Elena Poniatowska

Elena Poniatowska (1987).
Elena Poniatowska (1987).

De la redacción de razacero.

Heléne Elizabeth Louise Amelie Paula Dolores Poniatowska Amor, mejor conocida como Elena Poniatowska, nació en París el 19 de mayo de 1932, hija del príncipe polaco Jean E. Poniatowski y de la mexicana María de los Dolores Amor Escandón. Destacada periodista, narradora y ensayista, Elena Poniatowska es enteramente mexicana y creadora de un rico mundo de ficción relacionado siempre con los acontecimientos cotidianos, movimientos sociales y personajes del México contemporáneo; en su labor periodística intentó aplicar las técnicas del nuevo periodismo norteamericano, pero innovándolas con su estilo muy particular.

Integrante de una antigua familia de la nobleza polaca y sobrina de la legendaria poeta Pita Amor, nació en Francia y llegó a México a los diez años de edad. Tras estudiar en nuestro país y en Estados Unidos, en 1953 inició su carrera como periodista, profesión que ha ejercido siempre y le sirvió de punto de partida para varias de sus obras testimoniales. Por esa época se unió a la causa feminista y a la izquierda política, siendo posteriormente una activa defensora de los derechos humanos.

A lo largo de su trayectoria ha cultivado varios géneros: novela, ensayo, testimonio, crónica, entrevista y poesía. Todos sus libros guardan una constante temática y configuran un entramado que da cuenta del presente mexicano: se centran en la sociedad, las relaciones entre hombres y mujeres, el trabajo y el desempleo, el prevaleciente racismo, las costumbres y tradiciones del país, las tragedias nacionales como la masacre del 2 de octubre de 1968, el terremoto de 1985 y el papel de la mujer en la sociedad mexicana.

Cuando Elena decidió dedicarse al periodismo en 1953, empezó a trabajar en el periódico Excelsior escribiendo crónicas de sociales que firmaba como Heléne. México seguía siendo para ella un país desconocido por lo que resultó una osadía lanzarse a entrevistar a los grandes artistas mexicanos, de quienes nada sabía, hecho que la llevó a realizar extraordinarias entrevistas.

Después de un año de permanecer en el Excélsior pasó a Novedades, donde se ganó un público que la seguía gracias a sus textos impredecibles.

“Lilus Kikus”, realizada en 1954, fue su obra literaria inaugural, escrita bajo la tutela de Juan José Arreola.

En 1955 nació en Italia Emmanuel, su primer hijo, año en que recorrió Polonia en compañía de su madre, y un cambio determinante comenzó entonces a operarse en ella. Envió a Novedades una serie de crónicas en que cuestionaba el sentido de moral establecido, el de justicia y, en general, el absurdo de la vida. Su relación con el dibujante Alberto Beltrán, socialista férreo, vino a afianzar este modo nuevo de pensar y de sentir haciendo que Elena adquiriera un compromiso especial con México. En 1963, con ilustraciones de Alberto Beltrán, publicó “Todo empezó el domingo”, recopilación de relatos y crónicas acerca de la vida dominical de los habitantes marginados de la ciudad.

PÁG. 8 (2).

En una azotea de la calle Revillagigedo, del Centro Histórico de la Ciudad de México, Elena Poniatowska se vio deslumbrada por una lavandera que hablaba fuerte y con sabiduría: Josefina Bórquez. Una larga entrevista a este personaje formidable acabó convirtiéndose en la novela “Hasta no verte Jesús mío”, con la que ganó el Premio Mazatlán de Literatura.

En 1968 contrajo matrimonio con el astrofísico Guillermo Haro, con quien tuvo dos hijos: Felipe y Paula. En esa época decidió legalizar su nacionalidad mexicana. Elena escribió ese mismo año un reportaje sobre la tragedia de Tlatelolco que Novedades no quiso publicar, ni publicó tampoco su entrevista con la periodista Oriana Fallaci, herida durante el incidente.

Su libro, “La noche de Tlatelolco”, publicado en 1971, ofrece un brillante ejercicio periodístico sobre la matanza de estudiantes ocurrida el 2 de octubre de 1968 en la Plaza de las Tres Culturas de la Ciudad de México. En 2011, la escritora obtuvo el premio Biblioteca Breve de la editorial Seix Barral por su novela “Leonora”, sobre la vida de la pintora Leonora Carrington, y dos años más tarde se convierte en la cuarta mujer en obtener el prestigioso Premio Cervantes.

Elena Poniatowska, auténtica izquierdista, ha recibido infinidad de reconocimientos internacionales y una docena de doctorados honoris causa de universidades nacionales y extranjeras por su enorme trayectoria periodística y literaria. Elena Poniatowska, Elenita, La Princesa Roja, es una de las más grandes escritoras y periodistas mexicanas de los últimos tiempos.

Comentarios

Comentarios

COMPARTIR