La Diana Cazadora

Réplica de la célebre escultura que se encuentra en la ciudad de México.
Réplica de la célebre escultura que se encuentra en la ciudad de México.

 

De la redacción de raza cero.

La escultura de La Diana Cazadora o La Flechadora de las Estrellas del Norte tiene una historia muy especial que se remonta al año 1942. Fue el entonces regente del D.F., Javier Rojo Gómez, quien por instrucciones del presidente Manuel Ávila Camacho emprendió un programa de embellecimiento de la ciudad de México. Para tal efecto, Rojo Gómez encargó la construcción de varias fuentes monumentales, una de las cuales fue construida por el arquitecto Vicente Mendiola y el escultor Juan Olaguíbel, y fue precisamente esta: La Diana Cazadora.

El Arq. Vicente Mendiola trabajaba para el director general de PEMEX, Efraín Buenrostro Ochoa, por lo que conocía a la joven secretaria de este, Helvia Martínez Verdayes, de escasos 16 años. Y fue el Arq. Mendiola quien le pidió a Helvia Martínez que posara para la realización de la que sería una de las esculturas más famosas del mundo.

De abril a septiembre de 1942, Helvia Martínez posó para el escultor Olaguíbel hasta que la escultura quedó terminada y fue inaugurada el 10 de octubre de ese mismo año en el Paseo de la Reforma, cerca de la entrada al Bosque de Chapultepec, guardando el secreto de la identidad de Helvia Martínez, a petición suya y por el marcado conservadurimo que se practicaba en esa época.

La escultura original de La Diana Cazadora, ubicada en la plaza central de Ixmiquilpan, Hgo.
La escultura original de La Diana Cazadora, ubicada en la plaza central de Ixmiquilpan, Hgo.

Así, un año después, los sectores más ultraconservadores de la sociedad mexicana, representados por la llamada Liga de la Decencia, presionaron al gobierno para que el escultor Juan Olaguíbel le colocara a la escultura un calzoncillo de bronce.

El escultor, previendo la futura llegada de tiempos liberales, instaló el calzoncillo con algunos remaches que, desafortunadamente, dañaron la escultura cuando estos fueron retirados 24 años después, en 1967, bajo la regencia del político hidalguense Alfonso Corona del Rosal.

Helvia Martínez, posando en 1942.
Helvia Martínez, posando en 1942.

Aunque la escultura recuperó su belleza original, no convenció al escultor Juan Olaguíbel para que siguiera siendo exhibida, por lo que este le pidió al regente Corona del Rosal apoyo para volver a fundir una nueva escultura sin defectos de la Diana Cazadora. El regente Corona del Rosal aceptó la petición y adquirió la escultura original dañada para donarla a su pueblo natal, Ixmiquilpan, Hgo., en donde permanece desde 1970.

En 1974, debido a la construcción del Circuito Interior, la réplica de la Diana Cazadora fue trasladada a un costado del cine Chapultepec, en el Parque Ariel, en donde estuvo olvidada durante 16 años, hasta que en 1992, a petición de miles de ciudadanos, artistas e intelectuales, la Diana Cazadora fue trasladada a un lugar más céntrico, en la esquina que forman las avenidas Paseo de la Reforma, Río Mississipi y Sevilla, donde se encuentra en la actualidad.

En ese mismo año, 1992, luego de cinco décadas, Helvia Martínez Verdayes por fin reveló haber sido la modelo de la Diana Cazadora.

Durante mucho tiempo se especuló sobre la identidad de la bella mujer que había posado para el escultor Juan Olaguíbel, y se mencionaba con insistencia a varias actrices famosas, pero fue la misma Helvia Martínez quien en una entrevista para el Canal 22 contó la historia con lujo de detalles y presentó las pruebas fotográficas de las sesiones con el escultor Juan Olaguíbel.

Helvia Martínez hace dos años, en 2012.
Helvia Martínez hace dos años, en 2012.

Helvia Martínez, desde su juventud, fue compañera sentimental del ex director de PEMEX, Jorge Díaz Serrano, con quien primero mantuvo una relación de amasiato y años más tarde se casaría. Jorge Díaz Serrano llegó a ser presidenciable en las postrimerías del sexenio de José López Portillo, pero cayó en desgracia cuando al comenzar el mandato de Miguel de la Madrid fue encarcelado durante cinco años.

La Diana Cazadora es, y seguirá siendo, un emblema característico de la ciudad de México.

COMPARTIR