Verte siempre bien

De poco sirve vestir bien, lucir buen físico y oler rico si descuidamos algo importante, como es escribir y hablar correctamente.

“Siempre parece que acabas de salir de bañarte”, “siempre tan bien arreglado, sea la hora que sea”, “¿qué haces para siempre verte bien?”, “has de gastar un dineral para lucir bien todo el tiempo”, imagino que tan solo han de ser algunas de las frases que te dicen porque eternamente luces impecable. Y bueno, pues lo primero es que no necesariamente se tiene que invertir una hora en la apariencia antes de salir de casa, aunque inconscientemente ya se tenga una rutina efectiva para sacarse provecho en cuanto al atuendo.

¿Pero qué hacer para lucir siempre bien? Principalmente usar tu talla correcta, ya que al usar prendas de tallas mayores se da la apariencia de ser descuidados o de tener más peso del que en realidad tienes; por otro lado, si usas tallas más pequeñas mostrarás más resistencia a aceptar tu edad, o incluso que le das poca importancia a tu apariencia. El usar la talla adecuada te hará ver con una personalidad más sólida.

Otro de los puntos es que tus prendas luzcan pulcras, aquí no importa si son tenis o botas, siempre hay que traer el calzado limpio, así como la camisa bien planchada y la medida exacta en cuanto al cuello y los hombros; el pantalón con el dobladillo adecuado y la playera en buena condición, sobre todo sin hoyos. El estado de la ropa no comunica la edad de la prenda sino que nos dice lo bien cuidada que está.

Es necesario tener a la mano un blazer y un traje de color oscuro, puede ser negro o azul ya que estas prendas aportan clase en los eventos casuales, y elegancia en los formales. Deja de aferrarte a los tenis, un traje lucirá mejor con el calzado adecuado y limpio.

Hombre

El secreto también está en adaptarte al clima, por ejemplo: en invierno puedes usar un abrigo grueso, mientras que en verano una chamarra ligera, de las llamadas “rompe vientos”.

Debes de tomar en cuenta que tu cabello luzca el largo perfecto, esto significa que se note que has visitado a tu peluquero o estilista; y tu barba, en caso de que la uses, debe estar siempre bien delineada y limpia; cortar los vellos de la nariz y orejas (hay quienes les dicen “los pelos del diablo”), y sobre todo los de las cejas para no parecer “El Loco Valdez”.

Como sabes, el mantener una cara limpia significa fuera labios resecos y adiós intrusos (mocos secos) en tu nariz; tu cara debe estar continuamente bien hidratada, y esto se hace con crema y bebiendo agua durante el día. Otro de los puntos es que jamás hay que descuidar tu sonrisa, esto es que debemos de cepillarnos los dientes tres veces al día y sobre todo visitar al dentista dos veces al año.

PAG-7-2

No descuides tu guardarropa, debes de tenerlo bien ordenado, así podrás elegir rápidamente lo que deseas ponerte y no perderás el tiempo buscando tal o cuál prenda. Aunque no lo creas, también es importante conocer qué te queda y qué no te queda para cierta ocasión, esto te dará más seguridad y confianza.

Comienza a ser uno de los hombres que se conocen a sí mismo, para que siempre te veas bien arreglado y con esto demostrarás seguridad. No necesariamente tienes que seguir modas, simplemente mírate frente al espejo y siéntete cómodo viéndote bien arreglado.


COMPARTIR