Ya no aguantan a funcionaria del Hospital 450

    De la redacción de razacero.

    Un grupo de trabajadores del Hospital 450, de la secretaría de Salud del gobierno del estado de Durango, denuncia ante la redacción de este medio el trato déspota y prepotente que sufren por parte de la jefa de Recursos Humanos, Susana María Bravo Romo, quien sistemáticamente se dedica a hostigar laboralmente al personal de esta institución hasta el grado de hacer cambios de turnos y de áreas entre el personal de manera arbitraria, con el objetivo de fastidiarlos y que renuncien a sus empleos.

    “Susana María Bravo Romo tiene su plaza administrativa en COPRISED con un sueldo muy alto, por lo que no debería laborar aquí en el Hospital 450”,

    manifiestan los trabajadores afectados que solicitan el anonimato por temor a sufrir represalias y perder sus fuentes de ingresos.

    Susana María Bravo Romo, jefa de Recursos Humanos del Hospital 450 de la secretaría de Salud del estado de Durango.

    Esta funcionaria también ha sido señalada en redes sociales por incluir en la nómina a familiares y amigos, y ser protegida de Elvira Barrantes, esposa del gobernador panista José Aispuro Torres.

    Susana María Bravo Romo es hija del secretario de Seguridad Pública del gobierno del estado de Durango, Roberto Bravo Ontiveros, designado en este cargo desde diciembre de 2020, tiempo a partir del cual se ha incrementado sobremanera la inseguridad en esta entidad que sigue ocupando el primer lugar a nivel nacional en incidencia de robo de vehículos. No es la primera vez que familiares de este servidor público son denunciados por cometer abusos en contra de diversas personas.


     

    COMPARTIR