Lo que ELLOS deben saber sobre el sexo oral

Estamos seguras que si tu galán se ha aventurado a tu zona sur, alguno de estos pensamientos ha pasado por tu cabeza…

Que él se atreva tomar el tren a la zona sur solo es la mitad de la batalla (tal vez el 70% de la batalla), pero a veces que tu galán te haga sexo oral no es suficiente. Hay cosas que deben saber, cosas que literalmente nunca deben volver a hacer y cosas que deben mejorar, así que compártanles esta nota:

PÁG. 6 (2).

1.- Una vagina no es una almeja que te comerá vivo. 

En esta época los hombres ya no deben tener escudos para tener miedo o asco de tener sexo oral si es algo que nosotras estamos dispuestas a hacer. En realidad es algo normal y muy bueno.

2.- Que nos pregunten si se siente bien cada 30 segundos es algo que distrae mucho.

Algunas mujeres literalmente entran en un estado meditativo cuando alguien va a nuestra zona sur. Pero es muy difícil para nosotras sentir todo lo que está pasando allá abajo y disfrutarlo si nos están preguntando constantemente, “¿se siente bien?”, como si fuera una especie de premio. Si ellos pusieran atención sabrían cuando están haciendo algo que se siente bien.

3.- Usar su boca como si fuera un limpiador industrial no ayuda al orgasmo.

Se siente como si nuestra vagina estuviera siendo succionada en un túnel salvaje, que no es exactamente la mejor manera de hacernos excitar. Hay muchos puntos sensibles ahí abajo, y si la tratan como si fuera una pelota de baseball entonces pasarán mucho tiempo en vano intentando algo que no lograrán.

4.- Limpiar tu boca después de hacerlo no es un requerimiento necesario, pero definitivamente sería algo bueno para hacer.

En Sex and the City las chicas tuvieron una discusión de horas sobre este mismo tema, y aunque sabemos que no hay una guía para hacer sexo oral, ésta definitivamente podría entrar en la lista. A ustedes no les gustaría tener la cara llena de su propio semen, ¿o sí? ¡A nosotras tampoco!

5.- Solo porque se llama “sexo oral” no quiere decir que no puedas usar otras cosas que no sean tu boca.

Atrévanse a ser más creativos POR FAVOR. Si han estado ahí con solo su lengua por más de 10 minutos y no notan ningún tipo de reacción, pueden usar algún tipo de juguete o sus manos. Metan al juego cualquier cosa que se les ocurra, OBVIO, con previa autorización.

6.- Nosotras secretamente amamos cuando dicen cosas como “sabes rico”.

Parte de la razón por la que el sexo oral es intimidante para nosotras es porque es un poco personal tener la cara de alguien justo en nuestra zona más privada. Este tipo de inseguridad es algo muy real, especialmente con toda la presión de oler como campo de flores todo el tiempo. Es halago y lindo escuchar que ustedes tuvieron una experiencia placentera explorando estas regiones.

7.- Probablemente vaya a tomar un poco de tiempo llegar al orgasmo, así que pónganse cómodos ahí abajo.

No es real que las mujeres tardemos más en llegar, pero hay muchos otros factores (como tener su cara en nuestra zona sur). Si todo está tomando mucho tiempo y les empieza a doler el cuello, pregunten si hay algo más que se nos antoje hacer.

8.- No se quiten justo en el momento del orgasmo, como si el paseo hubiera llegado a su final.

Los orgasmos femeninos no se terminan en un segundo. Cuando nosotras terminamos, todas estas terminaciones nerviosas se vuelven infinitamente más sensibles, así que cualquier cosa que hagan se intensifica un millón de veces. Quédense un minuto (o cinco) para que nosotras podamos disfrutar esta experiencia paradisiaca.

(cosmoenespanol.com).

COMPARTIR