Las encuestas amañadas de PRI en Durango

Cartas a la redacción

Sr. Fernando Miranda Servín.
Director del periódico razacero.

Le solicito publique en su prestigiado medio de comunicación lo siguiente:

Desde mi punto de vista, las campañas de TODOS los aspirantes a cargo popular, de gobernador hacia abajo, se han distinguido por el alto costo que significan y la cantidad de promesas, que en muy poco han variado de las hechas por anteriores aspirantes. Podríamos decir que son variaciones sobre el mismo tema: “con tu voto, Durango va a progresar”, cada uno tiene su varita mágica o se cree un rey mago.

Hay algunas que resultan hasta ridículas por su ignorancia, eso porque uno promete que va a mejorar la minería, tal vez sembrando vetas de oro y plata en las minas y tener un mercado local de precio de metales.

Otros que ahora sí el campo será atendido, que habrá miles de becas, que los inversionistas tienen listos los millones de dólares, etc.

Claro que no podrían faltar las descalificaciones, calumnias, una que otra ofensa. Se trata de hacer tropezar al contendiente, el fin justifica los medios.

Y, sobre esto último, el omnipresente, prepotente e inoperante PRI, maneja grupos de personas, jóvenes en su mayoría, que visitan, ignoro si en toda la ciudad, casa por casa, (por lo menos en mi colonia han venido tres veces) haciendo dizque unas encuestas con preguntas tan repetitivas como fastidiosas: sobre las necesidades más urgentes en la colonia, que respecto a la seguridad, recolección de basura, etc. Pero lo  grave es que preguntan quienes más viven en la casa y sus edades; y, si son mayores de edad, aunque estén ausentes también los ponen como encuestados. Al preguntarles de parte de quién vienen, contestan que de parte de una asociación civil, no dan el nombre, pero ESTAN MAS QUE IDENTIFICADAS CON LAS GORRAS QUE TRAEN EL LOGOTIPO “Contigo”, símbolo del gobierno. Les acompaña otra persona que ha de fungir como supervisora, que no trae dicha gorra y supervisa que el grupo de chicas se apure en el trabajo.

A los pocos días, me hablan del PRI para comprobar dicha encuesta, preguntando por el nombre de mi hijo, quien a la hora de las preguntas estaba trabajando, las contestaciones las hice yo, que cometí el error de informar el nombre de quiénes más viven en la casa.

De forma correcta, pero indignado, les puse al tanto de su equivocación y el mal proceder en fines nada claros por los tiempos electorales que se viven. Nada más prometieron que iban a investigar.

Este es el partido que el pueblo de Durango tendrá que soportar hasta el fin de los tiempos, porque es el rebaño elegido por el PRI para que la pobreza no huya del Estado.

Atentamente.
Zaratustra.

Cartas-a-la-reda

COMPARTIR