México, último en Educación. Al gobierno no le preocupa; su reforma se verá en 10 años

Pedro Echeverría V.

  1. Estos malditos gobiernos mexicanos están en el extremo del cinismo y la corrupción, y nosotros hechos unos tontos o cobardes por no hacer nada para defender la educación, al país, a nosotros mismos. Otra vez la OCDE informa que México en matemáticas, lectura y ciencia –de acuerdo a pruebas internacionales aplicadas- ocupa el último lugar, y el funesto secretario de Educación (el señor Nuño) en vez de explicar las causas profundas de esa realidad, señaló que los resultados de la reforma educativa que su gobierno aplica sólo se sabrán “hasta entre 10 años”. ¿Pero qué hijos de su madre son estos gobernantes que dicen y hacen lo que carajos se les ocurra y buscan engañar al pueblo con jaladas como esta de “hasta entre 10 años”? ¿Quiénes son los culpables del profundo fracaso educativo en México de los últimos 30 años?

    screen-shot-2016-12-19-at-6-52-49-p-m
    Aurelio Nuño, un secretario de Educación Pública que a duras penas sabe hablar correctamente.
  2. Ni modo que sean culpables del desplome educativo en México los padres de familia pobres, miserables y con pocos estudios; los estudiantes que en su inmensa mayoría son pobres, y los profesores que dependen de planes, programas y órdenes de la SEP. Es obvio que fueron los gobiernos de Salinas, desde 1988, Zedillo, Fox, Calderón, hasta Peña Nieto, de 2016, los únicos culpables del reciente hundimiento educativo. ¿Puede olvidarse que esos mismos estudios internacionales ponen a México (ahora sí) en primer lugar de corrupción, de asesinatos, de secuestros, en desigualdad, en falta de inversiones en salud y educación, y en inseguridad? Peña y Nuño hace mucho que debieron renunciar así como estar en la cárcel junto a los ex presidentes, pero nada de eso sucederá mientras el pueblo –que sólo le gusta quejarse- siga engañado.
  3. Si el millón y medio de profesores de la SEP y el otro millón de profesores universitarios, politécnicos y demás no estuvieran aplacados y tuvieran algo de entendimiento, la educación en México andaría en altos niveles obedeciendo a su grandeza en número de habitantes, tamaño de su territorio y su grado de desarrollo productivo. Pero puta, todos sus servicios a la población están por los suelos porque el estado de inconciencia es grande y esto es aprovechado por la clase dominante –la gran burguesía y el imperio- para imponer todo su poder. Las permanentes batallas de la Coordinadora (la CNTE) de los últimos tres años y medio demostraron alto nivel de conciencia y valentía de éstos luchadores sociales, pero también que los otros profesores y otros sectores están más que jodidos y dominados por el gobierno, los empresarios y los medios de información.

COMPARTIR