Alcaldesa de Gómez Palacio, agresora de la libertad de expresión

De la redacción de razacero.

Gustavo Oteo Oropeza, editor del periódico Palabra Vecinal, presentando su denuncia de hechos a la opinión pública de Durango a través de las redes sociales de internet.
Gustavo Oteo Oropeza, editor del periódico Palabra Vecinal, presentando su denuncia de hechos a la opinión pública de Durango a través de las redes sociales de internet.

El pasado 9 de diciembre, el conocido activista político lagunense Gustavo Oteo Oropeza, editor del periódico Palabra Vecinal presentó una denuncia de hechos ante la Presidencia de la República, la secretaría de Gobernación, el Senado, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y el gobernador de Durango, Dr. José Rosas Aispuro Torres, por los constantes actos de agresión de que ha sido objeto por la alcaldesa de Gómez Palacio, Juana Leticia Herrera Ale.

La historia de atropellos en contra del comunicador Gustavo Oteo Oropeza se remonta al mes de marzo de este año 2016, cuando en un acto público de proselitismo para intentar conseguir la candidatura de su partido, el PRI, para contender por la gubernatura de Durango, la ahora alcaldesa Juana Leticia Herrera Ale ordenó a la coordinadora del evento, llevado a cabo en La Velaria de la Expo Feria de Gómez Palacio, que pidiera a los asistentes depositar en la basura los ejemplares del periódico Palabra Vecinal, que previamente les habían repartido el editor Gustavo Oteo Oropeza y algunos voceadores, y en el que denunciaban actos de corrupción cometidos por la entonces senadora Juana Leticia Herrera Ale.

Posteriormente, en el mes de mayo, durante el cierre de campaña de Juana Leticia Herrera como candidata a la alcaldía de Gómez Palacio, celebrado en la Plaza de Armas de esta ciudad, ésta le ordenó a su grupo de choque integrado por militantes priístas que les decomisaran a Oteo Oropeza y a sus voceadores más de 500 ejemplares de su medio informativo, al mismo tiempo que arrebataban de las manos de los asistentes el periódico Palabra Vecinal.

Ahora, Gustavo Oteo Oropeza constantemente es intimidado por los personeros de ésta alcalde caciquil, cuya familia, su padre ya fallecido, ella y sus hermanos, han gobernado este municipio la friolera de 4 trienios.

La alcaldesa de Gómez Palacio, Juana Leticia Herrera Ale, representante de un caciquismo recalcitrante, ya se le hizo costumbre mandar agredir e intimidar a periodistas.
La alcaldesa de Gómez Palacio, Juana Leticia Herrera Ale, representante de un caciquismo recalcitrante, ya se le hizo costumbre mandar agredir e intimidar a periodistas.

Esta no es la única acusación en contra de esta alcaldesa por agredir la libertad de expresión e intentar intimidar a periodistas pues el pasado 2 de agosto el prestigiado periodista lagunense Juan Monrreal López, director de la revista Demócrata Norte de México, presentó una denuncia de hechos ante el Congreso de Durango, la CNDH, la Presidencia de la República y la Secretaría de Gobernación en la que manifestó que el diputado local priísta Sergio Uribe Rodríguez y el director del periódico Victoria (propiedad de la familia Herrera Ale) y actual candidato a la dirigencia del PRI estatal, Jorge Clemente Mojica Vargas, lo estaban investigando por órdenes de la alcaldesa Juana Leticia Herrera Ale. Como se sabe en esta entidad norteña, Juan Monrreal López ha sido uno de los periodistas más críticos de las actuaciones políticas de la alcaldesa gomezpalatina.

Periodico razacero núm. 103.
Periodico razacero núm. 103.

Otra agresión de los personeros de esta alcaldesa a un medio de comunicación ocurrió a mediados de septiembre pasado cuando uno de nuestros voceadores fue agredido física y verbalmente en el interior del palacio municipal de Gómez Palacio, y despojado de 20 periódicos de la edición número 103 de razacero, en la que denunciamos el acto de nepotismo perpetrado por Juana Leticia Herrera Ale al designar a su sobrino, Víctor Habib Araluce, como director de Desarrollo Social.

Como se ve, lejos, muy lejos quedó la imagen de política profesional que Juana Leticia Herrera Ale quiso proyectar cuando contendió con el ex alcalde capitalino, Esteban Villegas Villarreal, para obtener la candidatura del PRI a la gubernatura de Durango; ahora, con todo el equipaje negativo que está acumulando como gobernante nepotista, impulsiva y represora quiere emprender el viaje para ser gobernadora de Durango en 2022, tarea que se antoja casi imposible por su carácter irascible y carencia de oficio político.

Comentarios

Comentarios

COMPARTIR