El producto de lo subastado quedará en poder del gobierno estadounidense

Juan Alberto Cedillo.

Autoridades de San Antonio, Texas, arrancaron el pasado jueves 25 de agosto la subasta de bienes y terrenos que fueron comprados con recursos públicos robados del gobierno de Coahuila que suman aproximadamente 680 millones de pesos, publicó el lunes 22 de agosto el diario San Antonio Express News.

“La primera de 10 piezas de bienes raíces del sur de Texas, que los fiscales federales de San Antonio dicen que fueron compradas con fondos robados a los contribuyentes en un estado fronterizo mexicano, se venderán el jueves”, precisa la nota firmada por los reporteros Jason Buch y Guillermo Contreras.

Los bienes raíces que se comenzarán a vender fueron incautados por la Corte de Texas al ex tesorero Javier Villarreal, los cuales fueron comprados con el dinero robado de las arcas del estado de Coahuila.

El producto de lo subastado quedará en poder del gobierno estadounidense
El producto de lo subastado quedará en poder del gobierno estadounidense

“La primera propiedad que sale a la venta -el Centro de Retail North Point en EE.UU. 281 y Redland Drive- está valorada en 8.6 millones de dólares”, precisó la nota del diario de San Antonio.

El total de propiedades que se pondrán a la venta suman 37 millones de dólares, alrededor de 680 millones de pesos al tipo de cambio actual.

Los fiscales aún no han establecido las fechas para vender las otras propiedades. “Pero una vez que se vendan es poco probable que los contribuyentes de Coahuila vean el dinero”, afirma el San Antonio Express News.

Actualmente Javier Villarreal espera sentencia por el delito de lavado de dinero y se prevé que la pena que se le imponga le sea notificada el próximo mes de octubre.

“El caso contra Villarreal es parte de una investigación más amplia por las autoridades estadounidenses, con denuncias de que altos funcionarios de Coahuila robaron cientos de millones de dólares del erario público, durante el mandato del exgobernador Humberto Moreira, además usaron crédito del estado para obtener préstamos ilegales. También adjudicaron contratos públicos a cambio de sobornos y lavaron decenas de millones en San Antonio y el sur de Texas”, abundó el periódico estadounidense.

“Debido a lo anterior, ahora Coahuila tiene una abultada deuda de más de 3 mil millones de dólares”, concluye el diario San Antonio Express News.

(proceso.com.mx).

COMPARTIR