La Cofradía de Yale

Sócrates Campos Lemus.

Perdón presidente, al escucharle, usted decía que el Virrey-Videgaray era un chingón y que cambió todo y demostró su lealtad a usted, no al país. ¿Entonces por qué razón lo manda al carajo? Los mexicanos necesitamos una explicación. Si usted le explica al fascista de Trump, creemos que está más obligado a explicarnos a los mexicanos, a menos que no quiera que se conozcan los negocios, transas y corruptelas que se hacen en la reforma hacendaria y en la venta de activos nacionales… así, para qué quiere nuevo puesto el Virrey-Videgaray… necesitaría la denuncia del pueblo mexicano como la que levantó el pueblo guatemalteco para consignar a los corruptos y ladrones, y a ver si de chiripa nos toca en el cambio otro payaso en el poder… yo votaría por Brozo… me cae bien.

Omar Fayad, inteligente y oportuno, viendo la jugada, declaró: ni moches ni diezmos… como que le ve ganitas a Osorio Chong.

“Si alguien necesita de religión para ser bueno, entonces esa persona no es buena, es como un perro amaestrado”, Chagdud Tulku Rinpoche.

Hay veces que el pensar mal le permite a uno encontrar la verdad. Con la pendejada de invitar a Trump a México como si fuera un presidente, ya que llegó al hangar presidencial, le reciben en el mismo altos funcionarios, lo trasladan en un equipo Puma de Presidencia, lo reciben en Los Pinos, rinde su conferencia de prensa en el salón oficial con el presidente al lado, pues es lógico que a Trump le vieron patas de gallo para ser el buitre que nos destruya a los mexicanos.

Hemos dicho que existe en la Universidad de Yale una cofradía, no como la que habla Rafael Loret de Mola en su libro Los escándalos, sobre la Cofradía de la Mano Caída, no, una cofradía mucho peor: la que se encarga con los grandes financieros de controlar la política económica de los países en desarrollo para someterlos a la explotación financiera brutal, y por esa misma razón no se puede dejar de pensar que el gran amigo y compañero de estudios en la Universidad de Yale, William Clinton, esposo de quién ya saben, ha sido el protector y guía de Ernesto Zedillo Ponce de León, así que si el presidente y el Virrey-Videgaray invitan a Trump, están pegando en la línea de flotación de los intereses norteamericanos y en los del grupo financiero que controla la economía y el tráfico de armas, gente, dinero, materias primas y drogas a nivel mundial, así que se atentó no contra la señora Clinton que aguanta todo, hasta los desmadres de su esposo con las chicas del coro, sino contra los intereses de los grandes financieros internacionales que controlan a los “alumnos de Yale”, así que mejor le dieron piso, no le cobraron el piso, le dieron cran como dicen los chavos al virrey-Videgaray, íntimo amigo y socio del presidente, y por esa razón regresa a controlar las finanzas del país otro chico formado en Yale, José Antonio Meade, quién también jugó ese papel en el gobierno panista de Felipe Calderón (Jelipe-botellas), así que, nuevamente, deja de cundir el pánico y retorna la calma, aunque no pasa el encabronamiento nacional y la indignación popular por la traición santanista realizada por el presidente en contra de los mexicanos al invitar a Trump.

Hillary Clinton, podría cobrarse muy caro el desaire que le hizo el torpe presidente Enrique Peña Nieto.
Hillary Clinton, podría cobrarse muy caro el desaire que le hizo el torpe presidente Enrique Peña Nieto.

Cuando empiezan a operar en el país los alumnos y miembros de La cofradía de Yale, es de temerse una gran crisis económica, la que vivimos es brutal, pero la que vendrá será mucho peor, como las que vemos en el horizonte al pensar de que en este sexenio se mantiene una deuda agobiante de los estados, y los bancos privados que obligan a un nuevo rescate económico tipo FOBAPROA para bancos y gobiernos estatales. Además, tenemos que ver que las condiciones económicas son determinantes y deterioradas en todos los rubros, y que estamos en una enorme crisis económica que afecta empleo, producción agroalimentaria y producción manufacturera que alienta en ese desempleo brutal la producción de grandes cantidades de amapola, heroína y marihuana que son las finanzas que salvan algo a la economía nacional, al lado de las remesas de los mexicanos que trabajan en el extranjero.

Así que al parecer solamente el grupo de la delincuencia organizada controlada por policías, banqueros, empresarios, políticos y especuladores financieros, es el que avanza, de tal suerte que la influencia en la narcopolítica y las narcofinanzas se deja ver en todo el país, y en esto no se podrá decir que el gobierno está ajeno, ya que su desinterés en el control de los grupos mafiosos no es tal, sino una bien orquestada forma de operación ante el fracaso financiero y económico del país; en tales condiciones, es de esperar que los miembros de la cofradía política-económica de la universidad de Yale, busquen mantener a flote el deteriorado barco mexicano y limitar los daños que estamos sufriendo, a menos que se deje en manos de la mafia financiera del narcotráfico el poder político del país, tal como puede suceder ante el fracaso de los políticos y banqueros, dando el poder a este poderoso grupo que ya opera como grupo empresarial-financiero y político dentro de los Estados Unidos… ¿Quién será el nuevo Maquiavelo?

COMPARTIR