Diputada falsificadora quiere ser delegada de Xochimilco

De la redacción de razacero.

Desde el año 2004 hasta el 2011, la diputada local perredista por el XXXIX distrito electoral que comprende parte de la delegación Xochimilco, Ana Julia Hernández Pérez, había ocupado cargos en la delegación Gustavo A. Madero, primero como Directora Territorial Núm. 1, y después (de 2009 a 2011) como Directora Ejecutiva de Seguridad Pública. En este último puesto se caracterizó por reprimir las manifestaciones de protesta y actividades políticas de sus propios compañeros de partido, el PRD, cuando estos expresaban su inconformidad con el desempeño del jefe delegacional en turno, Víctor Hugo Lobo Román.

Así, con formación policíaca represora, Ana Julia Hernández Pérez, perteneciente a la tribu perredista denominada Alternativa Democrática Nacional (actualmente casi sin seguidores), en un acto de total incongruencia política fue impuesta como candidata de este partido para ocupar la curul del XXXIX distrito electoral, como diputada “xochimilquense”.

 Ana Julia Hernández Pérez. Ex jefa policíaca represora y legisladora corrupta, lo que menos necesita el pueblo xochimilquense.
Ana Julia Hernández Pérez. Ex jefa policíaca represora y legisladora corrupta, lo que menos necesita el pueblo xochimilquense.

Lo anterior, por supuesto, no fue del agrado de la militancia local perredista ni de la ciudadanía xochimilquense, quienes siempre han catalogado a esta diputada como desarraigada e ignorante de los problemas que aquejan a los habitantes de esta demarcación sureña.

Y a tal grado ha llegado el rechazo de los xochimilquenses que por lo menos un par de ocasiones han acudido cientos de habitantes a la Asamblea Legislativa del D.F., para denunciar los actos de corrupción en los que ha incurrido Ana Julia Hernández Pérez, como el haber entregado un certificado de bachillerato falso, tanto en la delegación Gustavo A. Madero como en la Asamblea Legislativa del D.F., y haberse ostentado como “Lic. en Administración de Empresas” sin serlo.

Al respecto, fue el medio informativo Reporte Índigo quien reveló las andanzas de esta diputada en un reportaje realizado por el periodista Jonathan Villanueva, publicado el 15 de abril de 2013, en dicho reportaje Jonathan Villanueva expone que funcionarios de la misma delegación Gustavo A. Madero, pertenecientes al área de Recursos Humanos, investigaron a la diputada Ana Julia Hernández Pérez desde finales de noviembre de 2012. Estos funcionarios solicitaron informes a la Secretaría de Educación del Estado de México, en donde supuestamente Ana Julia Hernández cursó la Preparatoria Abierta, y a la Universidad ICEL, campus Cantera, en la que habría cursado una licenciatura trunca, y la respuesta fue inverosímil: la Secretaría de Educación del Estado de México les contestó mediante oficio que la matrícula número 021504029131, que aparece en el certificado de bachillerato de la diputada Ana Julia Hernández, no está registrada en su base de datos.

Este documento falsificado lo entregó Ana Julia Hernández Pérez en la delegación Gustavo A. Madero y en la Asamblea Legislativa, en donde en su página web esta diputada todavía manifiesta en su currículum haber estudiado una “licenciatura trunca” cuando en realidad solamente terminó la secundaria.

Ana Julia Hernández Pérez también fue denunciada en abril de 2013 por violar la ley al ejercer actos de nepotismo al promover a su hijo, José Antonio Sánchez Hernández, para ocupar el puesto de subdirector de Resguardo en la Asamblea Legislativa del D.F.

Hoy, la diputada Ana Julia Hernández Pérez anda haciendo proselitismo abierto para ser la candidata del PRD a la jefatura delegacional de Xochimilco, y lo hace con tal entusiasmo que parecería que para ella estos delitos que cometió son simples travesuras de niño. Pero la ciudadanía difícilmente olvida ya este tipo de fechorías por lo que el PRD tendrá que buscar otra opción realmente convincente si quiere conservar este bastión electoral que representa Xochimilco, y más ahora cuando los lamentables sucesos de Iguala han dañado severamente la imagen de este partido a nivel nacional.

COMPARTIR