Quejido del Coyote cojo…

De los muros de Jericó a los
de Donald Trump

PÁG. 3 (3).Dr. Salvador Salas Ceniceros.

Josué consultó a Dios y, siguiendo sus instrucciones, los judíos empezaron a dar vueltas alrededor de Jericó, llevando con ellos el arca de la alianza y haciendo sonar clarines y trompetas. Hicieron eso durante días. Al séptimo día, cuando daban la séptima vuelta al lugar, las murallas se derrumbaron solas y las torres se vinieron abajo en medio de una gran polvareda.

Mi voz, como la tuya, puede ser poco audible, pero si juntamos todas nuestras voces con las de los ciudadanos de bien en USA y finalmente con las de todo el mundo, excluyendo a los políticos que solo tratan de llevar agua a sus molinos, podremos derrumbar todos los muros, no solo físicos, que realmente solo sirven para alterar el ecosistema biológico, sino los más peligrosos: la corrupción, la intolerancia, la xenofobia y su hermana mayor LA GENOFOBIA (odio a los genes), que conlleva al genocidio (y nos recuerda, por supuesto, a Hitler).

p02mm0pd

COMPARTIR