López.

Para los trabajadores sobrexplotados del Grupo Soriana.

Torreón, Coahuila.- Salarios miserables de 950 pesos quincenales, menos 150 pesos rebajados por concepto de comida, uniformes comprados o rentados por los propios trabajadores, escamoteo de utilidades, descuentos por loza quebrada y cargos por servir platillos equivocados, son algunas de las numerosas violaciones laborales que realiza cotidianamente el Grupo Soriana con los miles de trabajadores que tienen la desgracia de emplearse en este consorcio, uno de los que mejor cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), señalado además por haber colaborado de forma ilegal con el PRI en el proceso electoral federal de 2012, respaldando al candidato priista Enrique Peña Nieto.

Invitado por un grupo de trabajadores temerosos -pero decididos- de la empresa fundada en 1968 en la ciudad de Torreón, Coahuila, Demócrata Norte de México, acudió a la cita para escuchar las denuncias de abuso que los dueños del corporativo y muchos de los llamados “trabajadores de confianza” cometen a diario en las instalaciones de los centros comerciales, restaurantes y tiendas de conveniencia propiedad del grupo.

Registrada como empresa mexicana líder del sector comercial en México, Soriana presume en la BMV que posee 606 tiendas en 208 ciudades en los 32 estados del territorio mexicano, sin contar las instalaciones de conveniencia “Súper City”.

Soriana. Descarada explotación solapada por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Según los registros de la BMV, al cierre de las operaciones consolidadas del año 2014, el Grupo Soriana tuvo ingresos anuales de 101 mil 829 millones de pesos. Abrió 16 nuevas tiendas y redujo la deuda corporativa a 0 pesos después de haber pagado 1 mil 948 millones de pesos de débito.

De acuerdo al reporte emitido por Soriana el 2 de febrero de este año desde la sede de la sociedad en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, la agrupación tuvo utilidades brutas por 22 mil 491 millones de pesos que representaron un incremento del 1.2% con respecto a 2013.

Así, las utilidades netas de Soriana en el año 2014 fueron de 3 mil 704 millones de pesos; sin embargo, ni un solo centavo cayó a las manos de los trabajadores.

Este año, como los últimos 3, no han recibido utilidades derivadas de su trabajo y ganancias de este comercio.

De acuerdo a los testimonios de los asalariados, Grupo Soriana no ha entregado dividendo alguno por utilidades en 3 años.

La última vez que esto sucedió les entregaron 400 pesos.

Con 5, 10, 15, 25 y más años de antigüedad en distintos centros de trabajo, Soriana Súper, Soriana Express, City Club, Restaurantes Martin´s, etcétera, los empleados hablaron a Demócrata Norte de México de decenas de violaciones a la ley laboral mexicana que cotidianamente cometen en contra de ellos; entre otras, malos tratos y acoso laboral, así como las condiciones machistas que dominan al interior de los centros de trabajo de Soriana, pese a que el personal es preponderantemente femenino.

 Los Martín Bringas y su grupo Soriana, esquilman a todos

Con una fuerza laboral de aproximadamente 85 mil trabajadores en todo el país, los trabajadores hablan que las condiciones laborales han cambiado mucho, para empeorar.

Denuncian los salarios miserables que perciben de 67 y 70 pesos diarios.

Revelan que los uniformes los pagan en un promedio de 1 mil 200 pesos, e incluso existen trabajadores de piso que los rentan.

También apuntan que de las tarjetas de salud que deben tener los trabajadores, pagan la mitad, algo así como 120 pesos cada 6 meses.

Los accidentes de trabajo quedan a consideración de los gerentes o jefes de turno, de manera que si los empleados de confianza determinan que las heridas laborales no son de consideración no los liberan para que acuda al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a atenderse.

Los operarios de los servicios de comida, viven al límite.

Si quiebran algún enser se les rebaja del salario. Si entregan una orden-platillo o bebida equivocada, también se las cobran.

Eso sí, los obligan a endilgar alimentos, postres o cualquier servicio extra a los clientes y, si no lo hacen, reciben llamadas de atención o amenazas de despido.

Pero eso no es todo.

Las horas extras no son pagadas.

Con este esquema laboral, al Grupo Soriana no le fue difícil acumular los 3 mil 704 millones de pesos de utilidad neta en 2014, cifra de la que los asalariados de Grupo Soriana no recibieron absolutamente nada.

 Los Martín Bringas y la política

El Grupo Soriana es activo en la política.

Mediante las tarjetas Soriana promovió la compra de votos a favor de Enrique Peña Nieto y del PRI en 2012.

Las denuncias e investigaciones en contra del grupo por este tipo de actividades ilegales nunca han prosperado.

Soriana es parte importante en los procesos electorales a lo largo y ancho del país.

En el caso de La Laguna, Pedro Luis Martín Bringas -uno de los herederos del consorcio que fundaron Francisco y Armando Martín Borque-, es el promotor del Estado de La Laguna, a través de la organización Estado de La Laguna (ELLA), que en su momento aglutinó luchadores de este proyecto, pero que pronto se alejaron por el carácter iracundo de este sorianero que presumió tener el apoyo de Enrique Peña Nieto, debido a que el Grupo Soriana había conseguido “millones de votos” con el uso de las tarjetas Soriana.

ELLA dice tener alrededor de 500 mil firmas de laguneros, sin embargo, lo que realiza Pedro Martín Bringas por este proyecto no se conoce, a excepción de los espectaculares colocados en el anillo periférico que une la zona conurbada lagunera.

Lo que sí se conoce, son las condiciones de trabajo esclavista en que mantiene a los 85 mil trabajadores al servicio del corporativo Soriana, que obtuvo 3 mil 704 millones de pesos de utilidad neta en 2014, y de los que los asalariados de este grupo comercial no recibieron ni un centavo.

(democratanortedemexico.com).

Comentarios

Comentarios

COMPARTIR