Cartas a la redacción

Sr. Fernando Miranda Servín.

Le solicitamos que en su medio de comunicación dé a conocer los siguientes hechos de corrupción en el Colegio de Bachilleres del Estado de Durango:

Primero.- El señor Jesús Valles Banderas, Director Académico, es una persona que se dice ser profesor, sin embargo, no aparece su cédula profesional en el sitio web del Registro Nacional de Profesionistas de la SEP. El señor no ha demostrado que posee cédula de profesor, mucho menos título y cédula de licenciatura (el Manual General de Organización del COBAED así lo exige). Por si fuera poco, el señor incluye en la planta docente a sus conocidos o recomendados, a pesar de no tener el perfil adecuado para impartir ciertas asignaturas; igualmente, autoriza perfiles de docentes que quieren cubrir horas interinas sin cubrir los requisitos necesarios para impartir ciertas asignaturas (sería bueno que se practicara una auditoría en este punto específico). Con dicha actuación, queda claro que el señor no es honesto ni responsable (el manual en mención exige como requisito para ocupar el cargo de Director Académico ser honesto y responsable). El señor Valles fue candidato del PAN a la alcaldía de San Dimas, y como perdió lo mandaron de Director Académico al COBAED. El señor siempre fue priista y siempre quiso ser candidato, sin embargo, el PRI nunca lo quiso postular porque no gozaba de simpatía entre la ciudadanía.

Al no respetar los dos puntos anteriores se viola sistemáticamente el Manual General de Organización del COBAED, la Ley General de Profesiones y la Ley del Servicio Profesional Docente; es decir, se transgrede el Estado de derecho (respetar el Estado de derecho fue una promesa de campaña del actual gobernador José Aispuro Torres).

Convertido desde su fundación en mero botín de la clase política gobernante, el Colegio de Bachilleres del Estado de Durango fue entregado por la administración que encabeza el mandatario José Aispuro Torres al hijo del ex gobernador José Ramírez Gamero, Lic. José Antonio Ramírez Guzmán, quien funge como su director. Hoy, lejos de tener ganado un prestigio como institución educativa y ser un ejemplo de honestidad, el COBAED se manifiesta como un ente público infestado de anomalías y corruptelas toleradas desde la más alta cúpula del gobierno de coalición panista-perredista, "el gobierno del cambio".
Convertido desde su fundación en mero botín de la clase política gobernante, el Colegio de Bachilleres del Estado de Durango fue entregado por la administración que encabeza el mandatario José Aispuro Torres al hijo del ex gobernador José Ramírez Gamero, Lic. José Antonio Ramírez Guzmán, quien funge como su director. Hoy, lejos de tener ganado un prestigio como institución educativa y ser un ejemplo de honestidad, el COBAED se manifiesta como un ente público infestado de anomalías y corruptelas toleradas desde la más alta cúpula del gobierno de coalición panista-perredista, “el gobierno del cambio”.

Segundo.- Nombran a la Ing. Karla Cristina Acosta Barrantes como Subdirectora Académica, una joven de 24 años, ingeniero industrial, sin formación ni experiencia en el ramo educativo. Obvio, la joven es sobrina directa de la esposa del señor gobernador (evidente ejemplo de nepotismo). Al respecto, el Manual General de Organización establece las siguientes especificaciones del puesto:

  • Ser mayor de 30 años.
  • Contar con experiencia mínima de 5 años en el ramo educativo.
  • Atributos: Honestidad y Responsabilidad. A pesar de saber que no cumple con el perfil solicitado por el Manual General de Organización acepta el puesto, es decir, no es honesta.
Con la complacencia de los representantes sindicales del COBAED, el mandatario estatal y su esposa ejercen el nepotismo violentando el Manual General de Organización de esta institución y la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de Durango
Con la complacencia de los representantes sindicales del COBAED, el mandatario estatal y su esposa ejercen el nepotismo violentando el Manual General de Organización de esta institución y la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de Durango

Al no respetar los tres puntos anteriores se viola sistemáticamente el Manual General de Organización y la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de Durango; es decir, de nueva cuenta se atropella el Estado de derecho (repetimos: respetar el Estado de derecho fue una promesa de campaña del actual gobernador José Aispuro Torres).

Tercero.- Ratifican como Jefa del Departamento de Orientación Educativa a la señora Elsa Torres Castaños. La señora Elsa Torres tampoco cuenta con título profesional de licenciatura, en la página web del Registro Nacional de Profesionistas de la SEP no aparece su cédula profesional de licenciatura; aparece que en el año 2014 obtuvo la cédula de Técnico en Trabajo Social, mas no de licenciatura. La señora tiene seis años en el puesto, es decir, cuando asumió dicha responsabilidad no contaba ni tan siquiera con el nivel de bachillerato. Claro, la señora, a pesar de ser toda su vida priista, es hermana de Aracely Torres Castaños, Directora del Gasto Público, y de Lourdes Torres Castaño, Subdirectora de Patrimonio de la Beneficencia Pública en el actual gobierno de José Rosas Aispuro Torres. Por si fuera poco, a la señora también se le acusa de asumir una actitud de prepotencia con sus orientadoras educativas (al respecto, sería muy relevante e importante conocer la opinión de todas sus orientadoras).

  • En cuanto a esto, el Manual General de Organización establece las siguientes especificaciones del puesto:
  • Contar con título profesional de licenciatura.
  • Poseer solvencia moral.

Atributos: Honestidad y Responsabilidad. A pesar de saber que no cumple con el perfil solicitado por el Manual en mención acepta el puesto, es decir, no es honesta.

Al no respetar los tres puntos anteriores se viola sistemáticamente el Manual General de Organización, la Ley General de Profesiones y la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de Durango; es decir, nuevamente se pisotea el Estado de derecho (y volvemos a repetir: respetar el estado de derecho fue una promesa de campaña del actual gobernador José Aispuro Torres).

Cuarto.- En el COBAED la matrícula escolar está inflada. El número de alumnos que se reporta a la SEP federal es mayor al número real de alumnos atendidos.

Quinto.- Se realizaron dos licitaciones para la adquisición de los libros de texto del semestre 2017-A, sin embargo, ambas las declararon desiertas; lo anterior, con el fin de adjudicar de forma directa el contrato a Silvia Gisela Carrera Castro, propietaria de la librería Ochoa, siendo que ésta ofreció el precio más alto en las dos licitaciones.

Para el semestre 2017-B volvieron a adjudicar el contrato a favor de Silvia Gisela Carrera Castro, a pesar de ofrecer nuevamente el precio más alto.

Sexto.– En el COBAED, salvo muy raras ocasiones, no se concursan las plazas de jornada, tal como lo señala la Ley General del Servicio Profesional Docente; tampoco se concursan la totalidad de las horas/semana/mes. De aproximadamente 2000 horas/semana/mes, solo se asignan 200 a los maestros que presentaron examen para ingresar al servicio profesional docente. Se hace todo lo posible para no asignar horas a los maestros de nuevo ingreso, las pulverizan en diferentes planteles y las empalman en los horarios al momento de asignar los grupos. De 6 direcciones de plantel que están vacantes, solo asignaron 1, la de Huazamota. El Salto, Guadalupe Victoria, Tayoltita, Lerdo y el Durazno ni tan siquiera las ofertaron.

Séptimo.- A la fecha, a los trabajadores les descuentan el supuesto pago de una póliza de seguro individual; sin embargo, dicha póliza dejo de tener vigencia desde el 1 de octubre del año 2016. No se sabe el destino de este recurso que debería de ser para el pago de la póliza.

Atentamente
Trabajadores del COBAED que solicitan el anonimato por temor a sufrir represalias laborales.

Para corroborar la información anterior puede consultar los siguientes sitios web: cobaed.mx y Registro Nacional de Profesionistas.

COMPARTIR