Maestros: Más de un año sin sueldo

    Fernando Miranda Servín.

    Son 9 profesores del sistema federal a los que desde hace 14 meses y medio les tienen retenido su salario por negarse a ser evaluados. Los mentores Armando Serrato, Verónica Zamora Contreras, Diana Varela, Mayela López García, María del Carmen Zavala, Hugo Labastida, Giovani Quiroga, Jazmín Piedra, Joselyna Rentería y José Parra (ya cesado) se mantienen firmes en su posición.

    “Nos tienen retenidos nuestros salarios porque no queremos evaluarnos, pero hay muchos otros compañeros que tampoco han sido evaluados y reciben sus sueldos normalmente, cada quincena”, denuncian los maestros afectados, quienes consideran este acto como altamente discriminatorio.

    La SEED, nuevamente fue tomada por profesores en protesta por retención arbitraria de salarios.
    La SEED, nuevamente fue tomada por profesores en protesta por retención arbitraria de salarios.

    En cuanto a su representación sindical manifiestan: “La ex secretaria general de la sección 12, Adriana Villa Huízar, no hizo absolutamente nada para defender nuestros derechos laborales, solamente vio por su bienestar particular pues como todos sabemos fue premiada con una diputación plurinominal en el Congreso local, y el actual secretario general, Ricardo Rentería Medina, tampoco hace nada para ayudarnos a resolver este problema”.

    Así las cosas, el pasado viernes 26 de mayo los profesores afectados, apoyados por un numeroso contingente de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), tomaron por enésima ocasión las instalaciones de la Secretaría de Educación del Estado de Durango, para exigirle al titular de esta dependencia, C.P. Rubén Calderón Luján, que resuelva este problema grave.

    C.P. Rubén Calderón Luján, secretario de Educación, selectiva retención de salarios a profesores, favoritismo en contrataciones y aviadurías en la dependencia que dirige.
    C.P. Rubén Calderón Luján, secretario de Educación, selectiva retención de salarios a profesores, favoritismo en contrataciones y aviadurías en la dependencia que dirige.

    “En una reunión que tuvimos a finales del año pasado con el anterior secretario de Educación, Luis Miranda, se acordó que nos pagarían, y con la llegada del gobierno del cambio pensamos que este asunto se resolvería de inmediato, pero para sorpresa nuestra no ha sido así pues con el actual titular de esta dependencia, Rubén Calderón Luján, nos hemos encontrado con más cerrazón que la que existía con los priístas en el sexenio anterior”, exponen los profesores, quienes agregan que el 2 de mayo pasado se reunieron con el secretario de Educación estatal: “Rubén Calderón nos condicionó a subir evidencias a la plataforma digital del sistema, como los trabajos que hacemos con alumnos, la planeación argumentada y la realización del examen para liberar nuestros pagos, pero no aceptamos. Nosotros seguimos trabajando como siempre en nuestros planteles, pero sin percibir salario”, acusan.

    Los profesores que se encuentran en esta difícil situación laboran en los municipios de Gómez Palacio, El Salto, Nombre de Dios, Vicente Guerrero y Durango.

    Los trabajadores de la educación no entienden la postura del secretario de Educación, Rubén Calderón Luján, pues, comentan: “Sabemos que desde que tomó posesión de su cargo ha hecho contrataciones de personal sin perfil y hasta sin licenciaturas, y a otros funcionarios que en el sexenio pasado cometieron graves actos de corrupción ahí los tiene ocupando altos cargos. También siguen las ‘aviadurías’, hay conocidos periodistas locales y familiares de políticos que aún siguen cobrando sueldos sin trabajar”.

    Y las acusaciones no quedan solamente ahí pues los profesores abundan en que bajo la nueva administración de Rubén Calderón Luján “no nos pagan las prestaciones para lentes, tampoco tenemos credenciales, no pagan los estímulos por 20 años de servicio ni los quinquenios, llegando al extremo vergonzoso de solicitar amparos porque, según el secretario de Educación, no tienen dinero para realizar estos pagos”.

    Los nueve profesores a los que desde hace más de un año les fueron retenidos sus salarios subsisten con el apoyo de algunos compañeros, familiares, amigos y padres de familia, y constantemente realizan actividades de comercio informal. Al no recibir su salario tampoco cuentan con talones de pago por lo que les es negado el servicio médico en el ISSSTE.

    ¿Estaría dispuesto el secretario de Educación del estado de Durango, C.P. Rubén Calderón Luján, y los integrantes del gabinete del gobierno del cambio a trabajar un año dos meses sin percibir salario alguno?

    Comentarios

    Comentarios

    COMPARTIR