Sr. Fernando Miranda.

Director del periódico razacero.

Ciudadanos del municipio de Pueblo Nuevo le solicitamos que publique esta carta en su prestigiado medio de comunicación.

En el municipio de Pueblo Nuevo, en la administración 2010–2013, fungió como presidente municipal el Ing. José Guadalupe Barrios Tellez y desde el inicio de su gestión se caracterizó por su manera caciquil de gobernar, pues siempre ignoró a los miembros del cabildo y se dedicó a hacer y deshacer con las licitaciones, los recursos y cargos directivos del municipio, asignándolos de manera directa a amigos y compadres. Esto le valió la crítica del pueblo entero, y en una demostración de su poder y lo poco que le importaba la opinión de sus gobernados hizo demoler su propia casa, una casa perfectamente funcional, para en su lugar construir en el poco tiempo que el dinero mal habido permite, una lujosa residencia en cuya construcción se utilizaron materiales del municipio y personal de Obras Públicas.

Sólo en Durango suceden estas cosas, los que se portan mal son premiados y los demás somos pendejos.

Su mala fama y el descontento fue creciendo al grado que los regidores y la dirigencia de su mismo partido, el PRI, movilizaron a su gente y tomaron la presidencia municipal exigiendo un alto a su comportamiento soberbio y la atención a las necesidades de la población. Su respuesta fue nula, durante días ignoró el plantón y minimizó ante los medios locales y estatales la situación. Pero al ver que los manifestantes no desistían hizo uso de la fuerza, pero no la fuerza pública. Ordenó a un grupo de sicarios que “levantaran” a quienes encabezaban el movimiento. Estos delincuentes cumplieron la orden y se llevaron con lujo de violencia y a plena luz del día a Tomas Serrano y Michel Hernández, regidores del PRI y del PAN, respectivamente.

José Guadalupe Barrios Tellez, ex presidente municipal de Pueblo Nuevo, cuentas pendientes con la justicia y con la ciudadanía.
José Guadalupe Barrios Tellez, ex presidente municipal de Pueblo Nuevo, cuentas pendientes con la justicia y con la ciudadanía.

Para fortuna de los levantados los demás miembros del movimiento actuaron de manera inmediata poniendo al tanto de los hechos a las autoridades estatales y militares, logrando que en unas horas los delincuentes pusieran en libertad a los regidores. De manera inmediata desde el gobierno del estado se ordenó la renuncia del presidente del PRI municipal y regidor Tomas Serrano, uno de los cabecillas del movimiento, y también la renuncia del presidente municipal José Guadalupe Barrios, quedando en su lugar su suplente y pendiente una explicación de los hechos.

Se exigió la actuación de las autoridades estatales para castigar a este delincuente y la respuesta de estas fue el nombramiento de Barrios Tellez como Subsecretario de Recursos Naturales del gobierno del estado. Desde ahí ha estado operando políticamente y permanece en la impunidad haciendo campaña por el delfín del gobernador, Esteban Villegas.

Ahora, recientemente José Guadalupe Barrios tomó protesta como Presidente de la Asociación de Técnicos y Profesionista Agropecuarios, Forestales y Zootecnistas del municipio de Pueblo Nuevo, posición desde donde sus cómplices del gobierno del estado lo quieren impulsar para la candidatura a diputado local por el PRI.

Mientras tanto, en Pueblo Nuevo seguimos esperando que se haga justicia, se cite a Barrios Tellez a que aclare el desvío millonario de recursos y su participación en la privación ilegal de la libertad de los dos regidores arriba mencionados. Pero parece que nos quedaremos con las ganas y solo veremos cómo la impunidad cubre con su manto a los amigos de los poderosos y su conducta delictiva es premiada.

Atte.
Ciudadanos de Pueblo Nuevo.

Cartas-a-la-reda

COMPARTIR