La UJED: propiedad de Don Toño

Fernando Miranda Servín.

Desde finales de 2010, cuando la autonomía de la Universidad Juárez del Estado de Durango fue violentada por los diputados priístas del Congreso local que alteraron la Ley Orgánica de esta institución para nombrar a la Dra. Patricia Herrera Gutiérrez como rectora interina, un personaje muy sui géneris tomó las riendas de esta casa de estudios socavando la autoridad e inclusive la dignidad de no pocos directores de escuelas y facultades y por lo menos de un par de rectores, de los tres o cuatro que ha tenido esta universidad en lo que va del actual sexenio.

No tiene ningún cargo público, pero es quien decide qué sí y qué no se hace en la UJED, y si algún funcionario, director de escuela o de alguna facultad no se adhiere a sus instrucciones puede terminar en la calle o confinado, dando una clase a la semana en el Colegio de Ciencias y Humanidades, conocido como el CCH Siberia.

Y es que Don Toño no se anda con miramientos ni contemplaciones, por lo que varios de los más altos directivos de la UJED tienen que ir a buscarlo a la oficina de su negocio particular, un conocido emporio bicicletero, para pedirle permiso para tomar alguna decisión o firmar algún oficio de cierta importancia: “no sea que se vaya a enojar Don Toño”, es la frase que con frecuencia escuchan decir a sus jefes las secretarias y los empleados de la UJED.

Pero hoy las cosas no le están saliendo tan bien a Don Toño pues los estudiantes, profesores y trabajadores administrativos de una de las facultades de esta universidad se le han rebelado reclamando esa autonomía que les fue arrebatada a finales de aquél mes de septiembre de 2010.

Se trata de la facultad de Enfermería y Obstetricia que, de manera anómala y a causa de injerencias “políticas” o porriles externas (maquinadas por Don Toño), desde hace dos años no ha tenido director, cuando la Ley Orgánica de la UJED establece que las comunidades de las escuelas y facultades deben elegir a sus directores mediante elecciones democráticas en un plazo no mayor a 90 días; pero se trata de la UJED, y esta facultad, desde el año 2013, solo tiene a una “encargada de la dirección”, la Profra. Clara Sofía Bolaños Bretado, por lo que todos los documentos emitidos a los alumnos, como por ejemplo sus cartas de pasantes, no tienen validez oficial, de ahí que tanto estudiantes como académicos de este plantel hayan exigido a las autoridades de la rectoría que se llevara a cabo cuanto antes el proceso electoral para elegir a un director o directora conforme a la Ley Orgánica de la UJED.

En la Facultad de Enfermería y Obstetricia de la UJED podría estar gestándose la recuperación de la autonomía que esta casa de estudios perdió en septiembre de 2010.
En la Facultad de Enfermería y Obstetricia de la UJED podría estar gestándose la recuperación de la autonomía que esta casa de estudios perdió en septiembre de 2010.

Así las cosas, el 31 de agosto pasado el H. Consejo Técnico Consultivo, a través de la Comisión Electoral de la Facultad de Enfermería y Obstetricia, emitió la convocatoria para elegir director.

Para la contienda se registraron dos candidatas, las profesoras Eloína Ruiz Sánchez y Martha Cecilia Ramírez Ochoa, cumpliendo con todos los requisitos establecidos en la convocatoria (de otra manera, obviamente, no habrían podido obtener su registro).

La campaña se llevó a cabo y el 25 de septiembre profesores, estudiantes y trabajadores administrativos emitieron su voto en las instalaciones de la facultad, resultando ganadora la profesora Eloína Ruiz Sánchez, con el 50% de los votos, contra el 43% obtenido por la profesora Martha Cecilia Ramírez Ochoa. Pero ¿qué creen? Pues que la candidata favorita de Don Toño no era la profesora Eloína Ruiz Sánchez sino la profesora Martha Cecilia Ramírez Ochoa, por lo que de inmediato esta impugnó el resultado argumentando que la profesora Eloína Ruiz Sánchez “no cumplió con varios requisitos de la convocatoria”.

¿Luego entonces? ¿Cómo pudo la profesora Eloína Ruiz Sánchez obtener su registro ante la Comisión Electoral si no cumplió con “varios” de los requisitos? ¿Por qué la profesora Martha Cecilia Ramírez Ochoa protestó por esta supuesta anomalía hasta después de las elecciones, al saberse perdedora?

“A más tardar el 28 de septiembre pasado el Consejo Técnico Consultivo debió de haber resuelto este problema y haber definido quién era la ganadora, pero por órdenes de Don Toño están retrasando deliberadamente la resolución dando tiempo para que la profesora Martha Cecilia Ramírez Ochoa tramite un amparo”, denuncian docentes simpatizantes de la profesora Eloína Ruiz Sánchez, y agregan:

“Sabemos que Don Toño le ordenó al Lic. Salvador Corral, director del Instituto de Ciencias Sociales, tramitarle un amparo a la profesora Martha Cecilia Ramírez Ochoa; también, al director de Administración de la UJED, Manuel Gutiérrez, al secretario del SPAUJED, Jesús Soto, y al director del CCH, Luis Enrique Rodríguez Ríos, les ha dicho que hagan todo lo posible para que la profesora Eloína Ruiz Sánchez no tome protesta como la nueva directora de la Facultad de Enfermería y Obstetricia. Nosotros sabemos que la profesora Eloína Ruiz ganó limpiamente las elecciones y no vamos a permitir una violación tras otra de nuestra autonomía”.

Ante este anunciado atropello, el miércoles 14 de octubre los profesores, estudiantes y trabajadores administrativos de la Facultad de Enfermería y Obstetricia decidieron tomar las instalaciones del plantel y suspender las actividades escolares hasta que el Consejo Técnico Consultivo emita el dictamen reconociendo a la profesora Eloína Ruiz Sánchez como directora de esta facultad.

“Ya estamos cansados de los abusos de poder y de las arbitrariedades de Don Toño, por lo que vamos a defender nuestros derechos universitarios hasta las últimas consecuencias”, manifiestan los profesores, estudiantes y trabajadores denunciantes, quienes a pesar de dar la cara durante la toma de las instalaciones de la facultad solicitan el anonimato ante el temor de sufrir represalias en el aspecto laboral y en sus calificaciones.

“Sabemos que si no ganamos esta causa justa a varios de nuestros maestros los van a perjudicar y a nosotros nos van a reprobar en algunas materias”, concluyen.

Como se puede apreciar, rectores van y vienen, pero en la UJED predominan más los intereses de una pequeña mafia que el bienestar de su comunidad. Quizá sea el momento para que profesores, estudiantes y trabajadores administrativos de todas las escuelas y facultades de la UJED levanten la frente, apoyen a sus compañeros de la Facultad de Enfermería y Obstetricia y recuperen la dignidad y la autonomía perdidas.

Comentarios

Comentarios

COMPARTIR