Fenómeno nacional, inconformidad de mineros

    De la redacción de razacero.

    En México se está viviendo una situación particular que está afectando a trabajadores mineros que han decidido estallamientos a huelga y paro de labores en las diferentes centrales que se encuentran en territorio nacional.

    En Durango, luego de más de 100 años de trabajo interrumpido, la mina de Tayoltita estalló a huelga por casi más de un mes, y se tiene en la mira un nuevo estallamiento para el día de mañana que se cumple el emplazamiento a huelga.

    En esa misma situación de paro de labores, por el tema de inconformidad en el pago de utilidades, trabajadores sindicalizados de la Mina del Cerro de Mercado también se encuentran sin realizar actividad desde el 19 de mayo, incluso la empresa Altos Hornos de México señaló en un comunicado que se daría el cierre de esta mina por “incosteabilidad”.

    a

    La mina de la Parrilla, en Nombre de Dios, pasó una situación similar, y es que es un fenómeno general que las utilidades en el sector minero han disminuido, ya que arrojaban cada año una gran derrama económica, pero la situación económica, aunado a la iniciativa de Ley del Fondo Minero para beneficiar a los municipios donde se desarrolla la actividad, impide a las empresas destinar mayor recurso a la exploración como se hacía en otros años.

    Mientras los sindicatos mineros exigen un pago justo de utilidades, las empresas reportan bajo porcentaje de utilidades en sus carátulas ante Hacienda, y algunas personas de la sociedad en general comentan que es un “capricho” de los trabajadores el realizar paro de labores, como si no fuera uno de los empleos con más alto riesgo en la actividad.

    COMPARTIR