Respuestas a tres preguntas

Luis Leija.

1.- ¿Cómo se crea la pobreza?

Habría que preguntarse antes: ¿Qué es la pobreza? Diría que son las precarias  condiciones de vida caracterizadas por la escasez de los satisfactores básicos para llevar una vida digna, y esto tiene que ver con la alimentación, la vivienda y la salud; cuando alguno de estos factores no está cubierto existe pobreza que, por otra parte, tiene diversas gradaciones, desde la absoluta hasta una relativa.

Podemos afirmar que cada ser humano en sí mismo nace en particulares circunstancias favorables o desfavorables, dependiendo de la cuna heredada; la pobreza personal, por consiguiente, es cuestión de apellidos.

Todos aquellos individuos que por vía sanguínea vienen al mundo dentro de un contexto determinado, tienden en general a conservar el mismo estrato social del que provienen.

Aclarados estos puntos, veamos cómo es creada la pobreza:

Parte de la injusticia, del abuso, del aprovechamiento que hace el poder y la fuerza que poseen aquellos grupos o individuos para apropiarse de los recursos que el débil no puede defender; significa la existencia de un robo.

Screen Shot 2015-09-24 at 01.14.32 AM

La pobreza es aliada de la ignorancia, del fanatismo religioso, de la superstición y de cierta abulia acumulada por generaciones de sometimiento.

Contribuye también a la generación de pobreza la corrupción, el autoritarismo, el egoísmo, la ambición desmedida inherente del sistema capitalista imperante en el mundo entero e intrínsecamente desinteresado en los pobres, sino es para exprimirles.

2.- ¿Por qué el crecimiento es la única respuesta?

El crecimiento económico lo miden los especialistas en el incremento de la producción y los servicios de un determinado sector que, integrado a la totalidad, representa el aumento bruto de una economía dada; pero este índice puede estar subiendo sin que la pobreza disminuya, antes por el contrario, puede seguir aumentando la pobreza por la alta concentración de la riqueza, singular característica del sistema.

Los bienes y servicios superfluos, solo accesibles a unos pocos, pueden estar aumentando velozmente y hasta bajar sus precios en ese peculiar mercado; no obstante, los bienes y servicios indispensables y necesarios para las grandes mayorías sumergidas en la pobreza, hacerse más escasos y, por consiguiente, crear más miseria.

En una sociedad ideal, auténticamente democrática, el incremento del PIB se refleja en una mejora general de vida de toda la población, dado el equilibrio de la distribución de productos y servicios, es decir de satisfactores.

Pobreza en México, en los mismos niveles de 1992, según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social. Coneval.

Históricamente los procesos de las conquistas territoriales y del colonialismo derivaron en el imperialismo occidental, del que fueron víctimas la mayoría de los pueblos restantes del mundo. Los imperios, con su frenético y admirable desarrollo científico, tecnológico e industrial crearon las condiciones apropiadas para el saqueo económico y sometimiento político de estas sociedades rezagadas, hoy estacionadas en la pobreza.

En consecuencia, el desarrollo con justicia solo puede conseguirse teniendo como mira el abaratamiento de los satisfactores básicos, susceptibles de ser adquiridos por las clases marginadas.

3.- ¿Quién está desarrollando a quién?

Es indudable que los impresionantes avances científicos y los adelantos tecnológicos a los que ha llegado la vanguardia del desarrollo humano pueden solucionar casi la totalidad de la pobreza que sufre una inmensa parte de los habitantes de la tierra.

No obstante, estos fantásticos esfuerzos y maravillosos logros se canalizan casi en su totalidad para generar riqueza para muy pocos y poder militar para proteger y garantizar los privilegios de esas élites nacionalistas y hasta chauvinistas, en detrimento de las grandes mayorías.

No hace falta mencionar cada uno de estos magníficos avances, baste hablar de las velocidades, de la potencia bélica, de la eficiencia de todo tipo de naves, robótica, comunicaciones, cibernética, química, energía, medicina, ingeniería, etc.

Para terminar, podemos afirmar que el principal factor de la pobreza es la explosión demográfica que experimenta la población más depauperada, sometida a una religión que inhibe el control natal y consecuentemente alienta la oferta laboral de bajo nivel educativo con la consabida baja de salarios.

Comentarios

Comentarios

COMPARTIR