Calderón, el lacayo

Sócrates Campos Lemus.

Ahora resulta que Felipe Calderón no solamente es un verdadero asesino que generó la guerra en contra del narcotráfico como un pretextito para que el país entrara en una espiral de violencia que ha dejado un saldo superior a los doscientos mil asesinados, más de 32 mil desaparecidos, miles de huérfanos y viudas, miles de desplazados, miles de heridos y, sobre todo, una lucha de pobres contra pobres que siguen aprovechando los miembros del poder para repartirse puestos y presupuestos, además, hoy, contraviniendo todas la normas morales, patrióticas y de decencia, se convierte, con un claro conflicto de intereses, en un gato de Iberdrola USA y UIL Holdins Corporation, una de las mayores empresas de energía eléctrica en los Estados Unidos, y esto es el premio que le brindan sus amos gringos por ser uno de sus mejores lacayos después de que destruyó a la Compañía de Luz y Fuerza del Centro y dejara abierta la política para privatizar el sector y apoyar a la empresa norteamericana beneficiándola con su política.

Felipe Calderón, uno más de los ex presidentes mexicanos que se hacen socios o empleados de empresas extranjeras saqueadoras de nuestras riquezas nacionales, a las cuales beneficiaron cuando fueron mandatarios.
Felipe Calderón, uno más de los ex presidentes mexicanos que se hacen socios o empleados de empresas extranjeras saqueadoras de nuestras riquezas nacionales, a las cuales beneficiaron cuando fueron mandatarios.

Esta empresa, Iberdrola, llegó a México desde 1992, realizando importantes negocios con el gobierno mexicano por medio de la CFE potenciando su generación de energía a más de 8 mil MW, convirtiéndose en la segunda gran generadora de energía en el país, además de sus inversiones en gas natural y gas.

Y, siguiendo con la tradición de entreguistas y lacayos, ahora Calderón se une al equipo de ex funcionarios y ex presidentes que les sirven a los gringos después de jodernos a los mexicanos… para continuar jodiéndonos más, como Adrián Lajous, Luis Téllez, Ernesto Zedillo, Carlos Salinas de Gortari y Vicente Fox… estos tres últimos ex mandatarios quienes, no conformes con que nos han saqueado y robado en forma cínica, cuentan con millonarias pensiones que pagamos todos los mexicanos, beneficio que ya se les debería de retirar.

Y bueno, ahora podemos ver con toda claridad la política generada para despojar a los mexicanos de sus bienes y de sus recursos naturales, además de continuar utilizando por medio del gobierno y de los empresarios y banqueros los fondos públicos para realizar sus negocios privados.

Pronto los veremos como lacayos de las empresas de venta y fabricación de armamento ya que han utilizado al país como una forma de generar y elevar sus ventas y negocios. Por tal motivo, resulta por demás sospechoso que exista una enorme tendencia en tratar de ocultar que en los Estados Unidos existen cárteles de las drogas que controlan la producción y tráfico de estupefacientes, y para ello han inventado que los “intermediarios” solamente hacen contacto con los grupos mexicanos para llevar las drogas y que por esos medios se distribuyen, dejando a un lado la enorme operación de reciclado de recursos financieros a la economía norteamericana que está controlada por las grandes mafias que, desde el poder y desde los grupos ligados a los miembros de la inteligencia y del ejército norteamericanos, son los que se encargan de manejar tan importante segmento del enorme negocio que les diera el mismo Calderón, por medio del inicio de “La Guerra contra el narcotráfico” en el país, en operaciones como la de RÁPIDO Y FURIOSO Y RECEPTOR ABIERTO, además de las muchas que han generado desde México los grupos de la CIA, DEA y FBI de los Estados Unidos.

La incorporación de Felipe Calderón como nuevo lacayo de los gringos es de vital importancia porque cierran los ciclos del despojo y de la lucha contra el nacionalismo y la soberanía. La entrega es total y por tal motivo veremos que también llegará a ser otro de sus lacayos el “perdonadito” de Enrique Peña Nieto, cuando los norteamericanos le perdonen las pendejadas generadas de tal suerte que en vez de buscar apoyos pierde toda la credibilidad y la confianza de los mexicanos, pero como ellos saben que los mexicanos somos pendejos y “nobles” cuando tiramos a pendejos, pues ya lo perdonamos con el cuento de que cuando menos ha reconocido que nos chingó, pero se arrepiente… Mientras, Peña Nieto va a entregarle las cuentas fínales a Obama en lo que buscan las nuevas tablas para ver dónde va a caer con los cuernos en la arena, cuando los mexicanos le continúen reclamando por la famosa casa, no de la colina, sino por la casa blanca que está en Las Lomas.

Finalmente, les vale un bledo lo que digamos o pensemos los mexicanos, ya vemos lo que hacen los dólares y cómo logran no solamente agachar a los presidentes, sino ofertar con total cinismo sus traseros… pero les gusta, y para no meternos en complicaciones los mexicanos nos hacemos como que perdonamos… aunque en el fondo les tengamos total resentimiento.

Comentarios

Comentarios

COMPARTIR