¿Por qué usar un reloj?

Manolo-Valdez

“Reloj no marques las horas porque voy a enloquecer… ella se irá para siempre cuando amanezca otra vez…”, es la frase de una canción muy famosa del género bolero, con música y letra del compositor y cantante mexicano Roberto Cantoral.

Aunque en la actualidad pocos hombres necesitan un reloj para coordinar sus actividades ya que con tan solo presionar un botón de su teléfono saben qué hora es, la existencia de este instrumento necesariamente nos lleva a la pregunta: ¿para qué quiere un hombre un reloj?

Es una pregunta justa pues las ventas de relojes de pulsera empezaron a declinar desde el año 2000, en parte por el uso de los smartphones. Pero luego de alcanzar su punto más bajo en 2009, las ventas empezaron a subir y al parecer mantendrán esa tendencia. Algunos de los motivos son:

Patek-Philippe
Patek-Philippe

1.- Los relojes son funcionales y convenientes. Cuando aparecieron los smartphones mucha gente dejó de usar relojes. Pero luego de un año, al parecer la gente dejó de encontrar cómodo estar sacando el teléfono de la bolsa para ver la hora.

2.- Con un reloj de pulsera sólo tienes que voltear a ver tu brazo y tus dos manos están completamente libres. Además, no te tienes que preocupar porque se te acaba la pila. Los de cuarzo tienen pila por meses, los automáticos se recargan con el movimiento y los mecánicos sólo necesitan un poco de cuerda.

3.- Los relojes de pulsera se ven muy bien. Son una de las piezas de joyería masculina que puede usarse a diario fácilmente. Cuando se combina acertadamente, un reloj mejora mucho cualquier vestuario.

4.- Los relojes son señal de estatus y personalidad. Uno de los elementos clave del desarrollo humano es la adaptación a las señales sociales. En lugar de sólo atenerse a la estatura o al físico para determinar el estatus, los humanos usamos algunas otras cosas como la ropa o los accesorios.

5.- Nadie le dice a la gente: “me va muy bien un Rolex”. De cualquier forma, un reloj siempre dice qué tipo de personalidad y de intereses tienes. Deportista, aficionado al buceo, al automovilismo, al campo, ejecutivo, etc.

6.- Aunque apenas tienen un siglo de existencia, los relojes parecen haber llegado para quedarse. Un reloj clásico bien diseñado es como un traje hecho a la medida, se verá bien siempre. Por eso los Rolex de 60 años son aún más valiosos que de nuevos.

7.- Existen muchos tipos de relojes según sus aplicaciones, los hay analógicos y digitales; los más usados son: el reloj de pulsera, cronómetro, reloj de arena, de bolsillo y de péndulo.

Además, los relojes son regalos que pasan de generación en generación y cada vez que los usas te recuerdan a esa persona que hizo tu vida posible.

Ningún elemento de estilo combina la moda y la función como el reloj. Ningún otro accesorio varonil inspira tanta devoción e interés; sin embargo, en tiempos recientes algunos han predicho que el reloj ha llegado a su fin ante la aparición de los smartphones. ¿Tú les crees?

COMPARTIR