Con jabón Motita

Érase una vez un señor que inventó un jabón y lo llamó “Motita”, y cada vez que visitaba una casa para ofrecer su producto pedía le prestarán alguna prenda de ropa para demostrar su efectividad, y decía algo así como: “A cada talladita con jabón Motita su ropa queda limpiecita y oliendo a fresquecita”, hasta que un día le llevaron una prenda interior y por más que tallaba y cantaba, la prenda no quedaba ni limpiecita ni oliendo a fresco. Este chiste era clásico hace algunos años y era tanta nuestra inocencia que nos sonrojábamos porque nos causaba algo de picardía tan solo mencionar el calzón. Y lo menciono porque todos los hombres aparte de preocuparnos por nuestra apariencia física en cuanto a la ropa, también debemos de hacerlo con nuestra “berenjena”, por tal motivo te dejo algunas apreciaciones del por qué siempre es importante cuidar la higiene de nuestro “amigo”.

Aunque puedas dudarlo, es demasiado importante lavar nuestras partes íntimas, hayamos tenido o no relaciones sexuales. Si nos cuidamos al tener sexo, podemos evitar cualquier tipo de enfermedades de transmisión sexual (ETS), así como infecciones indeseables de bacterias o de algún hongo. Lo más recomendable, por supuesto, es usar preservativos.

En cuanto al lavado, es importante decir que no existe una forma correcta de hacerlo, pero sí hay reglas relacionadas con la salud, por ejemplo usar siempre jabón neutro (el jabón Zote blanco es el indicado según los doctores) para matar cualquier bacteria.

Lo más aconsejable es que antes del sexo te des una buena ducha.

Recuerda estas recomendaciones y pasos que a continuación te dejo, por si tienes o no tienes la circuncisión, aunque en este último caso debes prestar más atención debido a la exposición del prepucio:

Lavado correcto de tu berenjena: 

1.- Primero que nada, si tuviste sexo y no pudiste bañarte, ten a la mano papel higiénico sin olvidar el posterior lavado con agua y con jabón. Lavar primero tus manos es fundamental, ya que pueden tener residuos de orina (espero y seas de los hombres que al momento de ir al baño a orinar te seques y no solo sacudas).

2.- Aunque no lo creas, es importante orinar después del coito, esto ayuda a limpiar tu uretra y el tracto urinario, y además sirve para expulsar alguna que otra bacteria y residuos de semen.

3.- Asea con agua tibia tus testículos, pene, ingles, ano (por si practicaste sexo anal), así como tu boca, barba y dientes si es necesario (por aquello que hayas practicado sexo oral).

4.- Es importante que uses un jabón neutro, como lo mencioné líneas arriba, esto para no irritar o dañar alguna de las zonas de tu cuerpo.

5.- Otro punto que no debes dejar pasar es secarte de inmediato en cuanto termines de realizar el lavado, ya que esta zona debe estar libre de humedad; así también evitarás el desarrollo de bacterias.

6.- En cuanto tengas oportunidad, date un baño y vuelve a repetir estos pasos. Cámbiate de ropa interior y cambia las sábanas de tu cama para eliminar los residuos de semen y flujos vaginales.

Te aseguro que con estos sencillos pasos tus relaciones sexuales harán que te sientas cómodo, tranquilo ¡y seguro! 


 

COMPARTIR