México ha sido siempre “punta de lanza” en defensa de los intereses de los EEUU imperialistas

Al igual que Enrique Peña Nieto, los ex mandatarios Vicente Fox y Felipe Calderón han sido los lacayos más vergonzosos del imperialismo yanqui.

Pedro-Echeverría-NEW

  1.  En televisión, el presidente venezolano Nicolás Maduro acusó al gobierno de Enrique Peña Nieto de ser “la punta de lanza de la agresión y el intervencionismo contra su país” en la Organización de Estados Americanos (OEA). Entonces preguntó: “¿Tiene sentido la existencia de la OEA? ¿Tiene sentido la permanencia en la OEA?”, y abrió un debate nacional e internacional sobre la utilidad y la pertinencia de la OEA; esto, en rechazo “a la agresión que se pretende y la permanencia de los estados, entre ellos Venezuela, en esa organización”, dijo Maduro en un consejo de ministros. Yo, de entrada digo que no; que hay que enterrar a la OEA junto con el imperio.
  2. El gobierno de México, por la fuerza del número de sus habitantes y su estructura productiva, sólo está por debajo de Brasil en Latinoamérica; por ello, siempre ha sido una ficha muy importante en beneficio del imperialismo yanqui. En el sexenio de López Mateos (1958-1964) México uso la idea de la “incompatibilidad de ideas extrañas” (socialistas) en América, pero al final no estuvo mal al ser el único país que no rompió relaciones con Cuba, aunque casi estuvieron congeladas durante 55 años por parte de México para no recibir el castigo de los EEUU. Con esa actitud, la OEA se fue al sumidero y no volvió a hablar por muchos años.
  3. Luego, el desequilibrado Fox (presidente de México de 2000 a 2006), por órdenes del presidente yanqui Bush, quiso imponer el ALCA en un plenario de países de América y fue totalmente derrotado por los representantes encabezados por el argentino Néstor Kirchner y por el venezolano Hugo Chávez. Aquí también México fue la “punta de lanza imperialista”. ¿Puede olvidarse aquel arrastrado papel de México gobernado por Fox/Castañeda que alejaron a Fidel Castro de la reunión de Monterrey, diciéndole: “comes y te vas”, para que no fuera visto por el amo Bush, evitándole así una diarrea?
  4. México, para competir con UNASUR, buscó integrase con Alianza del Pacífico conformada por cuatro países miembros: Chile, Colombia, México y el Perú, y otros dos países candidatos oficiales a ser miembros: Costa Rica y Panamá. Fue una iniciativa del entonces presidente del Perú, Alan García, quien extendió la invitación a sus colegas de Chile, Colombia, México y Panamá. Esta Alianza ha funcionado de manera abierta al servicio de los EEUU y fue usada para competir con el bloque UNASUR que formaba Chávez, Morales, Correa, La Kirchner, Lula, Ortega, etcétera.
  5. Hoy, que el objetivo de los imperialistas es dañar en todo lo que se pueda a Venezuela y al presidente Maduro, la llamada Alianza –obviamente encabezada por México, el más grande- se ha puesto en movimiento. Cuando oigo el pleito entre Trump y Peña relacionado con el “muro”, me parece un simple pleito de vecindario; por el contrario, cuando pienso en América Latina y en el mundo encuentro confrontaciones político-ideológicas que son lucha de clases, que significan invasiones, guerras y saqueos. En México el punto importante, nodal, es la migración y el apoyo total a los trabajadores. A favor de los trabajadores debemos enfocar siempre la lucha.
  6. No es solamente Venezuela la agredida; con un poco de memoria histórica no se olvida Guatemala, República Dominicana, Haití, Granada, Panamá, Honduras, Nicaragua y El Salvador. En la memoria de los pueblos hay que ayudar a recordar los métodos de terror y los asesinatos que el imperio yanqui ha practicado masivamente en toda América y en el mundo. Y tampoco es solamente Trump u Obama: son los presidentes de los EEUU que han actuado al servicio de los grandes fabricantes de armas, como auténticos instrumentos para la guerra. Todo ello y más debe ser enterrado junto con la OEA.

COMPARTIR