El penthouse del delegado

Jorge Romero Herrera. Corruptazo, el jefe delegacional panista en Benito Juárez.
Jorge Romero Herrera. Corruptazo, el jefe delegacional panista en Benito Juárez.

 

Manuel López San Martín.  

@MLopezSanMartin 

Los escándalos se le acumulan al jefe delegacional en Benito Juárez, Jorge Romero.

De funcionarios -ahora separados de sus cargos- detenidos en Brasil, a sospechas fundadas de homofobia y misoginia en su círculo cercano (El Club de los misóginos y homofóbicos: http://www.sinembargo.mx/03-07-2014), pasando por los múltiples viajes a Las Vegas y el Caribe que en días laborales ha realizado, y el “amiguismo” que prevalece como herramienta predilecta para repartir cargos y posiciones (Lady Garnacha, 09-06-14. http://www.razon.com.mx/spip.php?ar). Ahora, una raya más al tigre: la inmobiliaria Rouz, la favorita del panista, a la que más licencias de construcción ha entregado, le descontó un millón 600 mil pesos en la compra de un penthouse de 234 metros cuadrados en la colonia Del Valle, donde vive.

La Razón lo documentó, y es otra explicación que Romero tendrá que dar. El panista, siendo director general de Gabinete y Proyectos Especiales de la delegación, en ese entonces bajo el mando de Mario Palacios, compró a Rouz el inmueble número 502 del edificio E ubicado en la calle Gabriel Mancera 1542.

De acuerdo con los documentos del Registro Público de la Propiedad, el inmueble originalmente estaba en venta en 4 millones 350 mil pesos, pero el 10 de septiembre de 2010 se lo vendieron al panista en 2 millones 750 mil pesos (Folio Real 1307794 del registro Público de la Propiedad y Notaría 134). ¡Consiguió el 37% de descuento!

Podríamos pensar que sus dotes de buen negociante le dieron para hacerse de un descuentazo, la realidad es que las sospechas crecen cuando se observa el crecimiento de Rouz en Benito Juárez. Desde que Romero es delegado, esa constructora tiene en la demarcación 27 de sus 38 desarrollos inmobiliarios en el D.F. Y si eso no fuera suficiente para despertar dudas, la propia demarcación las alimenta. La delegación que encabeza Jorge Romero afirma “haber perdido” los registros sobre cuántas licencias ha otorgado a la inmobiliaria que le remató el penthouse al actual delegado.

A Romero se le acumulan las preguntas. No aguanta ni la más mínima revisión.

 

(La Razón). 

COMPARTIR