La soberbia de Aispuro en Salud y el encubrimiento de corruptos

    Secretaría de Salud del estado de Durango, una de las instituciones en donde más abusos de poder ha habido en el primer año del gobierno del cambio.
    Secretaría de Salud del estado de Durango, una de las instituciones en donde más abusos de poder ha habido en el primer año del gobierno del cambio.

    De la redacción de razacero.

    A pesar de las promesas que hizo en campaña en el sentido de que no despediría a las bases trabajadoras del gobierno estatal en caso de ganar las elecciones, el ahora gobernador José Rosas Aispuro Torres no se tentó el corazón ni siquiera al ser abordado por mujeres embarazadas que le pidieron no ser despedidas.

    “En diciembre del año pasado yo vi a varias mujeres embarazadas que le pidieron ayuda al gobernador Aispuro para no ser despedidas de la secretaría de Salud, pero ni caso les hizo”, refiere una trabajadora de esta institución que nos pide guardar su anonimato.

    Así, de manera injustificada, en la Secretaría de Salud del estado de Durango han sido despojados de sus empleos centenares de personas, mientras otras, ligadas a la administración priísta corrupta del sexenio pasado, por contubernios sucios con los nuevos directivos del gobierno “del cambio”, lograron conservar sus empleos.

    Este es el caso de la Dra. Silvia Areli Rodríguez Barragán, ex titular del programa CACU (Contra el Cáncer Cérvico Uterino), de la Subdirección de Atención a la Salud de la Mujer, quien a pesar de tener investigaciones en su contra por desvíos de recursos federales solo fue cambiada de adscripción, de la Oficina Central de la Secretaría de Salud al Hospital Materno Infantil.

    “Esta doctora no fue despedida por su amistad con la Dra. Patricia Alanís Quiñones, titular del programa CAMA (Contra el Cáncer de Mama) y hermana del Secretario General de Gobierno del estado de Durango, Arq. Adrián Alanís Quiñones. Esta funcionaria, Patricia Alanís Quiñones, simula ganar premios nacionales cuando en realidad el programa que dirige deja mucho que desear pues carece de materiales y equipo para ofrecer un buen servicio a los derechohabientes. También, la Dra. Patricia Alanís Quiñones, usa el personal a su cargo para realizar tareas personales pues al psicólogo del programa CAMA, Daniel Guevara, lo utiliza como chofer, en vehículo oficial, distrayéndolo de sus actividades en horario laboral”, denuncia un trabajador de esta secretaría solicitando el anonimato por temor a sufrir represalias laborales.

    Como este hay cientos de casos de la sucia complicidad de funcionarios del gobierno “del cambio”, cercanos al gobernador Aispuro Torres, para encubrir a servidores públicos que en el sexenio pasado cometieron graves actos de corrupción, pero por amistad o acuerdos indebidos conservaron sus empleos y solo fueron cambiados de adscripción.

    COMPARTIR