Salud, el desastre

    Fernando Miranda Serv铆n.

    18 meses bastaron para que la secretar铆a de Salud del estado de Durango, bajo el gobierno 鈥渄el cambio鈥, se resquebrajara y presentara resultados mucho peores que los que dej贸 el gobierno pri铆sta corrupto que gobern贸 esta entidad el sexenio pasado.

    Bajo la administraci贸n del Dr. C茅sar Humberto Franco Mariscal la secretar铆a de Salud del estado de Durango se encuentra en la peor crisis de su historia.

    Al despotismo, prepotencia y vulgaridad que el titular de esta dependencia, el Dr. C茅sar Humberto Franco Mariscal, ha ejercido desde el primer d铆a de su gesti贸n afectando a la planta laboral, le siguieron la corrupci贸n e ineficacia pues con este funcionario siguieron practic谩ndose los mismos vicios de la administraci贸n anterior.

    Con Franco Mariscal el desastre es tal que los empleados del 鈥渕ejor hospital de Durango鈥, el 450, se quejan en el anonimato: 鈥淓l desabasto de medicamentos y equipo m茅dico es grave, estamos usando las jeringas con el mismo paciente todo el d铆a porque no hay. Tampoco hay sondas para aspirar a los pacientes, no hay cat茅teres centrales ni guantes, ni tubos para entubar a los enfermos, en urgencias no hay reactivos para sodio, para potasio, para magnesio; no hay Alkacide, tampoco hay ventiladores, y en el colmo algunos directivos nos piden que esterilicemos las sondas desechables. Los carros de paro est谩n casi vac铆os, el autoclave est谩 descompuesto鈥.

    En esta secretar铆a, las adjudicaciones directas de contratos est谩n a la orden del d铆a pues por lo general no se realizan licitaciones p煤blicas para la adquisici贸n de medicamentos, equipos m茅dicos y servicios, y solamente los empresarios de Sinaloa y los muy allegados a Franco Mariscal y su s茅quito son los que reciben sus pagos puntualmente. 鈥淔ranco Mariscal debe m谩s de 300 millones de pesos a proveedores que han prestado sus servicios y entregado mercanc铆as a esta secretar铆a desde hace m谩s de un a帽o, lo que est谩 ocasionando que algunos de ellos ya est茅n a punto de quebrar financieramente鈥, denuncian los trabajadores de Salud entrevistados.

    En cuanto al Seguro Popular las cosas no pintan tan bien para este funcionario nocivo: 鈥淓l Seguro Popular es un ente financiador que paga a la secretar铆a de Salud por la atenci贸n que le brinde a cada uno de sus afiliados; la 煤ltima campa帽a de afiliaci贸n fue hace tres a帽os. Durante este gobierno no ha habido ning煤n avance en ese aspecto. Por ineficacia e inoperancia la secretar铆a de Salud no atiende al n煤mero de derechohabientes del Seguro Popular que deber铆a atender y, por lo tanto, el Seguro Popular no paga a la secretar铆a de Salud lo que le deber铆a de pagar, dejando de percibir esta instituci贸n m谩s de 50 millones de pesos en lo que va de este gobierno 鈥榙el cambio鈥. Lo mismo sucede en Cancerolog铆a, espec铆ficamente en la atenci贸n a los ni帽os con c谩ncer, en donde la secretar铆a de Salud ha dejado de percibir m谩s de 20 millones de pesos鈥, detallan los trabajadores denunciantes.

    Recientemente, el Seguro Popular don贸 a la secretar铆a de Salud 20 ambulancias para trasladar a los derechohabientes que lo requieran, 鈥減ero todas est谩n estacionadas en el patio del Hospital 450, empolvadas, sin usarse鈥, relatan los empleados de esta instituci贸n.

    A la fecha, m谩s de 2,500 empleados han sido despedidos injustificadamente por la administraci贸n del Dr. C茅sar Humberto Franco Mariscal: 鈥淒espidieron a m谩s de 2,500 compa帽eros, y contrataron a 1,500 a los que les pagan sueldos muy superiores a los que ganaban los despedidos; tambi茅n, muchos de los contratados son personas sin perfil para ocupar sus cargos, pero son allegados de Franco Mariscal y los principales directivos鈥, exponen los trabajadores de Salud que solicitan el anonimato por temor a sufrir represalias y ser despedidos.

    Adem谩s de esto, el gobierno del estado tendr谩 que pagar conforme a la ley las liquidaciones de centenares de trabajadores que optaron por demandarlo en los tribunales correspondientes por despido injustificado.

    El acoso laboral, otro lastre que lleg贸 a esta dependencia con el gobierno 鈥渄el cambio鈥, no cesa, haciendo menos productivo y m谩s estresante el rendimiento de los trabajadores.

    Ante todos estos abusos laborales, la secretaria general de la secci贸n 88 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretar铆a de Salud, Miriam Vargas Rodr铆guez, ha desempe帽ado un papel m谩s que cuestionable: 鈥淓sta lideresa est谩 m谩s ocupada en ejercer represalias al interior de la secci贸n 88 que en cumplir con sus obligaciones; despu茅s de la muerte del ex secretario general, Dr. Mart铆n Rocha Hern谩ndez, se dedic贸 a imponer a un comit茅 sindical alterno, de facto, ilegal, que ha entorpecido mucho la defensa de los trabajadores. Adem谩s, se sabe, Franco Mariscal le puso una oficina cerca de la secretar铆a de Salud. En este momento Miriam Vargas se est谩 dedicando a otras cosas, menos a defender los intereses de los trabajadores鈥, refieren los empleados indignados.

    P脕G. 5 (2). A la muerte del Dr. Mart铆n Rocha, la nueva lideresa del la secci贸n 88 del SNTS, se dedic贸 a ejercer represalias en contra de los integrantes del comit茅 seccional y la de
    A la muerte del Dr. Mart铆n Rocha, la nueva lideresa del la secci贸n 88 del SNTS, Miriam Vargas Rodr铆guez, se dedic贸 a ejercer represalias en contra de los integrantes del comit茅 seccional y la defensa de los trabajadores pas贸 a segundo plano.

    Y mientras esto sucede, en los patios del Centro de Convenciones Bicentenario, sede del poder Ejecutivo estatal, una y otra vez se menciona la ya inminente renuncia del Dr. C茅sar Humberto Franco Mariscal por el deplorable papel que ha desempe帽ado y 鈥減or estar perjudicando gravemente al gobierno de Jos茅 Aispuro Torres鈥.

    En este contexto, la lucha por el poder ya se est谩 dando al interior de esta secretar铆a: 鈥淔ranco Mariscal quiere dejar como su sucesor al nefasto ex director del Hospital Materno Infantil, Dr. Jos茅 Genaro Alem谩n Ledezma (aqu茅l que fue grabado mientras le arrebataba de manera violenta su tel茅fono celular a la Dra. Laura Mallency F茅lix Sosa, en diciembre de 2016, hecho por el que fue destituido de su cargo), por eso han emprendido una guerra sucia en contra del Dr. Jes煤s D谩vila Valero, Jefe de la Jurisdicci贸n Sanitaria N煤m. 1, a quien un amplio sector de esta dependencia lo apoya para ser el pr贸ximo secretario de Salud鈥, finalizan los trabajadores.

    As铆 las cosas, algo tendr谩 que hacer el gobernador Aispuro Torres para sacar del desastre a esta secretar铆a, pues hasta el momento solo ha habido un gran perdedor: el pueblo de Durango que ha tenido que soportar a un secretario de Salud inepto y a su s茅quito de directivos incapaces, prepotentes y corruptos.


     

    COMPARTIR